Archivos para el tag ‘Cayo Lara’

IU busca compañía

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 31 de agosto de 2014 a las 8:39

Debe ser bastante frustrante haber sido durante años la voz que ejercía de Pepito Grillo en el panorama político nacional y ver cómo se te va la oportunidad en el último momento. No debe ser plato de gusto tener que tragarse unos resultados como los de las Europeas –buenos pero no tanto como se esperaba– después de haber transitado durante años por el desierto de la indiferencia y el ostracismo mediático. Pero la vida es así, sobre todo la política, y a Izquierda Unida la ha tocado aceptar que la cima del Everest estaba más allá de la última curva y que toca buscar a nuevos compañeros de escalada si se quiere tocar cumbre. Que le vamos a hacer, así son las cosas y así hay que aceptarlas.

El miércoles por la tarde, el comité federal de la coalición asumió lo que de todos era sabido y dio orden a los suyos de lanzarse en pos de cualquier alianza posible con toda fuerza política, movimiento social o asociación de interés que se mueva en la izquierda nacional y esté dispuesta a converger en lista única hacia las municipales. Alberto Garzón gana el pulso a Cayo Lara y toca decirle a Podemos lo guapos que son y lo bien que les sienta la coleta. No hay nada cómo el pánico a perder la oportunidad y la amenaza de sorpasso desde la izquierda para aceptar la triste y tozuda realidad. Porque, no nos engañemos, en IU se dan al pactismo ahora porque de lo contrario corren el riesgo de quedarse en la marginalidad. No porque realmente crean que ha llegado el momento de coaligarse con nadie. Las encuestas, tozudas ellas, y los resultados de las europeas, más tozudos todavía, obligan a un replanteamiento. No hay más.

En Córdoba, la cosa va por el estilo, aunque hasta que el martes su coordinador provincial, Pedro García, se dirija a las masas no parece que vayamos a saber por dónde van los tiros. Aquí, IU soñaba con grandes resultados, pero parece que la vía de agua que le ha surgido con Podemos y Ganemos amenaza con hundir el Titánic antes incluso de que salga de los astilleros. Así que el susodicho García se ve en la obligación ahora de replantear la flamante cabecera de cartel que obtuvo en esa elección de las bases tan propia del PCA –esas cosas nada teledirigidas por la dirección– y mucho nos tememos que no tendrá más remedio que ceder a unas primarias conjuntas si mantiene su intención de ser quien le pelee el puesto a Nieto. No lo va a tener fácil García (cuyo facebook recomiendo visitar para saber sus nada diplomáticas opiniones sobre Caucescu, Lenin, el CCF, Sadeco o los medios de comunicación burgueses). A IU, por tanto, le ha salido un grano importante con Podemos, en cuyo interior existe poco o ningún cariño hacia el aparato local. Además, el movimiento articulado alrededor de Acampada Dignidad vuela impulsado por el apoyo claro de Julio Anguita y su Frente Cívico, y cualquiera le discute a estas alturas al exalcalde su condición de piedra angular de la izquierda más izquierda en la ciudad. Difícil panorama que antoja unos meses entretenidos en esta parte del arco político.

Veremos si son capaces de llegar a un acuerdo. ¿Apuestas?

 

Fiebre de primarias

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 29 de junio de 2014 a las 9:31

PABLO IGLESIAS CREE "INACEPTABLE" QUE EL PE TENGA UN FONDO UNIDO A UNA SICAVHay que ver la que ha liado Pablo Iglesias en este país que anda todo el mundo como loco buscando debajo de las piedras a un militante para que participe y diga cómo hay que atarse los zapatos. Nunca un partido tan desarticulado como Podemos se habría imaginado que su éxito en unas elecciones tan poco glamourosas como las europeas iba a poner boca abajo el panorama político nacional. El profesor universitario y su tropa de jóvenes descontentos, maduros desencantados y mayores cabreados han puesto contra las cuerdas al sistema político español y han provocado una catarata de primarias en las que amenaza con meterse hasta el alcalde de Córdoba (perdón que me da la risa).

Así de pronto, como si fuesen Saulo cayéndose del caballo, los partidos de la izquierda de este país se han dado cuenta de que llevaban décadas pasando ampliamente de sus bases y han decidido que tienen que volver a ellas no vaya a ser que la caída del caballo sea con todo el equipo. En la derecha esto no pasa, que ahí las bases nunca han pintado nada a la hora de elegir a sus líderes ni intención que han hecho de querer mandar algo.

Está la izquierda entregada a sus bases, casi más que Podemos, que en su primer atisbo de organización ya ha comenzado a tirarse piedras a la cabeza. Tenemos al PSOE metido en un proceso para elegir a su secretario general, cargo que cotiza bastante a la baja desde que Zapatero pasó a mejor vida (política) y por el que pelean una serie de señores que se recorren España dando mítines y convenciendo a partidarios porque Susana Díaz decidió a última hora que su momento aún no ha llegado. Que me perdonen los fieles de unos y otros, pero si todo el partido –o casi todo, que siempre quedan irreductibles aldeas galas– andaba rogando a Susana que tomara el mando porque era indiscutiblemente la mejor, que me expliquen a mi qué aval tendrá el que se haga de verdad con el sillón de Rubalcaba. Más aún cuando nada más sentarse en Ferraz, el que salga tendrá que ir a otras primarias para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno en las que se quieren presentar quienes no se atreven a presentarse a estas y en las que si no gana el que gane ahora ya me dirán ustedes qué hacemos. Joder, qué lío. En fin, cosas del PSOE, que es único para superarse a sí mismo.

En IU también quieren primarias, aunque por barrios. Las quieren en Andalucía y parece que las quieren en Madrid. En Córdoba no, que aquí los militantes son muy listos y no necesitan tirar de urna y sobre cerrado para elegir a su líder. En la coalición quieren primarias porque a ellos sí que les escama, y mucho, la pupa que les puede hacer Pablo Iglesias como siga captando adeptos. Claro que lo de las primarias en IU es bastante relativo, que ya se sabe que hay un parte del partido, el Partido, a la que eso de no controlar las designaciones no le gusta mucho. Pero bueno, que si hay que hacerlas se hacen.

Y, a todo esto, a uno le da por preguntarse si alguien habrá caído en la cuenta de que más que candidatos por primarias lo que la gente quiere es una serie de ideas primarias: trabajo, propuestas, ética, limpieza, esfuerzo, ejemplaridad… Ya saben, esas cositas que obligan a pensar. Pero claro, eso no se arregla en unas primarias. Y además cansa.

Pervertir el 15-M

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 15 de junio de 2011 a las 18:35

Los lamentables acontecimientos que están teniendo lugar hoy en Barcelona protagonizados por supuestos integrantes del movimiento de los indignados suponen la prostitución de una idea. Así de claro. Si entre el 15 de mayo y el pasado día 10 había algo que estaba claro era que el espíritu de las protestas surgidas del clamor de la calle contra los políticos era un espíritu pacífico, positivo, crítico pero civilizado. Lo que está ocurriendo hoy en la capital catalana, lo que le pasó el otro día a Ruiz Gallardón en Madrid o lo que le ha ocurrido a Cayo Lara también en la capital de España resta credibilidad a este movimiento. (Claro que Cayo Lara podría haberse ahorrado el paseo y la búsqueda del rédito electoral). Entramos en una espiral de violencia impresentable y comienza el reto al sistema democrático que hemos elegido.

Lo que ocurre hoy ya tuvo un triste prólogo el sábado pasado durante la constitución de los ayuntamientos, cuando grupos de supuestos indignados atosigaron a las puertas de los consistorios no sólo a los políticos que allí acudían a tomar posesión de sus actas de concejales, sino también a los invitados que fuimos a presenciar la investidura del nuevo alcalde. Y digo fuimos porque yo mismo fui regalado con unas bonitas frases para el recuerdo al abandonar el edificio de Capitulares. Supongo que mi delito fue llevar corbata, trabajar en un periódico bastantes más horas de las que me gustaría y cumplir con mi labor de representación institucional. Eso da derecho a que me consideren un chorizo, un señorito y un representante del capitalismo más furibundo. En fin, que le vamos a hacer seré un chorizo.

Los impulsores del movimiento 15-M se han apresurado a desmarcarse de todas estas acciones violentas, han reiterado que el espíritu de su protesta no es poner en juego el sistema democrático sino denunciar los vicios que éste tiene y tratar de cambiarlo desde dentro sin torpedear las instituciones que los españoles nos hemos dado. No pretende el 15-M desacreditar a aquellos representantes que los ciudadanos nos hemos dado libremente hace apenas un mes, sino modificar el sistema de elección para que los resultados de las urnas sean más democráticos, más amplios y más representativos. Estoy de acuerdo, apoyo la protesta, también considero que la ley electoral castiga en demasía el voto de algunos partidos y prima en exceso el de los otros. Respaldo sin dudas una protesta ciudadana que ha recordado mucho a ese mayo del 68 que desperezó al mundo de su estado de autosatisfacción. Ésa es la belleza de la democracia, la libertad en estado puro, la protesta cívica en defensa de los derechos.

Lo de hoy, lo del lunes con Gallardón o lo del sábado ante los ayuntamientos no es democracia, no es protesta ni es libertad. Lo de hoy es el vandalismo de cuatro macarras que, ocultos tras la máscara de un movimiento reivindicativo, están haciendo lo que mejor saben: el cafre. Y lo hacen ante el Parlamento catalán, igual que lo hacen cuando el Barça o el Madrid ganan una liga o cuando se juega un derbi provincial. Lo que estamos viendo es violencia sin sentido y un intento vergonzoso de hurtar la democracia. Y ante eso no cabe más que una firme defensa de las instituciones y de la representatividad parlamentaria. Está claro que el sistema tiene muchos defectos, pero estos no se arreglan a palos.