Grande Marlaska número uno del PSOE por la provincia

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Rubalcaba 2. Vuelve un ministro del Interior a encabezar la lista del PSOE por la provincia. El juez Fernando Grande Marlaska irá de número uno al Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz, decisión que ya ha tomado la Ejecutiva Federal y sabe la Ejecutiva Provincial. El debate se centra ahora en otros puestos. Puede que el PSOE llegue hasta los cuatro diputados y es casi seguro que saque los tres senadores. Al Senado Paco Cabaña se mueve con desesperación, como el que se está ahogando, para encabezar la lista. También se habla de María Jesús Castro, miembro de la Ejecutiva Federal a propuesta del pedrismo-romanismo.

Para el Congreso se está moviendo Juan Carlos Ruiz Boix. En las asambleas que tendrán el PSOE durante la semana que viene van también a votarse nombres  promovidos por el pedrismo-romanismo Cándida Verdier  y Ruiz Cayuso. En la Ejecutiva Provincial quieren mantener a Mirian Alconchel, a pesar de que no cuenta con el apoyo de la alcaldesa de Jerez y secretaria local, Mamen Sánchez. El pedrismo-gonzalismo y el pizarrismo promueven a José Ramón Ortega, María Colón, Pilar González y Alfonso Moscoso, defienden a Paco Cabaña por insólito que pueda parecer.

Parece que salen de la lista Salvador de la Encina y Juan Carlos Campo.

 

Ahora mismo

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Hernán. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Hubo un tiempo en el que me encontraba a menudo con Antonio Cortés Sabariego, aunque en realidad nunca fue mi pediatra (lo fue el padre de Carlos Rosado). Era un hombre muy culto y hablador, que siempre tenía algún comentario inteligente sobre la vida de la ciudad que me trasladaba en la época en la que yo era concejal del Ayuntamiento de Cádiz. Una vez me contó que el monumento a las Cortes de Cádiz de la plaza de España era el único del mundo que estaba rematado por un libro, detalle que suelo recordar de vez en cuando a quien habla de él. Pasado el tiempo la Asociación de la Prensa le encargó , con motivo de su centenario, un cuadro a Hernán Cortés que representa el mismo monumento que con tanta elocuencia explicaba su padre. Cuando se hizo la exposición retrospectiva del pintor en la sala de Unicaja narró sus comienzos , como su padre quería que él estudiase Medicina, los lápices que le regaló su madre y la manera en la que Dámaso Alonso, convenció a su padre para que permitiese dar salida a la pasión por la pintura que a la postre nos ha traído un excelente pintor y, a mi modesto entender, un retratista como hay pocos en España. Hernán, además de la habilidad por todos conocida para la pintura, tiene otra que a mi juicio resulta extraordinaria: la elocuencia. Es capaz de explicar su obra o cuadros ajenos con unos comentarios que te hacen abrir lo ojos para lo que hasta ese momento parecía oculto. He tenido el privilegio de visitar el Museo del Prado acompañado por él mientras nos ilustraba con algunos comentarios sobre historia, sobre técnica pictórica o sobre cómo un cuadro ha influido en la historia del arte . Ahora miro esas pinturas de manera diferente. Recuerdo vivamente cómo Hernán explicaba también la relación entre música y pintura a partir de los gustos de su madre, asunto sobre el que uno, un completo ignorante en todas las ramas del arte, nunca había pensado. Hay algunos cuadros de Hernán que siempre me llamaron la atención: los retratos de Jesús de Polanco, Felipe González, Javier Pérez Royo, Dámaso Alonso, Carmen Bustamante o José María Pemán. Este último en la Casa Pemán, influido quizás por la famosa foto que le hizo al poeta Marisa Flores para El País cuando el Rey Juan Carlos le puso el Toisón de Oro. La Asociación de la Prensa luce orgullosa en su vestíbulo el cuadro que hizo Hernán hace 10 años y que sirvió como recuerdo a todos sus socios y colaboradores con un cuidado grabado numerado y firmado cuyo número uno se le entregó al actual Rey de España.

Fernando Santiago

Macarti

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Un poco de orden

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Se comieron la acera

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Salen

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Sin gafe

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

El Naufragio en Palencia

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Un quemasangre

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2019

Premios

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

COROS
Los del patio
La nueva era
El batallitas
Ópera Cádiz

COMPARSAS
Los carnivales
La gaditanissima
El Marqués de Cádiz
Los luceros

CHIRIGOTAS
La maldición de la lapa negra
Daddy Cadi
Los quemasangre
Las cosas del destino

CUARTETOS
Brigada amarilla (agüita con nosotros)
Este año nos retiramos

David Navarro se retira

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Salvo cambio de opinión de última hora, David Navarro no va a repetir en las listas de Adelante Andalucía . La imposición de Martín Vila como número tres tendría que desplazar a David Navarro al 5, lo que ha sido considerado por el concejal de Hacienda como una humillación , por lo que ha decidido no presentarse.

Como se sabe, hay una antigua rivalidad entre Martín y David a raíz de las primarias en IU, cuando el aparato del partido dio un pucherazo a favor del hoy concejal de Urbanismo.

Se jubila de la política a los 78

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Se avecina escabechina

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Las direcciones nacionales de los partidos se disponen a aplicar el puño de hierro a la hora de confeccionar las listas. Desde Genóva terminarán con la calma sorayista que había imperado hasta la fecha con el dictado de Antonio Sanz. Ya no irá Teófilam el asunto es saber si María José García Pelayo y José Ignacio Landaluce repetirán, con el ofrecimiento público de José Blas Fernández que supongo, no surtirá el menor efecto a la hora de elegir los nombres, con el agravante de que habrá menos puestos para repartir: un diputado menos y dos senadores menos , quizás incluso los tres.

Desde Ferraz no se dice nada pero tiene toda la pinta de que Mirian Alconchel y Paco Cabaña están fuera. El segundo más que amortizado después de 35 años de dedicación profesional a la política, qué tiempos aquellos del Grupo Janda que venía a regenerar la política. El PSOE puede sacar los tres senadores pero Cabaña tiene todas las papeletas para volver al instituto, si es que alguna vez fue y si sabe incluso dónde está destinado. Sería la primera vez en su vida que daría clase. Podría intentar el método de contar chistes ,que es lo que mejor se le da. Ya no tiene ni a Susanita ni a Luis Pizarro a quienes  llorarles. Salvador de la Encina quería ir a la Autoridad Portuaria de Algeciras pero el destino se ha cruzado en su vida y ya no puede, aparte de que fue un susanista de primera hora. Juan Carlos Campo, a pesar de haber  participado más de la media, tampoco sabe si seguirá, a pesar de que no se ha destacado en las luchas internas. El sanchismo en la provincia es pequeño y dividido. Por un lado el sahchismo-romanismo y por otro Fran de la Jungla. A ver quién coloca a sus peones. Mientras tanto la pugna por la Diputación un mes después, con un grave conflicto abierto en La Línea. Juan Carlos Ruiz Boix quiere ir al Congreso o al Senado.

Podemos cometerá la torpelía de siempre: poner de número uno a la amiguita de Pablo Iglesias y dejar a un tipo decente y trabajador como Juan Antonio Delgado de número 2, con el agravante de que el partido va en caída libre y cabe la posibilidad de que solo saque uno, el escaño tradicional que sacaba IU en sus buenos tiempos.

Tío Fernando. Por Julio Malo

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

FLOTA BARCOS DE GUERRARecuerdo con cariño a ese marino delgado y alto más parecido a un niño grande que al vicealmirante Fernando Corominas como se le conocía cuando no jugábamos en el jardín de mi casa gaditana con los soldaditos de goma. Hermano chico de mi abuela guixolenca, gentilicio de los naturales de la Sant Feliu de Guíxols, localidad costera del Bajo Ampurdán, en la Cataluña profunda solar de esa rama de mi familia con treinta y dos apellidos catalanes, circunstancia realmente escasa ya que el territorio acogió una fuerte inmigración procedente de Francia en el siglo XVIII a causa de una hambruna que por entonces padeció el país vecino. Pensar ahora en él despierta una cierta perplejidad entre personaje tan bondadoso y la rudeza de un oficio que había atravesado las terribles vicisitudes de la guerra civil. Mi relato sobre sus peripecias procurará ser fiel a la realidad o, en todo caso, a mis recuerdos personales, lo cual viene a ser lo mismo.

 

Cuando se produce el levantamiento militar contra la república Fernando Corominas Gispert era oficial del Cuerpo General de la Armada, en ese momento la mayor parte de los oficiales y jefes de la misma estaban implicados en la rebelión, si bien los suboficiales y la marinería controlaron la situación de manera que la República conservó la práctica totalidad de la flota. El sevillano Miguel Buiza Fernández-Palacios y tío Fernando, ambos por entonces capitanes de corbeta se mantuvieron leales al gobierno de la nación. Buiza fue nombrado almirante jefe de la flota republicana, mientras que a tío Fernando se le encomendó la base de submarinos localizada en Cartagena. A partir de ahí el destino de ambos marinos fue muy diferente. Buiza permaneció hasta el final de la guerra leal a las autoridades republicanas. Finalmente entrega los barcos al gobierno de la República Francesa en la base naval de Bizerta, en Túnez ingresando después en la Legión Extranjera con el grado de capitán, participando en la Segunda Guerra Mundial tras la cual se le concede la alta condecoración conocida como Legión de Honor. En 1947 participa en la Operación Éxodo que transporta contingentes de judíos a Palestina para la fundación del Estado de Israel, epopeya que recoge la película de Otto Preminger en1962, protagonizada por Paul Newman.

 

Si la trayectoria de Miguel Buiza se caracteriza por la lealtad, la de tío Fernando se pierde en una nebulosa cuyos pormenores desconozco pero que acaba por desertar de la Armada Republicana para incorporarse al bando que finalmente ganó la guerra. Creo haberle escuchado que justificaba aquella historia porque siempre participó de las ideas del alzamiento y el tiempo que permaneció al servicio del gobierno republicano lo hizo actuando como espía. Yo recuerdo haber buscado en la profundidad de sus ojos azules, como ese Mediterráneo que le vio nacer, las turbulencias de un marino de guerra perdido entre dos banderas. Tal vez por eso abandonaba el salón donde los mayores jugaban al bridge para unirse a la pequeña banda libertaria de sus desalmados sobrinos ingenuamente irredentos. Con ese pequeño grupo de proscritos llegó a comportarse como uno más y algo de su liberalidad poco común entre marinos de su rango también se deslizaba en alguna conversación que escuché en el circulo de los mayores. Comparaba las revoluciones soviética y francesa, si bien tras un baño de sangre ésta aportó los principios de la democracia moderna, el pensaba que la soviética acabaría por dejar una herencia de socialdemocracia avanzada.

 

 

JULIO MALO DE MOLINA

Bolardos de quita y pon

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

El estado de la Pérgola

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Políticamente incorrecto

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Agrupaciones por Artesano Macarro

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019

Unas lagrimitas

Fernando Santiago Muñoz | 2 de marzo de 2019