Archivos para el tag ‘SEPI’

Ataque de cuernos

Fernando Santiago Muñoz | 13 de junio de 2014 a las 9:05

Antonio Sanz todavía no se ha repuesto de que Iberdrola anunciase un contrato con Navantia Puerto Real en el transcurso de una entrevista con Susana Díaz en San Telmo. En lugar de alegrarse está todo el rato maldiciendo por lo bajo y mostrando una sonrisa forzada. Está acostumbrada a que él mismo maneja el tiempo del Gobierno a la hora de los anuncios de contratos y no es capaz de soportar que otros se le anticipen. Hace de Pantoja con el “¡dientes, dientes!” pero no soporta que le hayan robado la cartera. Demuestra bien a las claras el nivel de la política gaditana. Supongo que el director de Navantia le habrá avisado de la próxima visita de Susana Díaz y no ha soportado la tentación de reventarla. “Apuntarse los tantos de otros” dice Sanz. ¿Suyos acaso?¿del Gobierno de España? ¿o en este caso de Iberdrola? Dice Sanz que Susana Díaz ha organiza un tour de fotos para el lunes ¿qué fue la visita del presidente de la SEPI a la Diputación? Claro que es un tour de fotos lo de Susana, pero igual que los que organiza el propio Sanz a cada momento. Lo que ocurre es que Sanz piensa que eso es suyo. Como Jessica Rabbit “no lo puedo remediar, me dibujaron así”. En estas manos estamos. Al final unos y otros se parecen mucho, no se crean ustedes.

400 millones por dos barcos de guerra. En Público.

Fernando Santiago Muñoz | 9 de junio de 2014 a las 14:02

Pere Ortega, coordinador del Centro Delàs de Estudios por la Paz en Público.

El gobierno ha anunciado la adquisición a Navantia de dos Buques de Acción Marítima (BAM) para la armada española por un importe de 400 millones de euros. No es una noticia que deba sorprendernos, pues las adquisiciones de armamento a que nos tienen acostumbrados el gobierno, tanto en la etapa del PSOE como del actual PP, no han obedecido a ninguna planificación sobre las necesidades estratégicas de los españoles, ni tampoco por razones de eficiencia económica, sino que son fruto de una decisión política para contentar no se sabe bien a quién, si a la empresa adjudicataria de las armas o quizás a los trabajadores y sindicatos que reclaman carga de trabajo para que no se produzca un ERE. Quizás el más sorprendido sea el propio Ministerio de Defensa que ve aumentada su dotación de BAM sin haberlos solicitado, pues ya disponía de cuatro buques de esa categoría, sobre todo cuando, debido a los recortes presupuestarios, no dispone de recursos para hacer operativas sus fuerzas armadas y en especial los buques de la Armada.

Es decir, el Gobierno ha cedido ante la presión de los trabajadores y los gobiernos locales de El Ferrol y Cádiz para satisfacer sus demandas e impedir la regulación de empleo o quizás el cierre de los astilleros. Por si alguien lo desconoce, Navantia es una empresa pública, de la que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) posee el 100% de sus acciones e íntegramente dedicada a la fabricación de buques de guerra. Empresa que desde su fundación en 1947 ha tenido siempre millonarias pérdidas, solo en los diez últimos años 3.200 M€ han sido los resultados negativos que hemos soportado entre todos los españoles.

Pero además, estás dos nuevas adquisiciones irán a cargo de los Programas Especiales de Armamento (PEA), pues para financiar los BAM se recurrirá de nuevo al mismo rocambolesco sistema del resto de los PEA: el Ministerio de Industria donará créditos a cero interés a retornar no se sabe cuándo (la mayoría son a 20 años) quizás no se devolverán. Recordemos que en los 16 años que llevan gestionándose los PEA, Industria ha insuflado créditos por 16.000 M€ que no han sido devueltos. ¿Por qué? Pues porqué se ingenió una metafísica operación triangular: Industria daba créditos a las empresas militares en concepto de I+D como adelanto, cuándo se sirven las armas Defensa las abona, descuenta los créditos concedidos y los reembolsa a Industria. En definitiva, las empresas han cobrado, pero el Tesoro Publico no, pues Defensa no ha reembolsado los créditos y adeuda esos 16.000 M€, además de tener que hacer frente a otros 15.000 M€ por los compromisos adquiridos con las empresas que fabrican los PEA. Es decir, para hablar en plata, una parte de la enorme deuda y del déficit público español proviene de la adquisición de armamento y de sostener empresas deficitarias como Navantia.

Recientemente, entre 2006 y 2012, se habían adquirido cuatro unidades BAM, uno de proyección estratégica (buque insignia de la armada), cuatro fragatas F-100 y una de F-105, además están en fabricación cuatro buques de  aprovisionamiento BAC y cuatro submarinos F-80. La pregunta del millón es: ¿Cuáles son los riesgos y amenazas  a que se debe hacer frente para adquirir esta flota de buques de guerra? La mayoría de esos grandes programas de armas, como también los EF-2000, blindados Leopard y Pizarro, helicópteros, etc. no obedecen a ninguna programación estratégica y no se sabe para que servirán. Una vez más se trata de satisfacer las peregrinas demandas del complejo industrial militar español, a los que ahora se debe añadir a los comités de empresa de Navantia.

Fue triste ver la foto de los sindicatos y de los dirigentes de IU celebrando la noticia del encargo. Esos dos buques darán carga de trabajo para dos años y en 2016 volveremos a estar en el mismo lugar de hoy, o ERE o nuevos buques de guerra. ¿Para cuándo el debate y los estudios pertinentes para la conversión y planificación de las zonas industriales que ocupan unos astilleros que consumen recursos públicos que dedicados a otros menesteres crearían mas riqueza para toda la población?

El gasero de nunca acabar

Fernando Santiago Muñoz | 2 de junio de 2014 a las 9:06

Anunció Ramón Aguirre, presidente de la SEPI, en el acto electoral del PP que tuvo lugar en la Diputación, que hoy se iban a reunir en Matagorda representanes de Navantia con Gas Natural y la naviera Knutsen para ultimar los detalles sobre el famoso gasero que se  ha publcitado unas 37.523 veces. Atentos.

Populismo rampante

Fernando Santiago Muñoz | 13 de mayo de 2014 a las 9:20

Aquí hay una carrera entre PP y PSOE a ver quién es más populista. Si llegó Ramón Aguirre, presidente de la SEPI; a la Diputación en un acto solo con gente del PP a decir que se haría un BAM en la Carraca y un gasero en Matagorda, no ha faltado a la cita la presidenta de la Junta para anunciar que el Gobierno de Andalucía va a dar tres millones a las factorías de Navantia en la Bahía, no se sabe en calidad de qué ni para qué objetivo. Como el que le da una limosna a un pobre. Llega la Jefa en su magnanimidad y le dice al mayordomo que le dé unas monedas al indigente. Insólito. La política española es tela de rara.

Con la venia del día 9 sobre el anuncio de contratación de barcos para Navantia

Fernando Santiago Muñoz | 10 de mayo de 2014 a las 9:31

Lo público y lo privado

Fernando Santiago Muñoz | 8 de mayo de 2014 a las 16:34

BnGxBriIAAEUVUJ.jpg_large

Me parece fantástico que la SEPI anuncie un BAM para San Fernando y un gasero para Matagorda. Suena todo a campaña electoral pero si se confirma (veremos) serán dos excelentes noticias que darán trabajo a miles de personas. Me parece bien que el presidente de la SEPI elija la Diputación para mantener una reunión institucional al objeto de tratar sobre Navantia en la Bahía y que asistan a la misma el subdelegado del Gobierno y los alcaldes de San Fernando y Cádiz. Ahora bien: ¿por qué no está la alcaldesa de Puerto Real en cuyo término municipal está el principal astillero de la Bahía?¿por qué no ha sido invitada la Junta de Andalucía que está promoviendo la coordinadora (cluster) de empresas auxiliares del sector naval? ¿qué pinta en la reunión el presidente provincial del PP Antonio Sanz y un diputado de este partido? Esa mezcla de lo privado y lo público me parece detestable, esa apropiación de las instituciones, el uso de los medios públicos para las campañas políticas es una práctica rechazable desde todos los puntos de vista. Dicho lo anterior, es una actitud extendida a todos los partidos, no solo al PP: