Desquiciados o desahuciados

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 28 de octubre de 2012 a las 10:37

Un hombre se suicida en Granada horas antes de que una comisión le quite su casa. En Valencia, otro individuo lo intenta pero, afortunadamente, no consigue su objetivo. En Córdoba, una pareja okupa su casa del Campo dela Verdadpor temor a que le roben las pertenencias de un hogar del que fueron expulsados apenas cuatro días antes. El mismo día, Montoro dice que los presupuestos del Estado para este año son los más sociales de la democracia y ejerce de ZP al afirmar que 2013 será el último año de la crisis económica. Brotes verdes a la vista.

IU pide al gobierno central un plan de empleo de 600 millones de euros para paliar la pésima situación de la comunidad, pero elude concretar nada de su contenido. Para eso deben ponerse de acuerdo los ayuntamientos y las diputaciones, dicen. Un día despuésla EPAse empeña en darle la razón a la coalición y en llevarle la contraria al hombre de los brotes verdes populares: el paro está desbocado. Uno de cada cuatro españoles no tiene trabajo. En Córdoba esta cifra aumenta a cuatro de cada diez. Pánico, nos acercamos a marchas forzadas no ya al 40% si no más arriba. Los ERE firmados hasta agosto multiplican por más de cien a los del año anterior. Los sindicatos convocan una huelga para denunciar que todo va mal. No proponen soluciones, sólo hablan de un referéndum para examinar la política económica del Gobierno. Olvidan que ese referendum tuvo lugar hace menos de un año y acabó en mayoría absoluta popular. Igual ellos mismos deberían someterse a un referéndum para ver hasta qué punto representan  a alguien. Lo harán el 14-N. Veremos si les sale la cosa tan mal como en marzo.

Los bancos ganan miles de millones, pero son menos porque destinan parte de sus ganancias a prever las pérdidas del futuro en su ladrillo. La burbuja estalló, no se pinchó poco a poco. Ahora hay barrios fantasmas. Vayan al cortijo del cura de noche. Europa acude en apoyo de los bancos. El Estado acude en apoyo de los bancos. Los bancos no acuden en ayuda de sus inquilinos. No pueden, quizás tampoco quieran.

Pongo la radio y escucho a una tertuliana decir que vivimos una situación como la de los Balcanes. Me pregunto si sabrá de lo que habla. Demasiados tertulianos diciendo majaderías durante demasiado tiempo. El frentismo es cada vez mayor. Algunos parece que quieren que nos hagamos griegos mientras otros nos sitúan en el Olimpo. Democracia entendida a trozos. Los buenos contra los malos. Culpables contra inocentes. Elija su grupo.

España vive atacada. Histeria colectiva traducida en pesimismo general, parálisis y cara de miedo. Un país desquiciado. Me resisto a creer que sea también un país desahuciado.

Los comentarios están cerrados.