Tampoco los Patios

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 4 de diciembre de 2011 a las 14:02

Una vez más nos hemos quedado a la puertas de obtener un importante galardón. Si hace apenas seis meses era el sueño dela Capitalidadel que volaba de Córdoba camino de San Sebastián, ahora ha sido el de los Patios el que se ha quedado a medio camino. Al menos hubo alguien que a última hora se dio cuenta de que caminábamos con firmeza hacia otro descalabro y decidió retirar el proyecto de Patrimonio Inmaterial dela Humanidaddel tribunal dela Unesco. Todoapuntaba hacia el abismo: la falta de ambiente en la ciudad, el negativo informe del comité asesor del organismo internacional y la falta de sintonía entre las instituciones que debían defender el proyecto. Con esos mimbres, lo más inteligente fue ahorrarnos a los cordobeses otro chasco y echar la pelota hacia adelante para ver si en un añito hay más suerte y salimos mejor parados.

Sin embargo, la decisión de retirarse no debe obviar las críticas hacia quienes debían haber velado por los Patios. En primer lugar el Ayuntamiento, que presentó un informe absolutamente plano y lleno de carencias que no daba opción a nada. Bien es cierto que el PP lo heredó del anterior equipo de gobierno, habilidoso como pocos en vender mucho humo y trabajar demasiado poco. No obstante, eso no ha de hacernos olvidar que en las huestes de Nieto nadie le había hecho ni caso al tema hasta diez minutos antes de la reunión de Bali. Toque de atención para los nuevos capitulares, a los que ahora sí se les exige presteza, seriedad, rigor y trabajo bien hecho.

No sale mejor paradala Junta, que tiene con Córdoba una especie de aversión histórica que le lleva a no dar de sí nada. Si en el camino haciala Capitalidadsu neutralidad activa hizo más daño que otra cosa, en el tema de los Patios no se ha visto el mínimo interés por parte de los chicos de Paulino Plata. Claro que este consejero cada vez que escucha hablar de Córdoba sufre de instantáneos retortijones. Tiene unos meses para arreglar su aversión, que por aquí comenzamos a estar cansados.

Finalmente, está la sociedad cordobesa. No es que haya habido manifestaciones populares de respaldo a la iniciativa, aunque el mazazo del 2016 justifica claramente que los ciudadanos tengan ahora pocas ganas de plantarse ante tribunales de ningún tipo o condición. Tampoco los medios hemos estado a la altura, aunque en esto, como en todo, quien primero ha alzado la voz es quien antes debería callarse.

Tenemos una segunda oportunidad, esperemos no desaprovecharla. Porque a este paso lo único que va camino de ser patrimonio de la humanidad en esta ciudad son los restos caninos tan de moda en estos días. Patrimonio material, por supuesto.

  • Pedro Javier González Tena

    Como algunos ya apuntábamos el dossier era malo. También lo fue el de la Capitalidad, pero en este caso lo pudieron esconder echándole la culpa a San Sebastián; si hubo o no hubo “changuay” no quita que el dossier fuera impresentable.
    Si el PP hace lo mismo que los anteriores, es decir; se lo da a quien no sabe ni tiene experiencia en asuntos como este ni en su vida ha presentado y ganado un dossier similar ante convocatorias de la Unión Europea, pero son “amigos” o “recomendados” o “de confianza” volverá a ocurrir igual.
    Qué daño han hecho y siguen haciendo a esta ciudad los amigos, las amigas, los conocidos, los recomendados, los de confianza y los que les dan reconocimiento y responsabilidades.