Archivos para el tag ‘Aucorsa’

La Ribera y el bien común

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 13 de enero de 2013 a las 10:25

HACE apenas un mes, el IESA hacía pública una encuesta cuyos resultados eran sobrecogedores. Más de un 58% de los sondeados consideraba que la democracia no funcionaba bien en España y nada más y nada menos que el 92,7% creía que los partidos políticos se preocupan más de sus intereses particulares que de los generales. Las cifras son alarmantes, serias y dignas de que alguien con dos gramos de cerebro activo grite un “paren las máquinas” antes de que este país se meta en una espiral de populismo de preocupante solución. Sirva este prólogo para situar al lector ante los hechos que ahora se describen y para que valore si es cierto que los partidos miran por sus intereses más que por el bien común.

Esta semana hemos asistido a la primera polémica política del año en Córdoba, desatada a cuenta de la reapertura al tráfico –autobuses y taxis sólo– del último tramo que queda por reinaugurar de la Ribera. La obra está terminada y la Junta rechaza dar el paso definitivo porque el Ayuntamiento debe dar el último empujón al asunto con la recepción del Centro de Visitantes de la Puerta del Puente. Traducido: Es como si en su comunidad se arregla la puerta de la cochera, pero no se abre porque hay que cambiar las cuerdas para colgar la ropa en la azotea. La explicación parece, y es, estúpida, pero no menos surrealista e impresentable que la decisión del Gobierno andaluz. El Ayuntamiento se ha apresurado a decir que si la cosa es porque la Junta teme perder la foto de la inauguración, él está dispuesto a cederle ésa y cuantas fueran necesarias, pero que el tráfico debería pasar por esa zona porque Aucorsa está palmando pasta a espuertas desde que dos de sus líneas no circulan por allí. Puede incluso que de fondo haya una especie de vendetta autonómica a la negativa del alcalde de arreglarle a Cultura los alrededores del inconcluso y eterno C4. Si tú no me arreglas esto, yo te dejo sin aquello, podría ser el argumento desde Sevilla. Hasta aquí los hechos. Ahora, las consecuencias.

Nuevamente, Córdoba vuelve a ser víctima del enfrentamiento infantil de dos administraciones. La ciudad, como tantas otras veces, queda en manos de una pelea de niños que olvidan por completo el bien común para centrarse en el interés político y el desgaste del adversario. En este caso, la culpa recae sin duda alguna sobre el Gobierno andaluz –en otras es al revés–, que olvida que no es una extensión del PSOE, sino que es una administración que debe mirar por usted, por mi y por su vecino. Porque eso son las administraciones: representantes de los ciudadanos para que actúen en su beneficio, no para que le pongan piedras a las ruedas y lastren sus posibilidades. Nadie en su sano juicio puede explicar en serio que este vodevil de la Ribera tenga justificación. Igual que nadie parece haber entendido aún que el bien común se encuentra mucho más allá del bien de unas siglas.

Y sólo un 58% duda de la democracia. Milagro

El PP de Nieto se hace un lío

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 15 de abril de 2012 a las 10:46

Tengo la sensación en las últimas semanas de que el estilo de gobierno de Mariano Rajoy se está imponiendo también entre sus compañeros de partido en Córdoba. Esa sensación de improvisación permanente se impone en Capitulares. De un tiempo a esta parte y, sobre todo, desde que las urnas dieran la amarguísima victoria al PP el 25 de marzo, las señales que emanan desde el equipo de José Antonio Nieto no son las mejores y se extiende en cierto modo la impresión de que los concejales del gobierno están bastante superados por los acontecimientos. Quizás, el excesivo presidencialismo del alcalde esté pasando factura a un equipo que, salvo contadas excepciones, cada vez que está saliendo a la palestra a hablar la lía.

Sonado fue el caso de la edil de Educación e Infancia, María Jesús Botella, cuyas declaraciones sobre la escuela municipal y su modelo de “ikastola” no han servido más que para calentar los ánimos entre los padres y para movilizar a un alertagado personal cercano a IU. Igualmente torpe ha sido esta semana la edil de Infraestructuras, Laura Ruiz, quien inicialmente le dijo a las peñas que el Consistorio no iba a poner un duro en el montaje dela Batallade las Flores, la romería de Santo Domingo ni el perol de convivencia que se celebra cada año en El Arenal. Rápidamente, la concejalal se desdijo y eximió a la romería del pago de los módulos, un precedente que a buen seguro le va a costar más de un dolor de cabeza a su compañero de Hacienda, José María Bellido, en su cruzada por recortar los gastos municipales. Finalmente, la decisión de Aucorsa de pactar una revisión de convenio colectivo mejor para sus trabajadores que el que ya se había pactado en Sadeco ha llevado a CCOO a suspender la aplicación de este último a la espera de acontecimientos. Dicen que el cabreo de Antonio Prieto, gerente de la empresa de basura, era descomunal el jueves ya que el trabajo que le costó poner en pie los recortes en una sociedad municipal tan difícil como Sadeco puede irse al traste en breve.

Por último, el propio alcalde se está metiendo en un charco de proporciones descomunales con sus eternas indefiniciones sobre el futuro centro de congresos de Córdoba. En plena campaña dio por enterrado el proyecto de Miraflores y se decantó por un centro de convenciones en el Parque Joyero. Sin embargo, esta misma semana ha dicho más de una vez que sila Juntapone el dinero necesario y el despacho de arquitectos de Koolhaas da soluciones está dispuesto a retomar el Palacio del Sur sin mayor problema. Un lío, vamos.

Señales extrañas éstas que está dando el PP en Córdoba, tanto que se impone un parón que reordene el patio. Que queda aún mucho mandato e incluso podría despertar la oposición.

Nada de buenas palabras

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 8 de enero de 2012 a las 12:03

Ahora que ya hemos comenzado este, en principio, apocalíptico 2012 y que ya sabemos que nos van a crujir a impuestos, toca escribirle la carta a nuestro alcalde para que nos traiga alguna que otra cosita. Esta carta no es un catálogo de deseos sino que reclama su cumplimiento por el bien de los que aquí habitamos. Nieto ya lleva seis meses sentado en Capitulares y su equipo debe comenzar a dar muestras de la firmeza de decisión y fortaleza de carácter que hasta ahora tanto se han echado de menos. Hay que coger el toro por los cuernos en una serie de aspectos menores y en uno de talla superlativa.

Entre las cosillas menores que cabría aclarar de una vez están temas como la eternamente pospuesta solución a Cruz Conde y su peatonalización. Quien haya paseado por el centro en el ultimo mes habrá observado que meter autobuses por esta calle es una auténtica barbaridad para unir dos puntos separados por apenas 400 metros. Cerrar al tránsito esta vía no se puede hacer más que reorganizando de una vez una empresa, Aucorsa, cuyo diseño de líneas estaba muy bien para cuando Séneca y Lucano cogían el 1. No cabe tampoco dilación en solucionar el eterno conflicto del taxi, pero con los ojos puestos en los usuarios y no en un colectivo que no es precisamente un ejemplo de solidaridad. Por ultimo, está la racionalización de plantilla, horarios y convenio municipal. No caben estrategias con la vista puesta en marzo cuando de lo que se habla es de la tranquilidad de cientos de familias. Lo que se vaya a hacer habrá de hacerse ya, sin retrasos calculados ni parches.

Y luego está el tema de verdad. El del empleo. Córdoba cerró 2011 con 41.312 parados, una barbaridad. La estadística, que es muy sufrida, dice que el dato es el menos malo de Andalucía pero olvida que cuando uno se mueve por el fango es muy difícil seguir cayendo. Si la tabla de salvación de Córdoba van a seguir siendo unas campañas agrícolas que duran cada vez menos y un sector servicios que solo crea empleo temporal vamos aviados. Si la ciudad carece de tejido industrial, solo crece un 3% el empleo ligado a este sector y tampoco la profesiones medias la van a sacar del atolladero, se hace más necesario que nunca un plan claro para remover la economía local. Y no hablo de ese Palacio de Congresos que cuando se abra habrá pasado de moda, ni de ese aeropuerto de pasajeros que poco o nada puede aportar. No. Me refiero a iniciativas como la estrategia logística de la ciudad, en la que si juega papel el aeródromo, pero de mercancías. Me refiero a la implantación y puesta en marcha de centros como El Álamo o Rabanales 21. Y, junto a ello, potenciar el sector servicios de una ciudad que se enfoque de verdad al turismo, no con visitas nocturnas sino con alternativas completas. El Consistorio ha de mojarse en estrategias para los ciudadanos, de esas de pocas fotos y muchos votos si salen bien. Hay que poner ideas y estrategias sobre la mesa. Este 2012, con perdón, parece que va a ser más cabrón que ninguno. Ante él solo cabe plantarse con determinación, imaginación y disposición. Y nada de buenas palabras.