Con la venia

De qué se trata que me opongo. Perezosos. FSM

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

Estamos creando una sociedad de perezosos. Parece que la industria y la técnica buscan la manera de que el ser humano se esfuerce lo menos posible, hasta límites bochornosos. Si este proceso fuera con objeto de que la persona dedicara su tiempo a una actividad intelecutal me parecería fantástico pero me  malicio que no es el caso Ahora parece que abrir un maletero con el pie es la cumbre de la ciencia, un ordenador “de a bordo” capaz de aparcar por nosotros o de llevarnos al más recóndico lugar resulta imprescindible,  como antes lo fue el cierre centralizado, la llave a distancia, las persianas mecánicas en las casas y, ahora, un depósito mensual para el detergente de la lavadora. La lista es larga, si antes el martillo sustituía al puño y la rueda al pie, ahora hay lavavajillas, lavadoras, secadoras e incluso un aparato al que te puedes dirigir para que comience a ejecutar cualquier función en la casa. Debe ser una vivienda inteligente, como antes había edificios inteligentes, también conocidos como listillos. La vivienda inteligente es aquella donde mientras más inteligencia suman los aparatos menos tienen sus inquilinos, un desarrollo inversamente proporcional. Algo parecido pasa con los coches, que cada vez precisan menos la acción del hombre hasta el punto de que hay ya coches autónomos conducidos por algún ordenador o cerebro superior. Ojalá este proceso llegue al punto de que los coches no sean necesarios, los veamos como algo tan antiguo como montar a caballo. Esta tendencia nos conduce a que las máquinas dominen el mundo y tenga que venir Terminator a liberarnos de su yugo. Quizás entonces no tengamos remedio y se nos haya  atrofiado el cerebro por falta de uso, la cabeza se use solo para golpear el balón, probar un nuevo champú anticaída o usar sombrero.

Ortografía

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

Vera Luque y el Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

Hotel

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

Cató

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

Policía Municipal 1933

Fernando Santiago Muñoz | 3 de julio de 2020

De qué se trata que me opongo. FSM

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Se atribuye esta frase a Unamuno. A mí me la decía mi padre porque me gusta ir a contramano, o contraflecha como se dice en Cádiz. Si me doy cuenta que coincido con la opinión mayoritaria, cambio la mía. Si todos mis colegas son del Madrid o del Barça, yo del Atleti. Y todo así. De esta manera vengo a sustituir a las crónicas asociales porque en realidad ser asocial es evitar en todo momento las opiniones  generalizadas, las costumbres mayoritarias. Cuando mi mujer me dice: es que va todo el mundo, mi respuesta es “buen motivo para no ir”. Asocial que es uno, solo me socializo en el Wanda Metropolitano. A Javi Osuna le digo asocial y reacciona, para mí  en cambio es un orgullo, timbre de gloria que dijo Rafael Román. Vayamos al turrón: hoy publica en este periódico el médico más dicharachero del Puerta del Mar, Luis Miguel Torres, que nos iluminaba cada día con unos vídeos que colgaba en youtube cuando todos andábamos sedientos de información sobre la crisis sanitaria. Eran unas crónicas desde el interior de la noticia, por así decirlo. Luis Miguel Torres es director del Departamento de Anestesiología del hospital. Su titular de hoy: Prácticas en los estudios sanitaríos, sí o sí. Yo soy mucho de afeitarme con la navaja de Okham, de todas las posibilidades me gusta la más sencilla. Digo yo que el “sí o sí” sobra. Desde que lo puso de moda José María del Nido, todo el mundo lo repite sin pensar siquiera que su mera eliminación  hace más sencilla la lectura y por lo tanto más comprensible el texto, es innecesario enfatizar tanto. Digo todo esto a riesgo de que la vida me lleve un día al hospital con el doctor Torres  en plena faena y se acuerde de este comentario. Última pregunta: ¿por qué todos los médicos son doctores aunque no hayan obtenido este título universitario?

Vuelven las comuniones . Foto Kiki

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Guayaberas

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Ataque

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Lola Cazalilla a las 22 en 7tv

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Cosechadas ayer

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Cerdos

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Cómico

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

JJ Sister

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

La Carbonera

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

La Palma

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

Oportunismo

Fernando Santiago Muñoz | 2 de julio de 2020

¡Tipo, tipo!

Fernando Santiago Muñoz | 1 de julio de 2020

314D7CAA-4A2F-45D6-A5B5-78D3541D9077Tengo el mayor de los respetos por Juan José Jiménez Mata, por sus opiniones en materia urbanística, por su trayectoria profesional como arquitecto e incluso por su papel como concejal de Urbanismo de Cádiz en tiempo de Carlos Díaz en las listas del PSOE. Leo con atención sus publicaciones, presto interés a sus puntos de vista, la mayor parte de las veces coinciden con los míos o me hacen formarme un criterio sobre algún asunto sobre el que no tenía una idea construida. He leído todos los libros que ha publicado, que me parecen excelentes. Me parece maravilloso que tenga en alta estima a Fernando Visedo y que salga en su defensa.

Dicho lo anterior: es rigurosamente falso que llamar gurú o tipo a alguien sea peyorativo, salvo que el mismo Jiménez Mata tenga algún prejuicio que se me escapa. Gurú lo dijo Pablo Durio, imagino porque Fernando Visedo no solo intervino para formar el programa de Ganar Cádiz, grupo al que pertenecía,  sino porque intervino públicamente en un acto de la coalición entre Por Cádiz Sí Se Puede y su propio partido. Así que no me parece despectivo: gurú en el sentido de referente, de inspirador de políticas. En absoluto es despectivo, es más bien descriptivo. No creo que nadie deba molestarse por ello. Cosa distinta es lo que dijo Visedo en aquella reunión: que con dos millones de euros al año en cuatro años se acababa con la infravivienda en Cádiz. Es probable que Visedo sea un extraordinario arquitecto y un brillante urbanista tal y como lo describe Jiménez Mata, pero aquella afirmación la ha desmentido el paso del tiempo, como pensamos algunos cuando la leímos. La realidad es que no se ha acabado con el problema de la infravivienda en la ciudad y que aquello fue, tirando por corto, una frivolidad que no dice mucho sobre el rigor  del que lo dijo. Esto es un hecho que el tiempo ha demostrado. Roma invadió Cartago.

Llamar tipo a alguien tampoco tiene carga peyorativa. Kiki tiene una colección de fotos que llama “Tipos de cuidado”, ninguno de los fotografiados, que son centenaries,  se molestó. Hay tipos de interés, tipos raros, buenos tipos, tipología, arquetipo, prototipo y tantas otras expresiones. Así que quien quiera ver un signo despectivo forma parte de sus prejuicios, no el tenor literal de lo expresado.

Luego está el hecho de que se le adjudica un contrato menor a una persona del mismo grupo político que el concejal de Urbanismo, eso sí, cuando se anunció  no se dijo que era a Visedo sino a una empresa. Recordemos que los contratos menores no necesitan concurso. Si esta misma actuación la hubiera llevado a cabo una institución del PSOE o el PP los mismos de Podemos , de IU o los anticapis se estarían rasgando las vestiduras: la coincidencia de que se le encarga por una cantidad al límite de lo permitido por ley para un contrato menor (que son 15 mil) a una persona del mismo partido. No hace falta ser mal pensado. Por supuesto el informe, que obra en mi poder desde hace 15 días, llega a la conclusión que tenía predeterminada el propio concejal de Urbanismo. Qué casualidad, igual es que yo soy mal pensado. Para qué decir lo de PROYECTO PLAYA y  PROYECTO BAHÍA en el que el autor, como si fuera a acabar con la infravivienda en Cádiz, nos propone la desestacionalización del turismo  y la dispersión del mismo por la Bahía, el descubrimiento de la rueda .  Es probable que Visedo sea ese excepcional arquitecto  al que defiende Jiménez Mata, pero afortunadamente la gestión del turismo en las ciudades no es una ciencia exacta, no es el cálculo de estructuras, es algo susceptible de opinión. Tan es así que en cada ciudad se aplica una política diferente.

Coreano

Fernando Santiago Muñoz | 1 de julio de 2020