Con la venia

San Juan de Dios

Fernando Santiago Muñoz | 18 de mayo de 2020

Alfonso XIII

Fernando Santiago Muñoz | 18 de mayo de 2020

La Galeona. 1931

Fernando Santiago Muñoz | 18 de mayo de 2020

Tranvías

Fernando Santiago Muñoz | 18 de mayo de 2020

Grazalema

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Neoanguitistas

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Me encanta la cantidad de corifeos y turiferarios de Julio Anguita que han surgido entre ayer y hoy. Qué de halagos, qué ditirambos. Si todos los que hablan bien le hubieran votado en su momento a lo mejor hubiera seguido un tiempo más. He visto gente de derechas y de extrema derecha ofreciendo todo tipo de elogios, lo que le ocurría  cuando estaba en activo: “no le votaría nunca,pero hay que reconocer…” Típico comentario que se hacía con Anguita en activo y que ahora le dedican algunos una vez muerto, ya se sabe que en España enterramos muy bien. Por el otro lado del arco político he visto muchos elogios de gente de extrema izquierda que le castigaron a él y a IU con saña. Gente de la Liga Comunista Revolucionaria, del Movimiento Comunista, de Izquierda Anticapitalista, gente que pedían el voto para Herri  Batasuna o eran sus representantes en las elecciones europeas en la época de Anguita, ahora le echan de menos. Qué de hipocresía. De manera especial el periódico El Mundo y Pedro Jota. Cada vez que veo un elogio de ese periódico o de ese periodista pienso: mejor que le hubieran pagado a Julio Anguita Parrado medios de protección cuando se fue a la guerra de  Irak de reportero, lo que ya denunció la periodista Mercedes Gallego en un célebre artículo. Menos elogios ahora, menos placas para Anguita Parrado, y a reconocer que si se hubieran portado como correspondía igual el hijo del  exdirigente de IU igual estaba vivo.

Elusión y evasión

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Voy a ver si soy capaz de explicar la diferencia entre una y otra, en materia fiscal me refiero, para cofrades irredentos. Evasión es cuando uno no cumple con  las obligaciones fiscales, si pasa de 120 mil euros(creo) se convierte en delito. Les ha pasado a muchos futbolistas, la mayoría aceptaron su falta, pagaron y se cerraron sus casos, solo Xabi Alonso pleiteó y ganó en primera instancia. A veces la magnitud de lo defraudado es tan grande que deben pagar deuda , multa y cárcel. Los furbolistas pagaban para evitar una posible pena de cárcel.

Elusión fiscal es eludir , como la palabra indica, el pago de impuestos mediante procedimientos legales. Es legal, faltaría más. Es lo que dijo el ministro Josep Piqué “optimizar la declaración de la renta”. Es lo que hace mucha gente, intentar pagar lo menos posible con todo tipo de argucias. Es legítimo,por supuesto. ¿Es ético? Pues yo creo que en  las circunstancias actuales no lo es. Si  el Consejo Local de Cofradías quiere que las sillas paguen un 10% en lugar del 21% (que no pagarían ellos sino quien comprase el ticket correspondiente) está en su derecho, pero caen ellos y quienes les apoyan en una flagrante contradicción si acto seguido piden dinero público para cualquier actividad. El dinero público se forma por los préstamos que consigue la administración y lo que pagan los contribuyentes. Si los contribuyentes evaden o eluden el pago de tasas e impuestos, el erario merma. España tiene un 20% de economía sumergida, por decir  un dato, actividad que no tributa. No es tanto que las cuotas de los diferentes impuestos sean bajas como que la gente intenta no pagar o pagar lo menos posible, lo que no impide que luego le exijan al estado  todo tipo de actuaciones,pero ellos no pagan o pagan lo mínimo. Por ejemplo:  los 4 millones de euros que cuesta Onda Cádiz salen de las arcas municipales que se nutren de las transferencias del Estado , impuestos y tasas propias. La subvención al Consejo Local de Cofradías sale del mismo sitio. Si procuramos no pagar impuestos ¿de dónde se piensan los cofrades que va a obtenerse ese  dinero?  Coda: si no hay procesiones que devuelvan el dinero entregado para ese fin. Las obras de caridad que se costeen con el dinero de cada quien, sin necesidad de presumir “que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda”. Ya el Ayuntamiento dispondrá cómo usar el dinero de todos para socorrer a los que lo necesitan o para el bien común.

El Lavadora se aferra al cargo

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Recomendaciones para cuando acabe el apocalipsis. Llanos del Orinoco. FSM

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Uno de los paisajes más asombrosos que yo haya visto. El desierto  arábigo, los fiordos noruegos, los Alpes del Sur, el Canal de Beagle, las Torres del Paine, la Gran Barrera, el cráter del Ngorongoro. Quizás junto con esos que he dicho. Una zona que se inunda  con la crecida del Orinoco , llena de caños, lagunas , brazos del río y sus afluentes, con unas fincas enormes de 50 mil hectáreas en adelante. Se describe muy bien en “Doña Bárbara” de Rómulo Gallegos y en “Las lanzas coloradas” de Uslar Pietri. Los hatos, como se denominan a esos cortijos, son unas fincas inmensas dedicadas a la ganadería extensiva, con rebaños de cebúes,  el rumiante traído de Asia que tan bien se ha adaptado a la humedad y al calor de la zona. Este inmenso territorio es el de los llaneros, los indómitos jinetes de los Llanos a los que dedicó Pedro Elías “Alma llanaera”, el famoso joropo, la música popular venezolana. En tan vastos territorios hay decenas de miles de chigüires o capibaras, serpientes enormes  como anacondas , jaguares y el maravilloso ibis escarlata, que se ve a la distancia solo mezclado con otras aves o en bandadas, con ese plumaje maravilloso.  Estuvimos en el Hato el Frío, cerca de San Fernando de Apure, conviviendo con unos jinetes llaneros y con los científicos españoles de la estación biológica que han conseguido reintroducir al caimán del  Orinoco. El gobierno ha expropiado la finca para plantar arroz, con escaso éxito. Mientras tanto ha tirado por tierra 40 años de trabajo por parte de los biólogos españoles. En este Hato es donde grabó Félix Rodríguez de la Fuente su  famoso documental y su lucha con la serpiente, desde aquel día la Asociación de Amigos de Doñana se dedicó al estudio de la fauna de la zona, luego llegó Chávez y mandó parar. Se llamaba El Frío por las fiebres producidas por los mosquitos y otros insectos. Cuando se acercaba la puesta de sol, cada día, empezaba todo el mundo a gritar:”¡que viene la plaga” y la gente se encerraba en sus casas hasta que oscurecía, al objeto de evitar a los insectos. Por las noches se oía a los monos araguatos que se comunican  y marcan el territorio con  sus gritos. Entre varios cogimos un día una anaconda, con tan mala suerte que se meó encima mía ya que no sabía que sus esfínteres estaban a la mitad de su cuerpo y no en el extremo.

Los llaneros son gente dura, acostumbrados a vivir con muy poco. Montan sus caballos durante horas, cruzan con los rebaños de cebúes ríos y caños, a veces tienen que salvar a los animales de jaguares, anacondas y caimanes. Viven en el Hato durante toda la semana. El sábado cobran su salario y se van a sus casas hasta el domingo por la noche. Esa es la  dura vida de un jinete llanero. Yo nací en una ribera del Arauca vibrador.

Crónicas asociales. Principios. FSM

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Emilio López dividía a los políticos entre “de ideas” y “de orden”. Los primeros, según su división, eran los de izquierdas, los segundos los de derechas. Anguita era “de ideas”, qué duda cabe. Ahora bien, toda  la exageración sobre sus principios inmutables me parecen una carajotada, con perdón. Me recuerda a los Principios del Movimiento. Eso de que nunca cambió de opinión, caso de que fuera cierto, cosa que dudo, no me parece un elogio sino un problema. Si a lo largo de 60 años de su vida consciente no cambió de opinión es porque no tenía inteligencia suficiente. Solo hay que pensar en lo que ha cambiado el mundo desde 1960 hasta hoy para hacerse una idea de  cómo  hay que estar atentos y tener sentido crítico. Solo una: según aseguran, apoyó que Unidas Podemos entrase en el gobierno, algo que sería de por sí muy extraño porque el PSOE es, según decía él, un partido corrupto que estaba en la orilla opuesta de donde él mismo se encontraba.  ¿Que tenía ideología? No lo dudo, incluso una ideología firme, puede ser. Tiendo a pensar siempre que una cosa es el personaje y otra la persona, una lo que él quiso forjar con sus declaraciones y otra su propia vida. Baste leer lo que contó Pedro Jota Ramírez en sus memorias acerca de la relación Anguita Áznar y la coalición de intereses que forjaron para desalojar al PSOE, para darse cuenta de que el odio pudo más que las ideas. Si de verdad apoyó que hubiera ministros de IU, aunque fuera un ministerio de chichinabo como el de Alberto Garzón, pues sería un cambio. De la Europa de los bloques militares a la de hoy va un abismo. Eso de que no se equivocó con lo de la OTAN no es cierto, prueba de ello es que no ha habido guerra ni cataclismo, el Pacto de Varsovia y la URSS se disolvieron ellos solos. Eso de que el euro fue un error, falso. Sin el euro  la economía española estaría más cerca de Marruecos que de Francia, en la crisis del 2008 habría hecho suspensión de pagos, tipo Argentina ahora. No llevaba razón en ninguno de los casos. Se equivocó, así de sencillo. No veo a los ministros de IU pedir que España salga de la OTAN o del euro, la verdad. Ni siquiera estaba en el programa de Unidas Podemos. Así que menos rollo con lo de los principios inamovible e inmutables y más ceñirse a los hechos como recomendó un hombre de izquierdas de verdad, Bertrand Russell.

Recomendación : Kapuscinski, excelente reportero sobre el que también podríamos preguntarnos cómo es que la Polonia comunista le permitió los privilegios que tuvo para viajar por todo el mundo, digo esto para no santificar a nadie. Varios libros suyos son legendarios: “Ébano”,”El emperador”, “Un día más con vida”, “La guerra del fútbol” y “Los cinco sentidos del periodista”. Este último se editó en España gracias a la Asociación de la Prensa de Cádiz. Nosotros hicimos las gestiones con la Fundación para un Nuevo Periodismo , que tenía los derechos y nos los cedió para una edición no venal, gracias a la generosidad de Jaime Abello. Luego hablamos con Fernando González Urbaneja y se pagó la edición entre las asociaciones de la prensa de Cádiz y Madrid.

Drenaje

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Photoshop

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

La cosecha de hoy

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Bulos. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

No entiendo muy bien el motivo por el cual el Gobierno tenga que ocuparse de los bulos que se difunden por las redes sociales. Desde que existe la imprenta se han hecho leyes antilibelo para perseguir las mentiras e injurias efectuadas bajo anonimato. No se ha inventado con las redes sociales. Es cierto que el anonimato ha posibilitado esa legión de imbéciles de la que hablaba Umberto Eco, dar opiniones a cual más estrafalaria e inventarse noticias . Hace falta algún mecanismo rápido para facilitar la labor policial bajo tutela judicial. No creo que la Guardia Civil tenga que ocuparse de verificar lo que se publique en facebook o tuiter. Cosa diferente es si las empresas propietarias de esas redes quieren establecer algún tipo de filtro es asunto suyo. Antes eran un vehículo neutral de comunicación, ahora son agencias de publicidad que nos cuelan propaganda para hacer rentables sus negocios. Como dejó dicho Oscar Wilde “la naturaleza imita al arte”, si una patrulla cibernética de la Guardia Civil hubiera visto el tuit de ese concejal de San Fernando que pedía el control gubernamental de la información, habría pensado que era un bulo y habría tenido que dedicar tiempo para retirarlo de tuiter. ¿Qué decir de la noticia sobre Antonio Saldaña? El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Jerez y en la Diputación borracho arrolla tres coches, se da a la fuga, cuando es parado por la policía triplicaba el índice de alcohol permitido. Seguro que habrían pensado que era un bulo ¿cómo va a hacer eso una persona de orden? Un político que iba a regalarles lavadoras de segunda mano a quienes no tenían, que repartía mascarillas del PP por las calles, tan buena persona para Jerez caPPital. Máxime cuando explicó que se había tomado unos amontillados con unos amigos, como si la excusa de que el vino era de Jerez le eximiese de toda responsabilidad. Los picoletos de las redes terminarían por considerarlo bulo. Lo mismo la noticia de que un Ayuntamiento de Podemos exime a las cofradías de justificar una subvención, no puede ser verdad. Otro bulo. O una manifestación por la libertad en el Barrio de Salamanca con sus integrantes de Louis Vuitton y Giorgio Armani dándole duro a unas cacerolas que no habían tocado en su vida porque las usan sus criadas filipinas, eso debe ser un bulo con toda seguridad. Imagínense ustedes el papelón de los guardias civiles que tuvieran encomendado la misión de comprobarlo todo. La Tierra es plana y Jesús Gil vive, la lucha continúa.

Fernando Santiago

Premio Ondas

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Un cayetano

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Parecidos razonables

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

El Bidón

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

Plaza de la República

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020

La Laguna

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2020