De capa y cola » Archivo » Una cofradía, una iglesia llena

Una cofradía, una iglesia llena

Diego J. Geniz Velázquez | 9 de febrero de 2008 a las 11:24

Lo daba Diario de Sevilla el otro día. La hermandad del Polígono de San Pablo casi ha duplicado el número de hermanos desde que fueron aprobadas sus reglas como hermandad de penitencia. Y no digamos a dónde van a situarse las cifras cuando llegue este año por primera vez a la catedral: que es la meca cofradiera de toda hermandad de víspera.

Ayer publicaba este periódico una foto del Cautivo de San Ildefonso, una de las devociones más arraigadas en Sevilla y su provincia. Aunque todavía no ha llegado marzo, mes por excelencia para las visitas al Cautivo, se apreciaba poca gente en una iglesia donde el párroco no ha sidon maravillas las que precisamente ha largado por su boca en cada ocasión (y sermón) que se le ha puesto por delante.

Ante esto cabe preguntarse:

  • ¿Se le quitaría a alguna que otra iglesia el olor a bolita de alcanfor si radicara allí alguna hermandad?
  • ¿El cepillo tendría una mayor utilidad aunque sólo fuera en las funciones y “días capiroteros” si saliese alguna cofradía de estas iglesias?
  • ¿Acudirían más fieles si el boato barroco que destila la siempre sensiblería estética de las hermandades se impusiera sobre el canon “campamento parroquial” que quieren imponer muchos de los sacerdotes aquejados por el síndrome “post conciliar Vaticano II”?

Afilen sus comentarios.

Y propongamos un lema: “Hermandad de barrio. Iglesia llena”

  • Thuris

    Me parece absurdo que todo se quiera resolver con una cofradía más. Hay devociones que han nacido y se han mantenido sin cofradías, y el caso del Cautivo es un ejemplo. Y sería una buena señal que continuara así. Hasta pienso que es un “exceso” la salida del Señor en viacrucis, porque hasta ahora no ha sido Imagen “procesional”. Cuando se sacaba al Cautivo era por algo “excepcional”, y eso se ha perdido al sacarlo de manera habitual, como si fuera una imagen más entre las demás, cosa que nunca ha sido.

  • delaviesca

    Entiendo que la Iglesia existe para evangelizar, no para llenar parroquias. Dicho de otro modo:Las parroquias se han de llenar de personas que desen un encuentro con Jesucristo dispuestas a seguir su ejemplo construyendo el reino de Dios. Si la hermandad contribuye a este fin (la evangelización), bienvenida sea. Si nos quedamos en sacar un paso y engordar la economía (de la hermandad o de la parroquia, es igual), entonces estamos dando la espalda a Jesucristo, disfrazando su mensaje y utilizándolo para justificar nuestra particular forma de ocio.

  • Menantti

    Opino igual que delaviesca y thuris.”La hermandad del Polígono de San Pablo casi ha duplicado el número de hermanos desde que fueron aprobadas sus reglas como hermandad de penitencia”(Diego J. Géniz)Habrá que preguntar al párroco donde se ubica la hdad. si ha aumentado el número de fieles en las misas dominicales. Esa sería la noticia. Muchos cofrades se olvidan que son parte de la Iglesia y no parte de una chirigota de Carnaval que sólo se disfraza antes de Cuaresma. Si seguimos asi, la gente saldrá de nazarano, costalero o acólito porque “es lo que pega” o es la tradición al ser Semana Santa, y no por lo que realmente significa…

  • Miguel

    A mí me parece que cada uno busca a Dios como puede.
    La Hermandades de Semana Santa en Sevilla son punta y lanza en la evangelización de la ciudad y mucho hay que agradecerle. Los políticos de moda no osan meterse en nuestra ciudad tanto con la iglesia como en otros puntos de nuestro país, si toda España sintiera a Cristo y a la Virgen como aquí tal vez nos iría de otro modo.
    No somos perfectos y los sacerdotes tampoco así que para eso hay un salmo el 50 para pedirle a Dios perdón que es el que lo otorga y no el párroco puritano de turno.

  • Menantti

    Buscar a Dios como uno puede…Es que una religión no es una dieta alimenticia que cada día comes algo distinto…O un menú de un restaurante para elegir qué primer plato o postre quieres. Una religión hay que seguirla en su totalidad, no según nos convenga. Los sacerdotes son humanos y como tales vulnerables… Yo creo que poco a poco se esta olvidando el sentido religioso de la hermandades y lo supera el tradicional o folclórico.

  • Alf

    Me parece que en la Semana Santa siempre ha superado el sentido tradicional o folclórico. No hay más que ver todo el lujo que rodea a los pasos, me refiero a todo lo brillante que es, está todo hecho para el público, para atraerlo. A mí me gusta mucho la semana santa pero he de decir que el resto del año casi no piso una iglesia.