En casa o en la calle

Alvaro Martín | 1 de julio de 2010 a las 13:36

Estoy pensando en invitar a una amiga a una cenita “intima”…Y claro, como todos, no paro de pensar en cómo hacer para que la cena resulte encantadora. Encima, como suele ocurrir, tendré que quedar bien con ella en lo que a vinos se refiere, así que no podré dejar ningun cabo sin atar…veamos, buen vino, buena comida,buen ambiente…un pastón!

Si pensamos en salir de casa a tomar vino, como poco tendremos que tener en cuenta que en un restaurante le van a  meter del orden de un doscientos por cien de beneficio, así que una botella que coste en torno a los diez euros, saldrá allí por unos treinta, como poco…

Si somos entendidos, iremos a tiro hecho, y pediremos aquel vino que ya conocemos y sabemos que en ese sitio concreto no tiene un recargo excesivo y además tiene mucha rotación, con lo que nos aseguramos no nos den un vino mal conservado.  Ahora, suma una buena comida, un buen postre y por supuesto la copita del final…

Veamos la otra opción, casita. Compro el vino que más me guste al precio que mejor encuentre asegurándome de que donde lo compre, haya tenido una buena conservación, preocupándome de que el propietario me haya informado de sus características, y habiéndole  preguntado sobre cosas que me resulten interesantes, tratando de encontrar un vino que sorprenda y al mismo tiempo maride bien con la comida que estoy pensando en cocinar.

Mesa bien servida, vino de mayor calidad que en el restaurante (ya que no lleva el recargo, y si me sale malo se lo llevo a mi “nuevo amigo” de la tienda que no tendrá problema alguno en descambiarme), comida comprada, elaborada y servida por mi…velitas, copitas bien pensadas para despues, recogida de mesa, fregada posterior…un trabajo importante!

Como todo, habrá que sopesar qué es lo que más nos convence, comparar pros y contras y decidir. Pero lo que es seguro es que en lo que a vinos se refiere , habitualmente, saldrá más positivo el consumo en casa, sobre todo cuando hablemos de vinos de un precio elevado.

Así que después de pensar en todo esto, ¡ya lo tengo claro!  lo decidiré a última hora, y dejaré que el azar juegue su carta…es lo bonito de la improvisación.

Seguro que todo sale bien :-)

  • Mirta

    En relación a lo escrito siempre he tenido una duda ya que mientras cocino en dichas circunstancias me gusta que el afortunado me acompañe en la cocina y es, en ese momento, donde suelo abrir el vino y en copas irlo tomando en la charla previa que es en donde más disfruto. La pregunta es si es o no protocolario lo que hago: que en vez de abrir el vino en la mesa, pues lo abro en la cocina y juntos lo disfrutamos sin mezclar los sabores con la cena. La verdad es que me encanta y lo voy a seguir haciendo, solo que no sé si es lo adecuado. Gracias.

  • Sevillano en Londres

    Mirta, lo protocolario es abrirlo en la mesa, aunque estoy totalmente de acuerdo contigo en que lo que mas se disfruta es en la cocina, charlando y cocinando juntos. Mi consejo seria, si es primera cita en la mesa ( a menos que pienses en una segunda botella jejeje), si ya hay confianza o simplemente es un amigo/a pues a la cocina!

  • Sevillano en Londres

    En cuanto al articulo si se va a un restaurante recomendaria siempre crianza ( a menos que se conozca bien el restaurante y la bodega ir a un reserva es arriesgarse a tener que devolver la botella). En Sevilla es dificil encontrar restaurantes donde no se pasen con el vino, aunque los hay. Recuerdo un restaurante donde una botella de Malleolus “solo” tenia un recargo de 3 euros sobre el precio en la calle.
    Lo de tener una cena en casa casi se acierta (aunque depende de las dotes culinarias de cada uno)

  • Alvaro Martin

    Estimada Mirta:

    Recordarte que el vino es para pasar momentos agradables, así que lo mejor es no preocuparse excesivamente por su protocolo , sino disfrtutarlo.
    Ayer escuche que la mejor botella es aquella vacia, ya que es la que seguro seguro se ha ya disfrutado. Toma nota…

    Solo comentarte que si usas un vino para cocinar, te recomiendo que sea el mismo que vayas a beber mientras saboreas esa comida, ya que así el maridaje realzará el sabor de la comida, asi como el del vino.

    Que sigas difrutando!

  • Alvaro Martin

    Sevillano en Londres, nos encantaria que comentases con nosotros esos restaurantes con semejantes precios para no dejar de ir.

    En cuanto a lo del crianza y reserva, bueno, aunque como tú soy más dado a tomar crianzas, te diré que cuando encuentras un buen reserva e incluso gran reserva, suelen ser absolutos espectáculos, eso sí, en todos los sentidos, también en el precio…pero como siempre digo, hay que estar abiertos a probar cosas nuevas, experimentar y no dejar de sorprenderse.

    Muchas gracias

  • Nuria

    Bueno!!!supongo que si has escrito mas posts… Que curiosidad!!!por que optaste al final??a mi me hubiera gustado cenita con un riojita que caldee el ambiente!!!ahora si,dado que creo que entiendes bastante de vino…necesito una recomendación de buen vino blanco bueno bonito y barato en la calle ya que comparto piso!!!muchas gracias y sigue haciendo del mundo un lugar mejor!!!ole ole ole

  • Alvaro Martin

    Nuria, siento no haberte respodido antes, pero a veces no me da tiempo a responder en el momento y despues se me pasa…al final, opté por cenita en casa la mar de animada, con vinito blanco amenizando la velada. Opté por un vino de la sierra norte de Sevilla, un chardonnay fermentado en barrica, se ve que me gusta ese rollo…:-) Como vinos blanco te podría responder muchísimo, pero si me acotas un poquito, podré ir un poco más a algo concreto, dime, preferencias, (ya veo que en tintos apuestas por Rioja), precios…y te digo algo, vale? En tanto te animo a que pruebes ese mismo que te he dicho que está la mar de rico y cuyo nombre es “Ocnos”.! Salud!