Noches de bohemia y de pasión

Diego J. Geniz Velázquez | 14 de marzo de 2010 a las 12:12

14marzo_costaleros

A deshoras de la noche van estos hombres por Sevilla. No son los únicos. Bajo lonas que cubren brillos dorados su costal empieza a calentarse cuando el frío arrecia por las calles con poca gente, pero con cierto público.

El suficiente para hacer un análisis antropológico sobre las personas que acuden a estos ensayos. En la variedad está el gusto. Y aquí de lo primero se anda sobrao y de lo segundo, justito. Los hay de silencio y a paso de mudá. Éstos son los menos secundados.

También los hay de palios y de cristos. Y existen también de misterios con barrocas recreaciones en las revirás (entiéndase como giro a la izquierda o derecha que se dilata en el tiempo hasta que el minutero pierde el sentido de su existencia).

El acompañamiento del radiocassete es esencial en este último caso, que en ocasiones porta un auxiliar a modo de servidor en función principal. Si la cita es nocturna, el encuentro terminará en un bar de la feligresía, de estrecho pasillo y amplia barra.

Auténtico templo de fe donde al olor del aceite refrito acuden el montaíto de melva y la cerveza de barril. Pan y vino de estos cristianos de abajo.

Etiquetas: ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

Los autores, en este espacio, se limitan a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hacen responsables de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber