Archivos para el tag ‘Natalia Álvarez Dodero’

Tontos de capirote. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 11 de abril de 2014 a las 7:53

Estos políticos son de lo que no hay. En El Puerto de Santa María se fue Moresco de la alcaldía dejando el marrón de la privatización de Apemsa pero no se crean que se volvió a su trabajo, si es que lo tenía.  Le buscaron el pitraco en la Diputación donde está apesebrado sin hacer nada por 53 mil eurazos al año. Eso sí, da todo tipo de lecciones sobre ética. Barroso se fue del Ayuntamiento de Puerto Real y dejó un pufo de 5 millones de euros  de subvenciones sin justificar y sus sucesores, en lugar de ir al fiscal, juegan con la información para presionar al exalcalde. La Junta nombra un director de la Escuela de Hostelería con el único razonamiento que es del partido. A Marta Meléndez la colocó el PSOE en un artefacto administrativo llamado ISE donde no tenía que dar cuentas a nadie, que para eso era de los buenos. Caída en desgracia porque no se pasó al susanismo, ha sido convenientemente depurada mientras una exconcejal que sí cambió de bando a tiempo, Natalia Álvarez Dodero, fue encumbrada. La Junta de Andalucía informó que hay 25 mil trabajadores en las empresa públicas, la mayoría con puestos  obtenidos gracias a parentesco o afinidad. Podríamos hacer una lista  que incluyese a la Zona Franca y adyacentes, los distintos ayuntamientos, la Junta, la subdelegación del Gobierno (que a pesar de tantos asesores siguen sin encontrar la coca perdida). Mires al organismo que mires hay decenas de cargos, carguetes y asimilados gracias a su pertenencia al partido de turno. Por más que se denuncie una y otra vez parece que da igual. Cada cuatro años piden el voto para seguir agarrados a  la teta sin tener en cuenta las penalidades de los ciudadanos. Al fin y al cabo ellos no las sufren.

Entre tanto conviene recordar: cerró Visteón, Delphi y Polanco. En Navantia a pesar de las promesas no hay trabajo a la vista , pueden dar el cobazo que quieran con eso que llaman cluster pero sin contratos no sirve de nada. Por si fuera poco cierra  como si nada una empresa con más de 260 años en la ciudad, lo que fue Tabacalera , luego Altadis y ahora Imperial Tobacco. Se le echa el cerrojo sin una lágrima siquiera. Una empresa que llegó a tener más de 3.000 operarios en Cádiz, que hizo por la igualdad entre hombres y mujeres mucho más que cualquier movimiento feminista. Se le da el adiós sin que a nadie se le remueva la conciencia. Los políticos a lo suyo y la ciudad pendiente de un petardo de procesiones y todo ese desenfreno cofrade .

Fernando Santiago

Ingelmo sobre Marta Meléndez

Fernando Santiago Muñoz | 17 de marzo de 2014 a las 9:58

Interesante el trabajo de Pedro Inglemo sobre Marta Meléndez. Le podría haber añadido que la actual gerente provincial del ISE es Natalia Álvarez Dodero, que fue compañera de Meléndez como concejala socialista y a la que la propia Meléndez echó de la lista electoral sin contemplaciones. En política los cadáveres se suelen levantar y tomar venganza, como parece haber ocurrido. También hubiera estado bien añadir algo más sobre el paso de Meléndez por Diputación: no sabía muiy bien  ni donde estaba la mesa donde en teoría trabajaba. Que le pregunten a Enrique del Álamo. Eran los tiempos donde esa oficina dependía del mentor de Marta, Federico Pérez Peralta. Chiqui se pasó al susanismo para que el partido se hiciera cargo de la condena judicial por el pleito que le puso José Blas y Marta se quedó colgada de la brocha. En septiembre tendrá la oportunidad de presentarse a las primarias socialistas y saber con el apoyo con el que cuenta.

Por cierto, que para la rueda de prensa de Marta Meléndez en el Ayuntamiento donde dio su versión del despido fueron avisados algunos amigos y familiares al objeto de arropar a la concejala. Todo tiene que ver con los privilegios de la clase política , que ellos mismos piensan que son derechos. Es bueno que los políticos sientan lo mismo que cualquier ciudadano.

El PSOE podría hacer una agrupación entera con excandidatos a la alcaldía caídos luego en desgracia: María de la O, Fermín Moral, Rafael Román, Marta Meléndez. Y Fran de la Jungla que lleva el mismo camino. Eso por no hablar de los que lo intentaron y no fueron: Emilio Aragón, José Fernández Chacón.