Archivos para el tag ‘Chaves’

La reconquista

Carlos Mármol | 4 de febrero de 2012 a las 18:46

Comienza la reconquista. Desde el Norte bajará hacia el Sur. La rotunda victoria de ayer de Alfredo Pérez Rubalcaba, o su honómimo electoral –RbCb–, en el congreso socialista de Sevilla pone fin a la incógnita: el fondo de comercio de la marca PSOE pertenece a la vieja guardia y los efectos renovadores tendrán que integrarse –si les dejan– o comenzar una nueva vida, se desconoce aún si con visos de éxito.

A pesar de los gestos y mensajes a la unidad, obvios cuando el último reducto socialista –Andalucía– está en juego, las consecuencias del resultado congresual no tardarán en notarse. Don Pelayo se va a quedar corto. Lo único que puede salvar al aparato regional del PSOE, que apostó por Chacón pregonando una neutralidad que nadie creyó sincera, sería una victoria electoral en marzo. Se antoja difícil, dadas las encuestas. Si San Telmo cae, todo va a estallar. Si, en realidad, no ha estallado ya.

Los exiliados –el clan de Chaves y Zarrías– van a exigir la reparación de los desplantes que, por propia supervivencia, hace tiempo se convirtieron en la tónica del griñanismo, probablemente con razón: los viejos amigos ni se hablan y se sabe, desde antiguo, que no hay nada más cruel que un conflicto familiar.

La reparación consistirá en bajar hacia Despeñaperros: primero, en el futuro congreso regional; después, en los provinciales. Los movimientos serán telúricos. Terremotos. Sobre todo porque los temblores que vienen pueden producirse sin que la dirección regional –que es la gran perdedora del congreso federal– tenga en su mano la gran baza: una cuota suficiente de poder que poder compartir. El órdago del congreso se basó justo en esto: en las cosas de comer. No ha funcionado. El voto es como la dignidad: secreto. Y se usa sólo cuando hace falta. Ante la urna.

El nuevo liderazgo socialista, en todo caso, no garantiza, en términos electorales, nada. Se vio en noviembre, cuando RbCb encabezó el cartel electoral. El poder reciente de los socialistas queda cada vez más lejos. Andalucía está en el alambre. Y lo único que asoma por el horizonte, si los peores augurios se cumplen en las andaluzas, es un colosal ajuste de cuentas. No había nada más que ver la cara de Chaves el primer día del 38 congreso. Un témpano de hielo. Con ganas de venganza.