No tiene desperdicio

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

Conspiración

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

Plaza Sevilla años 40

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

87 años atrás

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

El templete de la Plaza Mina

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

La sombra del Gafe es alargada

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

La vida moderna

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

Campaña

Fernando Santiago Muñoz | 19 de noviembre de 2018

La precariedad del Irigoyen

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Los temporales vuelven a atacar a los chiringuitos

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

El Maestrito

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Recuerdan en Trebujena a Miguel Campos, un extraordinario luchador y mejor persona, conocido como El Maestrito. Fue diputado provincial del Partido Comunista entre 1979 y 1983. Se presentó a la alcaldía de Trebujena y perdió, cosas de la vida. La única vez que perdió el PCE la alcaldía a manos del PSOE cuya lista encabezaba Pepe Cabral,  hijo del dirigente comunista y exdiputado, Paco Cabral, hoy dedicado a los vinos ecológicos después de haber sido delegado de Agricultura de la Junta.

Curioso que en el bar del PCE en Trebujena todos sean mayores de 60 años, todos odien al PSOE y a Podemos mientras los suyos van en coalición con Podemos y terminarán apoyando a Susana Díaz. Lo dura que es la vida.

La familia que hace política unida

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Coinciden hoy en el Diario padre e hija. Luis Arenal, que fuera presidente de la AAVV de Astilleros a quien entrevista J.M. Sánchez Reyes  y su hija, Raquel Arenal, que fuera diputada socialista y hoy creo que está de asesora en la Junta a quien entrevista Paco Zambrano (a lo que se ve de lo que está mas orgullosa es de haber hecho de guía turística en el edificio del Parlamento).

Por especular ná má

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Puestos a especular sobre listas yo diría que en Podemos, salvo el alcalde, Ana Fernández y David Navarro, el resto no tienen puesto asegurado. No sé si María Romay, anticapi, pudiera incorporarse a última hora. El caso es que Álvaro de la Fuente, Laura Jiménez, Adrián Martínez de Pinillos y Ana Camelo han sido un cero a la izquierda. Por decir algo: quizás Laura Mingorance y Alba del Campo terminen en  puestos de salida. O incluso Jesús Rodríguez que acaba de terminar como diputado andaluz y fue el tutor de Teresa Rodríguez, en cuyo caso no creo que coincidiese con Laura Mingorance en lugar destacado. Me encanta eso de que Ganar Cádiz no hace primarias: pues claro, si Martín Vila las pierde cada vez que las convoca. Perdió contra David Navarro y fue preciso recurrir al pucherazo electrónico. Las volvió a perder contra Antonio Vergara. Ahora anuncia listas por consenso para negociar con Podemos. Faltaría más: eso de consenso se llama imposición. La democracia que la practiquen otros.

En el PP el asunto es saber si se va a apoyar a Ramoní, tan cuestionado, en un ejercicio de sectarismo descarado. Bueno, ya lo es que siga como concejal después de todo lo que se ha conocido. También hay que pensar en Mercedes Colombo, que lleva 20 años en la sopa boba sin ninguna gestión ni actividad más allá de ser amiga de Antonio Sanz. Parece probable que José Manuel Cossi vaya en puestos de salida y está loco por colocarse Adolfo Vigo, lo que daría garantía de fracaso. Habrá que ver la previsible marcha de Antonio Sanz, sorayista recalcitrante, sustituido por Pepe Ortiz, qué efectos va a tener sobre la composición de la lista de la que saldrán, como es sabido, Pepe Blas y Teófila.

En el PSOE ya fuera Victoria Rodríguez y Pepe Pacheco, se da como segura la marcha de Juan Cantero, anunciada por él mismo. Parece que mantiene una pésima relación con el secretario local y candidato Fran González. Tampoco se lleva muy bien con Fran , Mara Rodríguez, que el propio portavoz promovió en su día como posible alternativa a él mismo y que luego estuvo sin dirigirle la palabra una temporada. Igual quiere ir en las listas Luis Ben, que ya pasó sin pena ni gloria como concejal. Sería divertido que explicase su relación con Fernandito Villén y su paso por la oficina del Bicentenario. Luis Ben ha presumido de su buena relación con el Rasputín de Podemos, José Vicente Barcia, con quien se ve a menudo y a quien le manda significativos guasap.

En Ciudadanos  se mantiene la pugna entre el comité local y el grupo municipal. El hecho de que se vaya a elegir al candidato en febrero juega a favor de Juanma Pérez Dorao ya que en esa fecha sería muy difícil encontrar alternativa. Parece que con JFK va en el paquete María Fernández Trujillo aunque habrá que hacer hueco en puestos de salida para algunos miembros del comité local, por mucho que les duela a los actuales concejales. El cuñado de Juan Marín parece que es el gurú del partido en Andalucía y decidirá la lista al final.

Podemos promete una Consejería de Feminismo

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Quiñones en la memoria. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Toda persona de más de 40 años que viva en Cádiz tuvo alguna relación con Fernando Quiñones y habrá vivido alguna anécdota maravillosa con el añorado escritor. No voy a ser menos y como no salgo en “El hombre que susurraba a las caballas” aprovecho para contar aquí las mías. Quiñones era compañero de pupitre de mi tío Enrique en el colegio San Felipe Neri y frecuentaba la casa de mi familia en la calle San José donde siempre oí miles de historias sobre Fernando. Le conocí cuando escribía el cuento “Legionaria” con el que ganó el premio Penthouse de relatos eróticos, luego convertido en “Las mil noches de Hortensia Romero”. En aquella época yo iba a su casa madrileña al salir de la facultad e íbamos juntos a ver alguna película o algún concierto por los colegios mayores de los alrededores. Me hizo beberme entera una botella de licor de plátano que le habían regalado en Cuba y que, según deduje, no quería nadie. Le entrevisté cuando dirigía Alcances para la Hoja del Lunes, sentados los dos en una mesa del café Andalucía, que tanto le gustaba, donde me definió el festival como una paella en la que el cine era el arroz y los conciertos y exposiciones eran los tropezones, además de otros maravillosos comentarios. Le vi muy a menudo cuando escribía “La canción del pirata”. Alfonso Perales le había dejado instalarse en el Altillo de Padilla, uno de los recovecos del Palacio de la Diputación, que servía de almacén a uno de los departamento de la casa. Allí se ubicó con su máquina de escribir manual y su montón de papeles que corregía luego de manera compulsiva. Un día de verano que estaba especialmente feliz fue descubierto por una limpiadora en calzoncillos y bailando la danza de la lluvia, como si fuera un piel roja, en la celebración de algún hallazgo o por haber resuelto su idea de novela. Quiñones fue depurado por la Diputación tras haber firmado uno de los múltiples manifiestos en los que se pedía la salida de España de la OTAN. Un vicepresidente de la época tenía sobre su mesa fotocopias de los manifiestos donde había subrayado los nombres de aquellos firmantes con vínculos con la institución provincial. Quiñones fue depurado por orden el presidente que da nombre a una fundación , ejecutado por aquel que cobró el desempleo mientras también percibía emolumentos de la propia Diputación. Así que Quiñones fue otro damnificado hace más de 30 años. Con el tiempo la Diputación le dio el merecido título de Hijo Predilecto, con lo que reparó aquella afrenta.

Fernando Santiago

San Francisco

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Emília Cabrales cumple 92 años

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

San Antonio

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Chiringuitos de invierno, nuevo oxímoron

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018

Pedagogía

Fernando Santiago Muñoz | 18 de noviembre de 2018