De capa y cola » Archivo » Oros distintos

Oros distintos

Diego J. Geniz Velázquez | 20 de marzo de 2010 a las 11:42

20marzo_orosSin reino ni corona este monarca muestra sus atributos más preciados (no piensen mal que seguimos en periodo de abstinencia).

El aceite y el líquido elemento han bruñido el metal que conforma su tesoro. Al fondo, una pared de azulejos repetitivos vislumbran la escena donde la rutina se ha apeado.

Antes de llegar a casa una parada en seco en el bar más cercano. Es cuaresma y la lista de tapas ha variado para adaptarse a este periodo en el que las almas deben estar en constante alerta.

Hay que cuidar el espíritu. Y el cuerpo, también. Por eso la culinaria hispalense sabe de guisos que evitan la tentación de la carne.

Aquí llegó el primer antídoto para no caer en el lujurioso pecado: pavías de bacalao regadas con un buen buche de cerveza. Distintos oros. El mismo brillo en el estómago.

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.