De capa y cola » Archivo » El dios efímero

El dios efímero

Diego J. Geniz Velázquez | 23 de marzo de 2010 a las 11:25

23marzo_botellon

No esperan la salida de una cofradía. Ni están en retiro espiritual. Alzan sus brazos sin abrazar ideología política alguna. Sostienen con sus dedos el soporte plástico con el que elevan sus almas a ese cielo instantáneo, efímero edén de una adolescencia que acaba de florecer.

Celebran la llegada de la primavera, esa estación de hormonas desbordadas que revoluciona cuerpos (con síntomas alérgicos incluidos) y anquilosa mentes. Es difícil escapar a la tentación de esta fiesta de la vida con pronta fecha de caducidad.

Triunfo de un hedonismo sin más penitencia que la resaca acomodada sobre el lecho de una cama cubierta por sábanas del día después.

Nula preocupación. Son la bulla de este Dios al que la cruz de los años siempre vence. Idolatrada juventud de días contados.

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.