En busca de los indecisos

Carlos Mármol | 22 de marzo de 2011 a las 6:30

Espadas anima a ir a votar y promete una comisaría de Policía Local por cada distrito. Zoido presenta un plan para fomentar las vocaciones empresariales y la investigación.

Con un Espadas cada día más suelto de lengua, que ya apela con toda claridad a la importancia de ir a votar el 22-M (vía conversación virtual con sus electores) y un Zoido (Juan Ignacio) paseándose por Sevilla en su autobús electoral, con su habitual séquito napoleónico, ayer echó a andar la nueva semana de la precampaña electoral por la Alcaldía, en la que, a dos meses aún del día clave, los socialistas tratan de invertir el signo maldito de las encuestas y los populares siguen azotando el fantasma de la corrupción masiva para lograr que el electorado socialista, en teoría mayoritario en los barrios de Sevilla, se quede esa jornada en casa.

No esperen muchas sorpresas sobre esta situación de partida. Sospecho que ni los unos ni los otros se van a mover demasiado de estas posiciones de arranque. Lo que implica que el juego dialéctico en la batalla política por la Alcaldía va a ser realmente escaso. Por no decir nulo. Casi inexistente. Espadas anima (casi a gritos) a la participación porque sabe que ésta es su principal baza para ganar o, a lo sumo, no bajar de los 14 concejales, justo los que necesitaría para el pacto con IU. “Si quieres cambiar las cosas, participa y decide, pero no bajes los brazos”, proclamaba ayer en el chat que mantuvo por la tarde con sus simpatizantes, donde estuvieron (de nuevo) los habituales espías del Zoido-team y aparecía con reiteración alguna que otra sospechosa cuestión de ésas que sólo pueden contestarse con la frase habitual: “hombre, me alegra que me hagas esa pregunta”.

La conversación virtual del candidato socialista, que en los últimos tiempos había usado la web del PSOE federal para estas lides, y ahora vuelve a su propio sitio, bastante inactivo en comparación con el del alcaldable del PP, no nos descubrió nada nuevo. Más bien confirmó certezas. La primera: los socialistas tratan de que entre sus huestes no cunda el desánimo. Segunda: el PSOE sabe que los populares todavía no tienen la batalla completamente ganada. Y tercero: intentan por tanto que los indecisos se inclinen al menos por ir a las urnas ese día, hagan lo que hagan después. “Lo importante no son las encuestas, sino las elecciones. Ya veremos cuál es la opinión de los ciudadanos. Los socialistas preferimos ganar cuando lo deciden ellos; otros se tienen que conformar con encargar encuestas a ver si dicen algo distinto a lo que le dicen los ciudadanos a la hora de la verdad”, comentaba en su chat mensual el senador socialista.

cuaderno de campaña martes 22 baja

Es cierto: las encuestas no son infalibles. Y además se utilizan a conveniencia según quien administre la información. No sé si lo saben, pero lo habitual cuando algún político (generalmente secundario) trata de intoxicar a un periodista con algún sondeo electoral favorable a sus intereses es seguir el mismo protocolo: se queda en un bar con el gacetillero de raza (tiene que ser de estirpe, claro), se toma uno una cerveza (y, si puede, una ensaladilla rusa, que ya es época) y, entre una cosa y otra, se simula una confesión de riesgo sobre el hipotético número de concejales que tendrá cada partido político el día de autos. Por supuesto, ni un papel por delante. ¿Para qué?

En todas estas confidencias suele faltar el elemento esencial en cualquier sondeo político: el grado de abstención sobre el cual se dibuja todo el escenario electoral. El número de indecisos. Pronosticar una mayoría absoluta (con independencia de a quién beneficie la tendencia electoral dominante) con casi un 45% de votantes que no dicen realmente lo que piensan hacer viene a ser algo similar a proclamar un triunfo en un campo de fútbol sin que el partido en cuestión ni siquiera haya comenzado a celebrarse. Una victoria sin mérito alguno.

Espadas trata pues de colocar su mensaje entre los votantes (“hay diferencias entre socialistas y populares”) y, en paralelo, intenta dar pinceladas programáticas de su hoja de gobierno, que suele pecar de lo mismo que la de Zoido: buenas intenciones y escasos detalles sobre cómo conseguir los objetivos que se plantean. Ayer tocaba plan de seguridad ciudadana, uno de los asuntos a los que son más sensibles los sevillanos.

La propuesta de Espadas es poner una comisaría del cuerpo local de seguridad en cada distrito (parece inaudito que no existan ya) y abrirlas durante las 24 horas. La plantilla policial también crecería: 240 agentes más. Y se daría prioridad a la atención a los barrios. Nada que objetar a estos deseos. Sólo me surge una duda: ¿todo esto lo ha hablado ya el candidato del PSOE con el sindicato policial? Porque el principal problema de falta de atención policial que sufren los sevillanos no tiene que ver tanto con la Policía Local en sí (los agentes, en general) como con los representantes sindicales de estos policías.

Zoido, en cambio, dedicó la mañana de ayer a presentar sus planes para incentivar en Sevilla las vocaciones empresariales y la investigación. Batas blancas y empresarios. Usó un término que, a efectos electorales, ya utilizó antes Espadas: Sevilla, ciudad del talento. Bueno está. Sobre el talento hispalense habría mucho que hablar. Unos lo llaman ingenio. Otros, gracia. Otros, tontería. El candidato del PP promete transformar el ayuntamiento para conseguir una administración “eficaz, transparente y austera”. Sería maravilloso que Zoido fuera alemán. A mí me asalta otra duda: ¿Se puede lograr esto si se ha prometido todo a todos todo el tiempo?

  • Julia Valcarcel Reina

    Enhorabuena por su blog.. Lo llevo siguiendo desde el inicio de la precampaña (bueno, si puede decirse que estamos ya en ella). Con respecto a su ultimo articulo, le recomendaría que visitase las dos webs de los candidatos de los partidos mayoritarios de nuestra ciudad, Pp y PSOE. Me llama la atención que la página del candidato Juan Ignacio Zoido, que esteticamente es mucho mas bella y funcional que la de Espadas, apenas aparezcan comentarios a sus noticias, a qué se debe ello?? Sin embargo, en la web de Espadas, mucho más modesta, las actualizaciones y los comentarios si se incluyen, incluso los no afines. Creo que cuanto a comunicación hay notorias diferencias entre unos y otros, o entre los equipos de unos y otros. Muchas gracias por sus posts