De palabra y oro » Archivo » El honor de Arenas

El honor de Arenas

Francisco Javier Domínguez | 13 de marzo de 2012 a las 13:27

Cuando Hitler se anexionó los Sudetes, una región de la antigua Checoslovaquia donde existía un elevado porcentaje de población alemana, ante la indolencia de Francia y Gran Bretaña, Wiston Churchill, que entonces no gobernaba declaró: “Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra; habéis elegido el deshonor, tendréis la guerra”. Algo similar habría que decirle a Arenas, pero cambiando las palabras. La cita quedaría tal que así: “Has elegido entre el honor y el debate; elegiste el honor, tendrás debate”. Y debate hay. Y tanto. Arenas no tenía nada que perder en un debate en el que se hubiera escenificado aún más, que ya es decir, que PSOE e IU, en este proceso electoral, son prácticamente lo mismo. Pero prefirió la postura presuntamente honorable de no acudir a una cita en la que según él las cartas estaban marcadas. Se equivocaba. Con la artillería que tiene Arenas contra Griñán hubiera hecho sucumbir a Valderas, que se hubiera quedado fuera del pim pam pum entre socialistas y populares. Ahora, Arenas ha permitido que ambos tengan dos horas de televisión en una cadena que ven muchos electores que, por perfil, tienen poco acceso a las cosas de la política. Griñán gana cuota y Valderas tiene muchos minutos en los que para nada aparece damnificado porque su permanente labor en la sombra sólo puede crecer. Arenas perdió una oportunidad histórica para decirle a Griñán que su hijo estaba en paro y que por ello podría obrar como muchos de su partido durante todos estos años. “Véase el propio Chaves”, le podría haber espetado. Los escándalos son tantos que la batería de argumentos de Arenas es poco rebatible. Por mucho que Griñán diga que ellos denunciaron lo de los ERE. Lo cierto es que Arenas eligió lo que entiende por honor y ahora tiene debate, debate sobre su capacidad, sobre sus argumentos. Cuando alguien quiere ganar las elecciones con mayoría absoluta tiene que estar dispuesto a todo, incluso debe ir a ganar las elecciones en lo que él califica como campo contrario. Ha elegido el honor contra un debate a tres y ha surgido un debate que no le beneficia. Debería haber leído las memorias de Churchill.

  • zalagardas

    Sin hacer absolutamente nada, sin proponer nada, está al borde de la mayoría absoluta, a rajoy le salió bien la jugada, Arenas quiere repetir táctica, sus asesores saben de sobra que la clve es no movilizar al electorado de izquierdas, si se engancha con Griñan en un debate en directo puede salir trasquilado, me explico: ante un cruce más que probable de acusaciones sobre corrupción entre Valencia y Andalucía, el electorado socialista está avergonzado de los suyos, el del pp está claro que no,(los resultados les alaban), pero ante un tenso debate, un pequeño porcentaje del electorado socialista puede venirse arriba y decidir ir a votar, otra parte está ya perdida y esto lo saben los dos, por eso en mi opinión y siento llevarle la contraria, los asesores de Arenas aciertan en su táctica, una vez más, la clave no es que vote mucha gente al pp, la clave es que el electorado de izquierdas, se quede en casa avergonzado o desilusionado, pero que se quede en casa.