Con la venia

Santa María del Mar

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Grande Javier Ruibal

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

 

 

 

 

 

Grande Javier Ruibal, un lujo para la provincia. Emocionante interpretación de Silvia Pérez Cruz. Recuerdo ahora las dos veces que le encomendamos a Ruibal la composición e interpretación de sendas canciones para series documentales. No sé si fue la primer avez que Ruibal componía para un audiovisual pero permítanme recordarlo ahora.

 

 

Pureza

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Al ataque

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Millonetis comprometidos. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

El alcalde y concejal para la Transición Ecológica dijo que ya no hay excusas para que la gente se instale paneles fotovoltaicos destinados al autoconsumo de energía. Me pareció una apreciación un tanto osada aunque como el movimiento se demuestra andando estaremos atentos cuando pasen unos meses para saber cuántos concejales del Equipo de Gobierno se han colocado los paneles en sus domicilios y cuántos de los edificios municipales lo tienen. Hay un primer problema: la mayoría de los edificios de Cádiz no tienen sitio para colocarlos bien porque las terrazas están ocupadas por áticos de uso privativo bien porque son muy pequeñas para las necesidades de la instalación. En segundo lugar veo muy problemático que las comunidades de propietarios, por pequeñas que sean, se pongan de acuerdo para un gasto de esta naturaleza. Habría que modificar la ley de la propiedad horizontal con el fin de obligar a las comunidades a proceder a esta inversión . En último lugar, si me permiten la osadía, voy a contar mi experiencia personal como el ingenuo que soy: en mi edificio somos tres propietarios, por lo que es relativamente fácil ponernos de acuerdo al respecto, como así hicimos. Fuimos a Eléctrica de Cádiz donde nos recibió una chica muy amable en el sótano del edificio. Allí nos informó de las condiciones, se quedaron con nuestros datos y fueron a casa para hacer el proyecto(previo pago de 50 euros). El resultante es desolador: la instalación cuesta 6.000 euros, de los cuales 4.000 son considerados “gastos de instlación”. De esa parte nos podíamos deducir hasta un 30% en el IBI a lo largo de cuatro años. También hay una bonificación del Impuesto de Obras. El chocolate del loro. Por si fuera poco el mecanismo que te ofrecen significa que te comparan el Kw excedentario que genere tu instalación a 0,5 mientras te lo venden(los días sin sol, como estos) cuando lo necesites a 0,7. Por supuesto sigues pagando en tu recibo de la luz todas las tasas y recargos que aplica el Gobierno: la gestión de los deshechos de las nucleares, el cierre de las minas de carbón, etc. Te dicen que la amortización es en un plazo de 20 años por lo que me vino a la memoria la frase de Keynes: a medio plazo todos calvos. Se suponía que este tipo de asuntos estaba de asesora Alba del Campo, la Licenciada en Ciencias de la Información que nos trajimos de Madrid. Conclusión : el programa municipal de autoconsumo es para millonarios con conciencia ambiental, si eso existe en Cádiz.

Fernando Santiago

Pin y pon

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Er Cossi

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Un caradura

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

El tiempo pasa

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

San Severiano

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Vaya lío

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Plaza Jesús Nazareno

Fernando Santiago Muñoz | 26 de enero de 2020

Polémica

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Lo importante

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Demandas

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Premio Pérez Llorca

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Vandalismo

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Demoliciones. Por Julio Malo

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

DEMOLICIONES%202Las ciudades históricas son también órganos a través de los cuales fluye la vida y más que por sus edificios están compuestas por el tejido de actividades humanas que soportan; por sus vecinos y por sus espacios de convivencia. A lo largo de su vida toda ciudad necesita renovarse, planear los desarrollos que fueran necesarios y ejecutar las operaciones de reforma interior precisas para mantenerse vigorosa. Desde la concepción democrática de la polis, es preferible que toda intervención sea producto del modelo de ciudad decidido libremente por sus habitantes, no por intereses privados ni por poderes despóticos. Así se puede justificar la demolición de un edificio sin interés para abrir un espacio público o levantar un equipamiento, nunca para la obtención de lucro. Muchas de nuestras ciudades históricas han perdido buena parte de su identidad por motivos especulativos, frente a tal desastre se produce una reacción que condujo a una cultura de protección del patrimonio que actualmente no se queda en la buena arquitectura del pasado remoto sino que incluye también a los edificios del Movimiento Moderno (1920-1970). La Fundación Docomomo Ibérico elaboró un “Inventario de la arquitectura del siglo XX en España” (2007) mediante un proyecto coordinado por el arquitecto sevillano Carlos García Vázquez que incluye 5.600 obras de las cuales 1.063 se encuentran en Andalucía, recogidas por el Instituto de Patrimonio Histórico en su catálogo de arquitectura contemporánea. En Cádiz se encuentran tres de estas piezas catalogadas: Náutica (1968), Tiempo Libre (1976) y Puerto América (1994), amenazadas en algún momento por la demolición.

 

El abandono de la elegante Escuela Oficial de Náutica y Pesca, de Laorga y Zanón, es producto del disparate que supuso arrojar los usos universitarios, desde un entorno urbano propicio a la convivencia, a un espacio natural que hubiera merecido su preservación. Ese modelo de campus universitario disperso al estilo norteamericano ha revelado notable ineficiencia. La escuela refleja la luz de Cádiz ofreciendo un equilibrio cromático limpio mediante piel de placas calizas que ha soportado muy bien el abandono desde su cierre en 2008. La Junta de Andalucía pretendió demoler una construcción marinera tan bien ubicada, con su proa asomada a la ensenada de La Caleta, siguiendo una viciosa práctica de hacer caja vendiendo el patrimonio de todos. Los tribunales de justicia salvaron a Náutica de la piqueta al desestimar el recurso que solicitaba la declaración de estado ruinoso. Ahora se ha generado un movimiento social de exalumnos y amantes de la mar para exigir que este barco de piedra vuelva a navegar por el borde universitario, el cual se va a extender desde la Alameda hasta el recuperado Hospicio.

 

La Residencia de Tiempo Libre se cierra también en 2008 al descubrirse una infección de legionella, fácilmente resoluble pero que sirvió de disculpa para clausurar el bello edificio inspirado en la moderna arquitectura inglesa de los años sesenta, sustituyendo el uso público de vacaciones sociales por un hotel privado. Afortunadamente la firma Q Hotels ha apostado por mantener la pieza original, toda vez que se ha confirmado el buen estado de su estructura. Peores perspectivas planean sobre Puerto América, de Carbajal y Otero, elegante tejido de láminas blancas configurando hito de la ciudad al mar. La sociedad hotelera adjudicataria proyecta demoler pese al perfecto estado de conservación que presenta. Sin embargo, el edificio se compone de losas y pantallas de hormigón armado de alta resistencia, cuyo desmontado resultará muy costoso y puede  generar un nocivo impacto ambiental por la polvareda tóxica que levantaría.

 

JULIO MALO DE MOLINA

Marisol en Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020

Mañana

Fernando Santiago Muñoz | 25 de enero de 2020