El suicidio de la izquierda

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 12 de febrero de 2012 a las 10:13

Si nadie lo remedia, el próximo 26 de marzo es más que posible que Andalucía conozca un cambio de Gobierno histórico en sus 30 años como autonomía. Lo avanzaba el jueves el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) que publicala Universidadde Granada y alguna encuesta en la madrileña sede de Ferraz lo confirmaba ese mismo día. Los sondeos son cada vez más claros y el PP se prepara para su gran momento. La crisis, los escándalos de corrupción, el hartazgo de 30 años y la propia dinámica electoral así lo indican. Eso y el empeño de la propia izquierda andaluza en ponerle en bandeja a Javier Arenas el despacho de San Telmo. Y, si no se lo creen, vayamos a las pruebas.

Mientras el PP de José Antonio Nieto aprobaba el viernes una lista electoral de pleno consenso –tampoco le quedaba otra–, las dos fuerzas tradicionales de la izquierda cordobesa se entregaban a la autodestrucción. En IU está por ver cuántos se unen a la dimisión de su coordinador provincial después de que el regional de la formación haya decidido que lo que votaron las bases no vale de nada y haya colocado a Alba Doblas, mujer del sector duro del PCA, como cabeza de cartel para el 25-M. La coalición continúa en 2012 con el descenso en picado a los infiernos que inició en las municipales de 2011. Como dice el tuitero @ayuncordoba, cabría aplicar aquí la frase “IU no, bases fuera”.

Lo del PSOE es aún peor. El partido que lidera Juan Pablo Durán en la provincia sacó adelante ayer sus listas sólo con el 59,5% de respaldo y en medio de un cisma interno de proporciones descomunales. El secretario provincial, en una decisión altamente personal, ha apostado por dejar el futuro socialista en manos de Araceli Carrillo y de una serie de candidatos que suscitan, a partes iguales, rechazo, animadversión y un cabreo monumental entre sus propios correligionarios. Tendrá Durán el honor de ser el líder provincial más contestado de Andalucía y es más que posible quela Ejecutiva Federalsocialista le enmiende la plana esta próxima semana y le retoque la plancha para incluir a alguno de sus críticos –el más seguro, Joaquín Dobladez–. La estrategia de Durán es propia de un diván, pues tras fracasar en su intento de ser él mismo el primero de la lista se sacó de la manga una serie de normas enfocadas a vetar a todos aquellos que podían hacerle sombra. Tal ha sido la habilidad del secretario provincial que se ha encontrado enfrente una mezcla de contrarios que sólo él ha sido capaz de unificar. Y todo ello mostrando que las bases no sirven para nada y sus opiniones valen lo mismo que la de mi hijo de dos años.

Con este panorama: ¿alguien piensa que la izquierda no se está suicidando?

  • perico

    Me parece que el comentarista erra en cuanto a los datos de IU, ya que en las últimas elecciones generales, hace apenas 3 meses, esa organización subió en número de votos y estuvo cerca de alcanzar el parlamentario. En las próximas hasta es probable que alcance dos escaños, como así lo indican las encuestas.

  • Luis J. Pérez-Bustamante Mourier

    A Perico.
    Es cierto que en las generales IU mejoró sus resultados, pero a mi juicio no supo sacar partido de la mala situación en la que se encuentra el PSOE. Aun así, considero que la debacle de las municipales es suficiente como para considerar que 2011 fue un año malo para la coalición. De todos modos, gracias por tu comentario y tu participación.