Recordando el verano…

Alvaro Martín | 17 de septiembre de 2010 a las 11:32

Como os comenté, este verano, pensaba darme una gira por varias provincias de España entre las que tenía previsto reencontrarme con Castilla León, Galicia, pasar algo por Portugal y bajar por Huelva…finalmente no ha sido exactamente así, aunque el placer desde luego ha sido mayor de lo esperado.

El punto común de partida ha sido Madrid, comunidad que ya conocía bastante, pero que gracias a Jaime, un colega de trabajo, he podido disfrutar de manera ejemplar. Chinchón,  con su plaza de toros, Aranjuez, con sus palacios y grandísimos jardines botánicos…Cuenca que aunque ya no es Madrid, está más que cerca y no sólo existe, sino que es fascinante, son algunos de los ejemplos de lugares donde he disfrutado de manera más que sorprendente.

Subiendo hacia Galicia, no he podido resistirme a la multitud de bodegas donde hacer una parada para comer, catar vino, e incluso (aunque yo no lo he hecho :-() disfrutar de un spa en hoteles de muchísima calidad en la Ribera del Duero. Pueblos con nombres que probablemente no habréis escuchado en vuestra vida, pero que albergan restaurantes con un servicio inmejorable, unas cartas de vinos a precios de risa y unos lechazos para llorar.

Burgos….Dios, ¡Burgos! Nunca habría imaginado que Burgos era así de bonito, que bares, que posibilidades para pasear, tapear, “vinear”, reir y disfrutar de maravillosas temperaturas en verano.

Segovia, y su acueducto y su Cándido…por fin conocí Cándido, donde disfruté de un cochinillo maravilloso y un vino de la zona a un precio que parecía de saldo, pero que aún así, no me proporcionó la sensación esperada. Desde luego tengo que romper una lanza a favor del servicio de calidad que existe en la restauración del norte de España, donde la atención es inmejorable, pero en este caso concreto, creo que Cándido, se ha dejado llevar por la fama y está descuidando ese punto para mi tan importante, la calidad, educación y simpatía del servicio.

Y  por último en contar, pero que no en puntuación, Galicia, ¡¡¡Qué maravilla!!! He estado en casa de mi amigo Alfonso, gran amante de los vinos y restauración de calidad en una casa muy cercana a Valdoviño y Cedeira, rodeado de playas maravillosas y de pequeños sitios donde disfrutar de grandes tapas y grandísimos vinos. Qué tortillas de patatas mas buenas hay en Galicia, y qué vinos más bien conservados y a buenos precios…Por comentaros algunos no puedo dejar de decir “Casa Pena” en Moeche, La coruña, un restaurante con la bodega más impresionante que he visto nunca dentro de un restaurante, una carta infinita y unas recomendaciones elaboradas con todo el cariño de unos entendidos y amantes del buen vino y los precios razonables.

Realmente ha sido un verano digno de recordar,  disfrutar y recomendar. Doy las gracias a Sevillano en Londres, a quien tuve en el recuerdo en algunas de mis peticiones, y desde luego a la compañía tan grata con la que he realizado gran parte de esta ruta :-*

Me vengo con una mezcla de ilusión por el gran trabajo que hay que hacer en Andalucía por mejorar la calidad del servicio de los vinos y algo de desazón por la dificultad que entrañan aquí los vinos en verano. Pero creo que con trabajo e ilusión se consigue casi todo, así que…¡¡¡Manos a la obra!!!

  • Abogado Malaga

    Galicia tiene que se runa auténtica maravilla, sin duda. Tengo muchas ganas de conocerla.