Con la venia

Ruinas de las Puertas de Tierra

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Cádiz, 15-10-1948. Ruinas de la Puerta de Tierra, en Cádiz, en cuyo centro se encuentra la entrada principal de la ciudad y durante mucho tiempo única entrada por tierra. EFE.

Etiquetas:

Parkin by the face

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Los vehículos que han encontrado su aparcamiento particular en San Juan de Dios.

Etiquetas: ,

Franco en Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Cádiz, 15-10-1948. El Jefe del Estado, Francisco Franco (centro), se despide tras asistir a la celebración de una salve en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario Coronada, donde también ha recibiod la medalla de Caballero del Rosario. Franco realiza un viaje oficial a Andalucía. EFE

Etiquetas:

Alguien bebe detrás de la puerta

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Los cofrades, también se toman sus copitas

Etiquetas: ,

Explosión

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Cádiz, 21-8-1947. El edificio de la Casa Cuna del Niño Jesús ha quedado casi destruido tras la explosión del polvorín de la Armada, que ha asolado la ciudad. EFE / E.G. de Movellán.

Etiquetas:

Entierro de Falla

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Cádiz, 9-1-1947. La comitiva fúnebre del compositor Manuel de Falla, presidida por el subsecretario de Educación Nacional, Jesús Rubio García Mina, y el prsidente de la Real Academia de la Lengua, José María Pemán, recorre las calles de Cádiz. EFE / E.G. de Movellán.

Etiquetas:

Guadalcacín

Fernando Santiago Muñoz | 25 de febrero de 2012

Jerez de la Frontera (Cádiz), 27-5-1946. El Jefe del Estado, Francisco Franco (3º izda.), a su llegada al pantano de Guadalcasín durante su visita a Jerez de la Frontera. EFE

Etiquetas:

Hitos

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Cada vez que se va a hacer un edificio o alguna obra y antes ya se le califica de “hito” me echo a temblar. El síndrome Guggenheim: la ansiedad por destacar. Pepe Mier quería hacer dos hitos: una aerogenerador diseñado por Norman Foster en el recinto fiscal de la Zona Franca y una torre mirador en La Loma del Puerco. Parece que los tiempos no están para hitos y que el nuevo delegado de la Zona Franca no es tan audaz como Pepe Mier. Quedarán para el cementerio de proyectos olvidados que escribirán a medias Carlos Ruiz Zafón y José Antonio Hidalgo.

Navantia

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Dice Luis Pizarro que hay técnicos de Navantia que defienden agrupar los tres astilleros de la Bahía en Matagorda. Si lo dice Luis Pizarro será  así . Digo yo ¿es una tontería? Lo importante es garantizar el empleo, hacer viable la empresa en lugar de mantenerla en estado catatónico año tras año. No sabría decir respecto al suelo que ocupa la antigua Bazán en San Fernando, pero en la ciudad de Cádiz el suelo de Navantia creo que tendría  usos generadores de riqueza si se garantiza el empleo y la actividad al otro lado de la Bahía. A mí no me parece ningún disparate. Ya digo: lo importante es garantizar  la actividad y para ello hacer más eficiente a la empresa. No hace falta ser economista para pensar que los centros agrupados harían una factoría  mucho más operativa.

Etiquetas:

Enemigos

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Dedicado a Piero.

Dación JARL

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Cuando vi eso que De Guindos llama un Código de Buenas Prácticas o algo por el estilo, relativo a la dación en pago, pensé que dado su extraordinario parecido con Chiquito de La Calzada le podían haber puesto Dación JARL o Código JARL. “Ese fistro de dación”.

A uña de caballo

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012


A varios turnos y a toda pastilla para terminar la obra de San Juan de Dios el 19 de marzo. Sería ideal idéntica celeridad en otras obras (segundo puente) para que la ciudad esté en eso que los cursis llaman “estado de revista” que al final no es otra cosa sino una frase militar.

Etiquetas: ,

El espacio público

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Con la venia

NO sé si es un hándicap español, si andaluz o si en Cádiz se da de manera especial pero creo que tenemos un problema de educación y con el cuidado del espacio público. Estos días nos hemos alarmado por cómo han tratado la ciudad los visitantes o, si lo prefieren, los ciudadanos que durante unos días han ocupado las calles de Cádiz con motivo del carnaval. Días antes llamó la atención la manera en la que la ciudad se preparaba para la llegada de las hordas: jardines vallados, fuentes cubiertas y todo tipo de precauciones para evitar el destrozo del mobiliario urbano (con un gasto cuantioso en medidas preventivas). No obstante han llamado la atención los graffiti en la fachada de la Catedral y el persistente olor a meados por todo el centro. Cádiz lleno de residuos y de efluvios. No podemos echarle la culpa, tan sólo, a los visitantes. Hay algún problema con la educación de la sociedad. Ni siquiera tiene que ver con que sea carnaval, la fiesta del desenfreno. En Semana Santa después del paso de una cofradía hay una alfombra de cáscaras de pipas y cacahuetes , de bolsas de gusanitos y de todo tipo de basura. Y se supone que los seguidores de esta fiesta son gente de orden y todos ellos fieles cumplidores de las normas de la Santa Madre Iglesia. Eso por no hablar de la cera que dejan caer despreocupados los penitentes como si el suelo de las calles no fuese de nadie. El mismo ruido que a unos les parece insoportable en carnaval a otros se los parece en Semana Santa. Ruido al fin y al cabo, uno para mayor gloria de la Pasión de Jesucristo y otro descreído. Las barbacoas tampoco tienen religión pero ¿a qué dios rezan los que tiran envoltorios al suelo, los que sacan a sus mascotas a hacer sus necesidades a la calle, los que hacen botellón, los que dejan sus enseres domésticos estropeados en las aceras, los que rompen papeleras? No se trata, pues, de una creencia. No creo que un católico cuide más la ciudad que un musulmán o un ateo. Creo que en nuestra sociedad hay un desprecio absoluto hacia lo público. Que la gente hace en la calle lo que no haría en su casa: no creo que nadie mee en el pasillo de casa, ni deje una litrona vacía sobre el suelo del salón ni se ponga a dar gritos o a hacer el cafre en la cocina. Es verdad que las fiestas populares son un breve receso en las ciudades a la hora del cuidado del entorno común. Pero me malicio yo que algo hacemos mal en la educación de nuestros hijos o en la formación de la opinión pública cuando una mayoría trata de esta manera los lugares comunes. No sé si es que en el norte de Europa no hay tanta vida en la calle ni tantas fiestas populares o es que la gente es más civilizada. O siguiendo a Max Weber, algo hay en la educación católica que la sitúa en un plano de inferioridad frente al calvinismo o al protestantismo. Puede que el clima y la energía vital del sur juegue en contra nuestra. Eso sí, somos luego los primeros a la hora de exigir a nuestros gobernantes. A veces ya no es ni la fiesta porque hay algunos que no saben reivindicar sin destrozar el mobiliario urbano, en esta ocasión movidos sin duda alguna por cualquier noble causa.

Etiquetas:

Los jinetes de la pocacrisis

Fernando Santiago Muñoz | 24 de febrero de 2012

Etiquetas: ,

¿Dónde estaba Antonio Burgos en mayo de 1968? Respuesta:

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

¡Vivan los estudiantes!

Cómo le rejuvenece a uno esto de que los estudiantes se echen a la calle. A los puretas del Caribe nos recuerdan Mayo del 68, cuando si es verdad lo que dicen tantos, que corrían delante de los grises, la calle San Fernando debía de ser de ancha por lo menos 50 veces más que La Palmera y de larga más que la SE-30. Y de caballos debía de tener la Policía Armada más que Diego Ventura, Álvaro Domecq, Hermoso de Mendoza y los Peralta juntos. El Séptimo de Caballería era el Escuadrón del Porvenir a su lado. ¡Dios mío de mi alma, cuánta gente corrió delante de los grises y qué cantidad de caballos tenían! Yo creo que son los mismos que presumen de que fueron ellos, precisamente ellos, los que boicotearon la conferencia de Fraga en la Universidad. Según lo cual, como apuntó el profesor don Vicente Flores, si eso es cierto, Fraga no habló en la Facultad de Derecho, sino en el Campolbetis. Qué cantidad de gente lo pateó, lo silbó y lo abucheó, hasta que Don Manuel se mosqueó, se bajó del estrado, cogió, se puso el meyba y se fue a Palomares a pegarse un bañito con el embajador americano, para que se le pasara el enfado de la Hispalense.
Puedo contar todo esto de Mayo del 68 porque en Mayo del 68 yo no estaba allí ni se me esperaba. Yo estaba en el Mayo del 68 Gaditano. En el Carnaval disfrazado de Fiestas Típicas Gaditanas como forma de supervivencia frente a la dictadura. Y en Cádiz no corríamos delante de los grises, sino detrás de las agrupaciones, que era más bonito, para escucharlas por los baches y almacenes, para aprender a hacer compás de nudillos en los mostradores de la Viña, mostradores de mi barrio. En Mayo del 68 para mí no hubo grises, sino luminosas coplas de “Los Senadores Romanos” de Paco Alba o de “Los Mayordomos”, la primera comparsa que sacó mi compadre Antonio Martín: “El tanguillo gaditano/ se está perdiendo/y es una pena”. Así que estas manifestaciones estudiantiles ante las sedes del PP, como está mandado por la consigna del día a través de las redes y trasmallos sociales, me han recordado los pregonados viejos tiempos de los grises. O los tiempos, no tan lejanos, del Gobierno de ZP en La Moncloa y de Chaves en la Junta (¡antié!).
Me encanta que los estudiantes protesten ante la sede del PP igual que protestaron en Ferraz cuando se supo que en España habíamos llegado ya a los 4 millones de parados. Me encanta que protesten ante la sede del PP igual que protestaron ante el Ayuntamiento cuando salió la foto de Torrijos con las gambas, langostinos, cigalas, langostas y bogavantes por delante, entonando el revolucionario canto de “¡A las mariscadas, a las mariscadas, por el triunfo de la buena digestión!”. Me encanta que los estudiantes protesten ante la sede del PP igual que protestaron ante San Telmo cuando supieron que los tíos se gastaban en cocaína el dinero de los parados.
Me encanta que los estudiantes protesten ante la sede del PP igual que protestaron ante la Consejería de Trabajo cuando se descubrió la tostá de los ERES. Me encanta que protesten ante la sede del PP igual que protestaron ante la del PSOE en la calle San Vicente cuando se supo que los mejores negocios los hacían las empresas donde estaban colocados los cien mil hijos de San Luis, digo, de Chaves. Me encanta que los estudiantes protesten ante la sede del PP igual que protestaron ante la Delegación del Gobierno, cuando era del PSOE, al saberse lo del fondo de reptiles, o ante Mercasevilla al descubrirse la mangoleta, o ante Cajasol contra la Torre Pelli.
Me encanta, sobre todo, que los estudiantes e indignadas islas adyacentes tengan ahora un tan alto sentido progresista de la responsabilidad que nadie puede creer en Europa que esto es Grecia sin Partenón.

Puente

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

Llegan los problemas a Astilleros y estos se trasladan, como ya es tradición, al tráfico en el puente Carranza. En horario laboral. Me malicio yo que cuando el PP presente sus presupuestos no habrá BAM ni habrá segundo puente, por eso ahora el gobierno guarda silencio sobre ambos temas. El que viva lo verá.

SER Viajeros

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

José Vicente Dorado hace mañana su último SER Viajeros, despues de 14 años . Programa especial de despedida de Chevi. Colaboré algún tiempo con ese programa haciendo un pequeño espacio titulado Corazón de Viaje, que usaba la sintonía de la canción de Joaquín Sabina(versionada por Ana Belén) “Peces de ciudad” en la que contaba algunas de mis experiencias. Compartí espacio con Antonio Galeano, hoy ascendido a director de comunicación del Real Madrid. Dos veces, que yo recuerde, ha venido Chevi a hacer su programa a la Asociación de la Prensa de Cádiz, entre otros el día que la inauguramos. Gran persona, gran profesional, gran amigo. Su principal defecto es que usa chaleco. Se va destinado a Valencia, donde no sé cómo se tomarán lo del chaleco. Seguro que allí lo hará tan bien como lo ha hecho aquí todos estos años.

Experiencia extrasensorial

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

Si usted tenía en la radio puesto el 990 de onda media hoy a las 13.50 y de repente salió una marcha procesional no debería  haberse extrañado ni haber confirmado que era Radio Cádiz de la SER.  Que ayer fue miércoles de ceniza.

El último refrito

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

1.Si me permiten una temeridad: mientras más escucho La Sereníssima más me gusta. A mi modesto (y sordo) entender tiene la mejor música y está cantada mejor que ninguna otra. No entiendo bien lo que cantan, pero eso me pasa con la mayoría de las comparsas , lo que al final las iguala mucho ante mi duro oído. Entre la altura poética y las voces tan agudas mis pobre sentidos se quedan estupefactos. Así que me quedo con la música de La Sereníssima. La presentación y el estribillo me parecen excelentes. Luego tienen el carácter autobiográfico de las cosas que hace Juan Carlos Aragón y a mí, pobre mortal, no me interesa mucho la vida de Juan Carlos Aragón. Pero eso son rarezas mías. Me da la sensación de que cuando pase el tiempo , de todas las agrupaciones de este año, será la que más se recuerde. Lo del italiano es una rareza más de las que gusta cultivar el autor, que vive pendiente del personaje que él mismo se ha creado. Es muy fatigado interpretarse a uno mismo constantemente o a mí me lo parece.

2. No sé qué le pasa al Yuyu que parece enfadado con el mundo. Destila una agresividad que para sí quisieran los pupilos del Cholo Simeone. Tiene un trabajo magnífico, bien remunerado. Es una persona querida y admirada en su ciudad. Ha hecho chirigotas excelentes. La gente le pide constantemente que vuelva y él reacciona ante todo esto con amargura. Con lo corta que es la vida, más todavía para los que no creemos en otra…

3. Ya sé que es un espacio común, pero el carnaval de la calle es mucho más divertido. Con todas sus imperfecciones y problemas, pero las coplas son más inteligentes y atrevidas. Incluso me parece que los grupos se lo pasan mejor. En cualquier caso sí creo que los ciudadanos nos lo pasamos mejor con ellos. Hay algún divismo en los grupos más seguidos, pero eso es imposible de impedir. Todo el mundo tiene su alma en su almario. Pero se oye más ingenio en dos grupos de la calle que en varias sesiones del Falla.

4.Quizás los medios de comunicación le hayamos dado demasiada importancia al concurso. Se ha creado un Olimpo gaditano en el que ya no sólo están los autores, cosa normal, sino toda una pléyade de intérpretes conocidos por los motes más catetos . Algunos locutores se regocijan en repetir los motes en un alarde de conocimiento. Lo que sí ha cambiado para siempre el concurso es la tele. De eso no hay duda. Se actúa pensando en los gustos del jurado y en la tele. En las letras que van a dar puntos y en los efectos que van a dar contratos. De manera especial Canal Sur, que ha convertido el concurso en una ceremonia cateta y ramplona. Lo bueno que tiene la tele es que hay 40 canales y que en la vida hay miles de cosas distintas que hacer. Y está el gran invento del mando a distancia: uno graba y cuando sale el presentador con el esmoquin y la manzanilla se le da a avanzar y se salta la gracieta ramplona o la simpleza de turno. Maravillas de la tecnología que hace desaparecer la jeta más horrorosa o el comentario más simplón.

En Tela de Juicio

Murallas

Fernando Santiago Muñoz | 23 de febrero de 2012

Ahora que se ha abierto una exposición sobre las murallas del Caribe conviene resaltar que la que se iba a hacer sobre las murallas de Cádiz comisariada por Rafael Garófano ya no se va a hacer. Paradojas.

Etiquetas: ,