Desde la Ribera » Archivo » Que no va a ser todo penar

Que no va a ser todo penar

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 18 de marzo de 2012 a las 10:00

Al ritmo que va la campaña de las autonómicas del próximo domingo, Córdoba se va a quedar pequeña. Sin haber caído por aquí demasiado glamour político, el número de promesas, proyectos e ideas que se han puesto sobre la mesa en estas elecciones es realmente sorprendente. Y lo es por dos cuestiones: porque dada la tiesura con la que se mueve el Ayuntamiento es llamativo ver tanta iniciativa por ahí coleando y, porque, en esta ocasión, en vez de ser el partido del Gobierno el que se enfrasca en prometer el oro y el moro, el que se deja la garganta con sus ideas es el que aspira a sustituirlo. El PSOE de Griñán parece que tiene claro que no debe vender ni un sólo centímetro de carretera ni siquiera un ladrillo dotacional si no quiere que le caiga encima toda la artillería que les acusa de haber derrochado todo lo que han podido en tres décadas. Mientras, el PP, convencido de su triunfo el día 25, presenta, uno tras otro, proyectos que impulsarán Córdoba y le darán una vuelta de calcetín. Tal que la misma que Arenas espera aplicar en la Junta si se muda a San Telmo.

Y es que, si hace apenas un mes se criticaba a José Antonio Nieto por no haber tomado ni una sola decisión de gobierno a largo plazo –la Davis fue coyuntural–, ahora pasa justo lo contrario. En quince días, el alcalde ha comenzado a desplegar su arsenal y entre mitin y mitin, y sin aclarar mucho en calidad de qué cuenta cada cosa, se ha despachado con toda una reinvención. Del Palacio del Sur del ahora añorado por sus críticos Rem Koolhaas hemos pasado al Centro de Convenciones del Parque Joyero del ahora criticado Rafael de la Hoz. De los titubeos sobre la reforma de Aucorsa hemos pasado a una reinvención de líneas que incluye dos por el Casco Histórico, el paso de autobuses por La Corredera y que ha servido, de paso, para zanjar el debate de la peatonalización de Cruz Conde. Ni un coche más entre Las Tendillas y Ronda de los Tejares. Por último, enterrado ya aquel famoso tranvía que iba a poner a Córdoba en el mapa centroeuropeo hemos pasado a un Metro tren que comunicará Alcolea con Villarubia pasando –era inevitable– por el Parque Joyero.

Todo esto lo ha presentado Nieto cuando aún queda el arreón final de la campaña, a la espera de que Supersoraya pase por aquí el martes y de que Arenas diga algo en su próxima visita. Y vistas así las cosas a uno le entra la duda de qué estará dejando el regidor para el resto del mandato. Dicho de otra manera, con qué va a calmar el alcalde la polvareda que suscitarán los inevitables recortes públicos y subidas privadas que le tocará hacer en los próximos meses. Que digo yo que algo bonito tendrá que decirse a los cordobeses cuando se les toque el bolsillo. Que no va a ser todo penar.

Los comentarios están cerrados.