La perdiz de Nieto

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 19 de febrero de 2012 a las 8:49

Ocho meses depués de alcanzar el gobierno, el equipo de José Antonio Nieto ha anunciado que va a lanzarse a una campaña informativa de reuniones con colectivos, asociaciones, vecinos y otras hierbas para explicarles lo hecho en este tiempo, lo previsto en el futuro y, sobre todo, la pésima herencia recibida de sus predecesores. Amenazados por cierto run-run en la ciudad relativo al escaso peso de las decisiones tomadas hasta el momento y conscientes de que ya queda menos para que las elecciones del 25-M los sitúen al mando de Andalucía, los populares quieren sacar partido y aprovechar, de paso, para hacer un poquito de campaña electoral a coste cero.

El PP se lanza ya a mostrar su gestión sin tapujos y esta semana ha sido el propio alcalde el que ha salido a la palestra a poner puntos sobre varias íes que andaban pendientes. En primer lugar, Nieto ha dejado claro que la reforma del convenio colectivo en el Ayuntamiento se va a hacer la quieran los sindicatos o no “porque hay algunos que todavía no han sufrido las consecuencias de la crisis”. Sabe el regidor que éste es un argumento de mucho peso entre unos ciudadanos que viven atenazados por un paro galopante y unas apreturas aún mayores. No parece que nadie vaya a salir a la calle a denunciar que los funcionarios municipales trabajen 37,5 horas a la semana o que tengan más controlado su rendimiento y bajas laborales. Dejémonos de demagogias, que todos conocemos bajas y bajas.

El mismo día que habló de convenio también habló Nieto del Palacio del Sur, ese recinto de congresos que apenas lleva diez años sobre la mesa. Y lo hizo al mismo tiempo que el portavoz de IU, Francisco Tejada, le apremiaba a tomar una decisión sobr el tema con una energía inversamente proporcional a la que él mismo puso sobre el proyecto cuando llevaba el urbanismo –hace quince días, como quien dice–. El alcalde ha dicho que “no hay que marear la perdiz” y que si este año no se inician las obras no habrá obras. Se pone así la venda antes de la herida, pues no parece que el panorama económico esté para que su partido le satisfaga las eternas reclamaciones de más fondos de Gobierno y Junta para este proyecto. Nieto toma ejemplo del alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, quien esta semana ha decretado la muerte por inanición del centro de congresos previsto para su ciudad a cambio de algo de oxígeno para sus arcas.

Comienza a imponerse la lógica y comenzamos a ver algo de lo que el PP va a hacer en la ciudad. Ahora sólo queda que otras perdices como Cruz Conde, las líneas de Aucorsa o las inversiones empresariales salgan a la luz. No vaya a ser que se demoren mucho y se vuelva a levantar la veda.

Los comentarios están cerrados.