Archivos para el tag ‘Constitución’

Escatología constitucional

Fernando Santiago Muñoz | 17 de mayo de 2012 a las 8:36

La Pepa por Vázquez de Sola

La Ciudad de México conmemora la Constitución de Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 31 de marzo de 2012 a las 20:40

 En el edificio de la municipalidad y encabezado por el alcalde, Marcelo Ebrard.

Cortesía de Pepe Vázquez.

 
Boletín 0601/12 México, D.F. a 20 de marzo de 2012

LA CIUDAD DE MÉXICO REQUIERE UNA CONSTITUCIÓN QUE LA DEFINA COMO ENTIDAD: EBRARD

• Conmemoran el bicentenario de la Promulgación de la Constitución de Cádiz

La conmemoración del bicentenario de la promulgación de la Constitución de Cádiz que diera nombre a la Plaza de la Constitución en la Ciudad de México, recuerda el carácter libertario y democrático por el que diariamente se trabaja en la capital del país y resalta que ésta requiere una Constitución Política propia, que la defina como entidad, explicó el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon.

En el Salón de Cabildos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Ebrard Casaubon resaltó que paradójicamente la Ciudad de México donde se defienden las libertades de todos basados en la premisa de la soberanía popular, aún carece de una Constitución Política que dote a la entidad de la autonomía necesaria.

“Tenemos derechos interrumpidos o pendientes, por decir lo menos. Entonces, se han preparado diversos proyectos desde hace ya muchos años, el último de ellos promovido hace apenas un par de años para que la ciudad pudiese contar con su propia Constitución”, destacó el mandatario local.

Acompañado del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edgar Elías Azar y la Consejera Jurídica y de Servicios Legales del Distrito Federal, Leticia Bonifaz Alfonzo, Ebrard Casaubon resaltó que aún cuando la Ciudad de México no cuente con un documento que la defina, no se han escatimado esfuerzos en defender y ampliar los derechos de los capitalinos.

“Ha habido muy diversas polémicas, muy relevantes, sobre decisiones y disposiciones de carácter legal que tienen que ver con derechos, con libertades o como otros temas importantes, que reflejan los consensos y las ideas predominantes en nuestra ciudad, liberales todas ellas, progresistas, por eso nuestra ciudad se reconoce en todo el mundo como una ciudad muy avanzada”, destacó.

En este punto converge la manera como se gobierna en la Ciudad de México y los ideales de la Constitución de Cádiz que fue un cercano precedente para la construcción del Estado Mexicano con ideales que retomaron libre pensadores como Primo de Verdad y José María Morelos y Pavón.

Sobre el particular, Bonifaz Alfonzo señaló que “el hecho de que la Plaza de la Constitución haya sido bautizada así y estemos por cumplir los 200 años de su nombre, implica recordar que es hasta nuestros días, un lugar de libertades, donde las expresiones de la cultura, arte, deporte se dan todos los días en un ámbito de absoluta libertad, sigue siendo considerada el corazón de México y no es sólo metáfora, es realmente donde palpita el sentir de la República”.

Como parte de la conmemoración, el investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México, Héctor Fix-Zamudio concluyó que la Constitución de Cádiz fue un instrumento esencial para la transformación del régimen colonial de la Nueva España, la consolidación de la Independencia y la construcción paulatina de un sistema republicano.

El Bicentenario en Méjico

Fernando Santiago Muñoz | 9 de febrero de 2012 a las 9:24

Ha dado comienzo en México DF, en el Senado de la República, un seminario sobre el Bicentenario de la Constitución de Cádiz con ponentes e intervinientes de toda América. En el acto inaugural intervino el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, y la Asociación de la Prensa de Cádiz. Un alto honor. La ponencia de la APC trató sobre el periodismo como freno a la arbitrariedad de los gobernantes. Por allí aparecieron dos gaditano- mejicanos : Pepe Vázquez y Jerónimo Andreu. Representantes de Bolivia, El Salvador, Méjico y España destacaron el valor de la Constitución de Cádiz y la participación de los diputados americanos.
En el transcurso de las jornadas intervendrán Javier Pérez Royo, José María García Leó. Y Alberto Ramos.

Etiquetas: ,

Viva la Pepa

Fernando Santiago Muñoz | 13 de enero de 2012 a las 8:17

VOY a exponer mi tesis en primer lugar: no me gusta el abuso de la expresión La Pepa para referirse a la Constitución de 1812 (antiguamente llamada Constitución de Cádiz). No me gusta que el nuevo puente se llame de La Pepa (espero que el nuevo gobierno le cambie el nombre. Aparte de terminarlo, claro). No me gusta nada el logotipo del Bicentenario (espero que los nuevos gestores lo cambien y pongan Cádiz 2012). Creo que todo tiene que ver con la gracia de Cádiz y la ciudad que sonríe. Hemos exportado la idea de que en Cádiz todos tenemos mucha gracia, de que la gente va contando chistes por las esquinas, que en cualquier casapuerta o en un puesto de la plaza la gente se dedica a hacer comentarios ocurrentes e ingeniosos. Y yo creo que en Cádiz los siesos somos mayoría. Que hay algunos que se han entrenado a la hora de escribir chistes, no digo que no. Que hay gente con gracia, vale. Pero igual hay gente con age en Barcelona o en Pamplona, por decir dos sitios. Y todos los que cantan un buen cuplé no tienen por qué ser graciosos. Que la fiesta de Cádiz sea el carnaval no quiere decir que todo el mundo tenga gracia. Diría más: la mayoría de las agrupaciones tiene muy poca gracia. Algunas cantan bien, todas tienen mucho mérito, pero la inmensa mayoría son muy poco graciosas. Esa es la cruda realidad.
Pero a alguien se le ocurrió lo de la ciudad que sonríe, que no es mal eslogan, pero no podemos dedicarnos toda la vida a ser graciosos para nuestros visitantes. A eso hay que añadir la facilidad con que la televisión fija los estereotipos, de manera muy especial Canal Sur. El carnaval de Cádiz se ha convertido en el modelo de carnaval de Andalucía igual que el Rocío es modelo de romería, la feria de Sevilla sirve de ejemplo a todas y la Semana Santa sevillana es madre y maestra , que dirían los de la torrija. A partir de ahí cada vez que viene una cámara de televisión esperan de nosotros una ocurrencia, un chiste, un golpe de gracia. El age que hay en esta tierra, para que el locutor de turno pueda decir “con la gracia de Cádiz”. No sé si entre nuestros diputados había gente con gracia, imagino que lo normal, aunque la inmensa mayoría eran de fuera de nuestras murallas. No sé cómo contaba los chistes el Divino Argüelles o qué ocurrencias tenían los innumerables sacerdotes que había entre los diputados. No sé si el pueblo llano iba de chiste en chiste, más allá del famoso cura de San Francisco que hacía cortes de mangas a los franceses desde el campanario. Lo de los tirabuzones, como Lola la Piconera, son inventos posteriores, momentos de reinvención del Cádiz de las Cortes vía Pemán por mucho que haya gente en la ciudad que juraría sobre la Biblia que Lola la Piconera vivió y saben incluso en qué sitio vendía picón y por qué iba tan bien vestida. Hay controversia sobre si a la Constitución se la llegó a llamar La Pepa en la época o a partir de qué momento empezó este apelativo. En cualquier caso, creo que está bien decirlo alguna vez pero no repetirlo hasta la saciedad y sacralizarlo hasta el extremo de ponerlo en denominaciones oficiales y logotipos . Vivan los siesos de Cádiz.

Diario de Cádiz

CCOO de la Enseñanza y la Constitución de Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 9 de enero de 2012 a las 8:05

Enseñanza y la Constitución de Cádiz.

Hoy se vota

Fernando Santiago Muñoz | 2 de septiembre de 2011 a las 8:48

Antonio Gutiérrez: Un error, por los principios y por las cifras. (El País)

Y también, aunque “non e vero ma ben trovato” Ignacio Camacho en ABC. Hay que suscribirse a Kiosko y Más.

La democracia humillada

Fernando Santiago Muñoz | 2 de septiembre de 2011 a las 8:16

Como dice Iñaki Gabilondo. Aunque todas las normas del articulismo aconsejan lo contrario, empezaré con una obviedad: en democracia las formas son importantes. No se pueden despreciar los procedimientos porque estaría saltando por los aires el propio sistema. Por eso creo que la reforma constitucional no ha podido hacerse de peor manera: en una semana del mes de agosto, negociada de madrugada y obligada a tragar a los propios diputados como si fuera aceite de ricino. Es cierto que la Constitución no obliga a someterla a referéndum pero no es menos cierto que si los partidos políticos quieren que los ciudadanos sintamos la Constitución como si fuera nuestra, tienen que darnos la oportunidad de expresarnos. Ya no se podrá decir esa majadería que repiten los políticos simples, “la Constitución que nos hemos dado”. Se la han dado ellos. Nos han robado el debate para regalarle a “los mercados” una ofrenda que no servirá más allá de dos o tres semanas en la prima de riesgo. Y mira que estoy seguro de que si hubiera referéndum hubieran ganado los dos partidos mayoritarios. De hecho, yo mismo, sin ir más lejos, he perdido los dos en los que he defendido una postura (el 28-F y el de la OTAN), lo cual no quita que una decisión de tal calibre tenía que haberse adoptado por referéndum. Decía Rubalcaba, el día de su presentación, que tenían que hacer “lo que nos piden”, es decir, la reforma de la política que pedía el movimiento del 15-M. También dijo que tenían que hacer “lo nuestro, la igualdad”. Pues que alguien me diga ahora cómo se garantiza la igualdad si ya se fija en la Constitución un criterio político que antepone el ajuste de las cuentas públicas a la política social.

Porque este es el fondo de la cuestión: se ha trasladado a la Constitución una determinada manera de hacer política que defiende la derecha europea. Es como si los que somos ateos quisiéramos que así lo dijera la Constitución. Lo normal es que se haga una norma para todos y lo más que se pudiera pedir es la neutralidad de la Constitución frente a la religión. Con respecto a la política económica es lo mismo. Si el PP y el PSOE defienden una determinada política fiscal, pues que lo lleven a las leyes ordinarias y allí se establezca para que el día que una mayoría de españoles quieran otra política tan sólo haya que reformar una ley. Ahora nos hemos declarado fanáticos de la religión de los mercados (como cantaba la chirigota ‘Las Vocales’, “mi niño sólo hace caso a los mercados”) y lo hemos consagrado para siempre.

Ya la Constitución no es de todos, sino de unos pocos que creen que la política la hacen entre dos a los que el Nobel de Economía Paul Krugman llama “fanáticos del dolor”: que sufra la gente, que es por su bien. El PSOE no puede ahora escandalizarse porque Esperanza Aguirre o María Dolores de Cospedal hagan recortes en Educación. Lo hacen por nuestro bien y además está consagrado en la Constitución, como ellas mismas han dicho.

¿Qué se creían, que el nuevo artículo 135 no significa que para equilibrar las cuentas hay que recortar? No conviene llamarse a engaño. Nos vamos a pique, como el Vapor.

Con la venia

El Convento

Fernando Santiago Muñoz | 31 de agosto de 2011 a las 12:01

El error de Gaspar Llamazares al llamar a la rebelión a los diputados socialistas(“para lo que nos queda en el convento”) aunque tiene gracia es de libro: ocurre lo contrario, que ahora se están haciendo listas, hay menos puestos de diputados y todos quieren seguir. Así que salvo Antonio Gutiérrez, nadie más secundó su iniciativa. Gran ridículo ayer de IU en Sevilla, que convocan una manifestación en medio del rodaje de la película de Sacha Baron Cohen. Veo las fotos y cuando observo a Sánchez Gordillo o a Antonio Romero en el grupo pienso que no tengo nada que ver con esa gente. Por cierto ¿la Iglesia Católica no ha dicho nada?

¿De verdad hacía falta la reforma?

Fernando Santiago Muñoz | 30 de agosto de 2011 a las 10:48

Felipe González, hoy en El País, dice que  reformar la Constitución es el reconocimiento de un fracaso. Jordi Sevilla, en su twitter, que si para el 2020 estaremos ya por debajo del 0,4% de déficit ¿para qué hacía falta la reforma? y que él votaría que no. Mientras tanto los sindicatos hacen frente a la reforma. El día 1 a las 19.30 hay convocatoria frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz. En Público se echan las cuentas y faltan seis diputados o cuatro senadores para sumar los necesarios para el referéndum. ¿Algún diputado socialista será capaz de votar como piensa? Ah, no, que en política no se dice lo que se piensa.

Para mí lo importante no es el referéndum, aunque no está de más. El fondo de la cuestión es lo preocupante, llevar una coyuntura a la Carta Magna. Antes del 9 de mayo de 2010 se hacía una política diferente de la que ahora se quiere poner en la Constitución. Y la hacían todos los países sin excepción. Incluso ahora EEUU no aplica una política de esa naturaleza, sobre la que no hay un consenso general.

Yo quiero votar

Fernando Santiago Muñoz | 26 de agosto de 2011 a las 11:17

El PSOE se ha metido en un lío sin mucha explicación, salvo la famosa carta del Banco Central Europeo (que nadie ha leído o explicado)cuando la crisis de la deuda de principios de agosto. Si se quiere limitar el gasto de comunidades, ayuntamientos y administración central ¿por qué no se hace por ley? Y si se quiere adoptar una medida de tal alcance que necesita ser llevada a la Constitución(sólo lo tiene Alemania)¿por qué nos roban la capacidad de votarlo?¿Es una imposición del BCE para comprar deuda y que bajara la prima de riesgo?Zapatero, por si fuera poco, le ha hecho la campaña a Rubalcaba ¿le queda algo que decir al candidato socialista aparte de lo de las diputaciones?

Este domingo hay una concentración a las 12.30 en el Palillero. Y se recogen firmas por internet. Estaría bien saber la opinión de nuestros diputados, que para eso les votamos.

Reforma constitucional

Fernando Santiago Muñoz | 25 de agosto de 2011 a las 9:55

Contraste: mientras vamos a reformar la Constitución porque lo pide Angela Merkel, Sarkozy pone un impuesto del 3% a las grandes fortunas. Al final va a resultar que la política francesa es más progresista que la española. Yo, por ahora, me siento más identificado con Antonio Gutiérrez  y con Borrell. ¿Hace falta cambiar la Constitución para una cosa así?¿no basta con cambiar las leyes?

Cómo recurrir una multa de tráfico en Cataluña, País Vasco, Galicia o Levante

Fernando Santiago Muñoz | 5 de agosto de 2011 a las 8:43

Esquivar una multa en estas CC.AA., resulta relativamente sencillo, sobre todo si el motivo de la sanción es un mal estacionamiento. Sólo hay que comprobar si la señal de tráfico de prohibido aparcar, zona azul o cualquier otra está escrita exclusivamente en catalán, gallego o euskera. Si es así (cosa que ocurre en el 100% de los casos), la batalla está ganada.

El único trámite a realizar es recurrir la penalización argumentando el incumplimiento de los artículos 56 y 138 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, relativos al idioma de las señales. Ambos apartados normativos obligan a que «las indicaciones escritas de las señales de tráfico se expresen al menos en el idioma oficial del Estado» -Artículo 56-.

La norma establece que esa señalización en la vía pública «figure en idioma castellano, y además, en la lengua oficial de la Comunidad Autónoma cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha Comunidad» -Artículo 138-. El Ayuntamiento incumple esta normativa estatal en pro de la causa lingüística y prefiere renunciar a cobrar las multas recurridas por este concepto a rotular en castellano las señales.