Archivos para el tag ‘Copa Davis’

Los Patios como revulsivo

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 10 de diciembre de 2012 a las 11:54

La Declaración de la Fiesta de los Patios de Córdoba como Patrimonio Intangible de la Humanidad ha generado por fin un movimiento común de respaldo sobre un tema concreto en Córdoba. Partidos políticos, instituciones, sectores económicos implicados y, por supuesto, propietarios y cuidadores, están de acuerdo en que de la decisión de la Unesco debe salir algo muy bueno para Córdoba. El impulso de la marca de la ciudad y su traslación al rendimiento turístico, una de las bases -fuera de toda duda- para superar la actual crisis económica, están tras esta designación. Sin embargo, la experiencia dicta que aún queda mucho camino por andar y que son múltiples los retos que la ciudad afronta para lograr que este reconocimiento le permita unas cifras que llevan años estancadas.

PROMOCIÓN 

Si los Patios son Patrimonio Intangible de la Humanidad, Córdoba ya puede presumir de ser de las pocas ciudades del mundo que cuenta con una triple corona de este tipo. A los recintos recién declarados se suman el Casco Histórico (1994) y la Mezquita (1984), tres ejes vertebradores de la ciudad a partir de los cuales debería girar toda la labor de captación de visitantes. Córdoba siempre ha adolecido de una falta de marca preocupante en el exterior y se ha perdido en la venta de actividades secundarias, aunque relevantes, para sacar partido a su potencial. Unido a ello, la separación de la marca de la capital y la provincia ha provocado que en Ferias como Fitur no quedase muy claro si la intención era la de sumar esfuerzos o si los equipos de captación de ambas partes peleaban entre sí por arrimar el ascua a su sardina. Lo cierto es que Córdoba puede permitirse presumir de un patrimonio al alcance de muy pocos en el mundo y de nadie en Andalucía, lo cual debería llevar a nuevas estrategias que lo potencien. La presencia de actos paralelos como la Noche Blanca, el Festival de la Guitarra o Cosmopoética debería ser utilizada como acompañamiento secundario, nunca como elemento principal. Los turistas no vienen a Córdoba por festivales o certámenes puntuales, sino que lo hacen atraídos por la belleza monumental y patrimonial de la ciudad, por lo que todo lo demás son adornos a los que hay que sacar partido sin que secuestren la imagen real de la ciudad.

OFERTA FINAL 

A pesar de ser uno de los sectores que están salvando a Córdoba de la crisis, el turismo no consigue arrancar en Córdoba con toda la fuerza que necesita. Las pernoctaciones siguen situándote muy por debajo de otras ciudades de similar dimensión, menor valor histórico artístico, pero mucha mayor oferta complementaria. Y es que pasear por Córdoba cualquier día por la tarde, por su Casco Histórico, es poco menos que desalentador. En el momento en el que cierra sus puertas la Mezquita-Catedral, la vida desaparece del conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad y las calles quedan semidesérticas. La falta de oferta de ocio nocturno es alarmante y es la causante de la falta de fijación d ellos visitantes a la ciudad. Si es cierto lo que el Ayuntamiento ha propuesto estos días y se logran abrir algunos patios durante las noches de verano la ciudad saldrá ganando de manera considerable. Sin embargo, no puede ser que el sector turístico siga dependiendo de los pasos que urden administraciones publicas o grandes instituciones privadas para mejorar sus resultados. Las apuestas por la visita nocturna al Alcazar, la Mezquita-Catedral o Palacio de Viana son tremendamente positivas, pero de nada sirven si los empresarios encargados de sacarle partido se limitan a esperar en sus negocios la entrada de los potenciales clientes. Si miramos a nuestro entorno más cercano, observamos que es el propio tejido hostelero el principal dinamizador de la oferta de ocio nocturno en ciudades como Málaga, Sevilla y Granada. Aquí no. Se echa en falta una acción decidida por parte de Hostecor como colectivo mas allá de acertadas, y osadas, apuestas empresariales del tipo del Mercado Victoria. Recorridos guiados, visitas tematizadas, ofertas culturales alternativas a los cauces oficiales o, sobre todo, la potenciación de un turismo del que Córdoba podría ser referente se atisban como alguna de las opciones a tener en cuenta de cara al futuro.

LA PARÁLISIS HOTELERA 

Otro de los enormes problemas con los que se enfrenta Córdoba a la hora de sacarle partido a su potencial turístico se refiere a la planta hotelera. La Fiesta de los Patios es el principal exponente de una situación que debería solucionarse: encontrar una habitación en condiciones, en un hotel de media categoría y a un precio asequible es poco menos que misión imposible. Muchas han sido las voces y los intentos por intentar desbloquear esta situación y numerosas las quejas y enfrentamientos que se han tenido desde el ámbito de lo público con el sector. Si comparamos Córdoba con ciudades anteriormente citadas se aprecia una oferta de alojamientos muy inferior a la media, con unos precios muy elevados y muy poca capacidad de adaptación a la demanda. Así hemos llegado a ver en acontecimientos como la Copa Davis que los hoteles de la capital no lograban llenarse mientras zonas limítrofes sí lo hacían ofertando cama y AVE. Del mismo modo, alguna gran competición realizada recientemente se ha visto cuestionada por la exigencia de pagos adelantados de importes de enorme relevancia por parte de los hoteleros. No es cuestión de poner en duda las acciones llevadas a cabo por los hoteleros, que como empresa privada tienen la lógica y legítima ambición de obtener los mayores resultados posibles para sus negocios, pero sí hemos de llamar la atención sobre la posibilidad de mejorar resultados, sobre todo entre semana, con una mayor flexibilidad en la oferta y ya implicación de esta en la promoción y desarrollo de la ciudad. El debate sobre la escasa planta hotelera de la ciudad no es precisamente nuevo y el actual equipo de gobierno de José Antonio Nieto ya ha tenido más de un encontronazo con el sector por su intención de incrementar la oferta existente.

ACUERDO COMÚN 

La designación de la Fiesta de los Patios como Patrimonio Intangible de la Humanidad llega en un momento estratégico de gran relevancia para Córdoba capital y provincia. La llegada del PP al poder en Capitulares y en la Diputación parece encaminar por fin la promoción de la ciudad hacia una marca única, potente, complementaria y dispuesta a explotar al máximo las enormes potencialidades que ofrece la provincia. Esa es la vía por la que hay que caminar, sin partidismos políticos tal y como han hecho ciudades de nuestro entorno de diverso color político.

Junto a ello, la confección de una oferta amplia repartida en los doce meses del año es un elemento capital a valorar. Córdoba es mucho más que su mes de mayo y la articulación de una programación que complemente a su triple corona patrimonial con la Cata del Vino en primavera, los festivales musicales en verano y Cosmopoética y Eutopia en otoño se antojan determinantes. Además, el Ayuntamiento debería concretar de una vez esas grandes apuestas culturales que ha anunciado en demasiadas ocasiones tras el fiasco de la Capitalidad.

Finalmente, la iniciativa privada debe dar un paso adelante si quiere incrementar su rendimiento económico y garantizarse su propia continuidad. No sólo con una adecuación de la oferta en términos de precio a la demanda, sino implicándose de manera decidida en la puesta en marcha de nuevas iniciativas y la consolidación de las ya existentes. En estos tiempos de penuria, la colaboración publico-privada se antoja fundamental para el futuro de capital y provincia.

En definitiva, Córdoba cuenta con sus Patios, su Mezquita y su Casco Histórico como oferta básica. A ello hay que sumar una posición y unas comunicaciones espléndidas para sacarles partido. En los últimos tiempos se han dado pasos adecuados para incrementar la oferta de ocio y las pernoctaciones en enclaves inigualables como la Mezquita-Catedral, el Alcázar o el Palacio de Viana. Es momento de cerrar el círculo mirando el interés común que revertirá en el beneficio privado de los cordobeses. Ojalá el impulso de esta última decisión de la Unesco sirva para ello.

Que no va a ser todo penar

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 18 de marzo de 2012 a las 10:00

Al ritmo que va la campaña de las autonómicas del próximo domingo, Córdoba se va a quedar pequeña. Sin haber caído por aquí demasiado glamour político, el número de promesas, proyectos e ideas que se han puesto sobre la mesa en estas elecciones es realmente sorprendente. Y lo es por dos cuestiones: porque dada la tiesura con la que se mueve el Ayuntamiento es llamativo ver tanta iniciativa por ahí coleando y, porque, en esta ocasión, en vez de ser el partido del Gobierno el que se enfrasca en prometer el oro y el moro, el que se deja la garganta con sus ideas es el que aspira a sustituirlo. El PSOE de Griñán parece que tiene claro que no debe vender ni un sólo centímetro de carretera ni siquiera un ladrillo dotacional si no quiere que le caiga encima toda la artillería que les acusa de haber derrochado todo lo que han podido en tres décadas. Mientras, el PP, convencido de su triunfo el día 25, presenta, uno tras otro, proyectos que impulsarán Córdoba y le darán una vuelta de calcetín. Tal que la misma que Arenas espera aplicar en la Junta si se muda a San Telmo.

Y es que, si hace apenas un mes se criticaba a José Antonio Nieto por no haber tomado ni una sola decisión de gobierno a largo plazo –la Davis fue coyuntural–, ahora pasa justo lo contrario. En quince días, el alcalde ha comenzado a desplegar su arsenal y entre mitin y mitin, y sin aclarar mucho en calidad de qué cuenta cada cosa, se ha despachado con toda una reinvención. Del Palacio del Sur del ahora añorado por sus críticos Rem Koolhaas hemos pasado al Centro de Convenciones del Parque Joyero del ahora criticado Rafael de la Hoz. De los titubeos sobre la reforma de Aucorsa hemos pasado a una reinvención de líneas que incluye dos por el Casco Histórico, el paso de autobuses por La Corredera y que ha servido, de paso, para zanjar el debate de la peatonalización de Cruz Conde. Ni un coche más entre Las Tendillas y Ronda de los Tejares. Por último, enterrado ya aquel famoso tranvía que iba a poner a Córdoba en el mapa centroeuropeo hemos pasado a un Metro tren que comunicará Alcolea con Villarubia pasando –era inevitable– por el Parque Joyero.

Todo esto lo ha presentado Nieto cuando aún queda el arreón final de la campaña, a la espera de que Supersoraya pase por aquí el martes y de que Arenas diga algo en su próxima visita. Y vistas así las cosas a uno le entra la duda de qué estará dejando el regidor para el resto del mandato. Dicho de otra manera, con qué va a calmar el alcalde la polvareda que suscitarán los inevitables recortes públicos y subidas privadas que le tocará hacer en los próximos meses. Que digo yo que algo bonito tendrá que decirse a los cordobeses cuando se les toque el bolsillo. Que no va a ser todo penar.

Cien días

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 25 de septiembre de 2011 a las 9:59

Se acabó la Davis, terminó el verano, llega el otoño y se cumplen cien días. Llega la hora de la verdad para José Antonio Nieto y su equipo; el momento en el que deben demostrar si están capacitados para gobernar y tomar las decisiones pertinentes para hacer avanzar a Córdoba. De entrada, hemos de admitir que la cosa tenística salió bien: llenó hoteles y restaurantes y hasta los taxistas anduvieron felices. Córdoba salió mucho en la tele y, si no fuera porque el baloncesto jugaba una final, nos habría ido aún mejor. Pero eso se acabó y ahora toca gobernar. En estos tres meses y pico, el PP ha dado muestras claras de bisoñez dejando que asuntos menores como la Velá de la Fuensanta o los comentarios de algún edil le enturbiaran una pacífica transición, pero también ha dejado claro que su mensaje electoral de austeridad y reestructuración no era falso. En la reestructuración cabe incluir la reorganización de la Policía Local en distritos y el borrador de reglamento de la Feria, toda una vuelta de calcetín a la fiesta principal de la ciudad que, a buen seguro, va a dar que hablar. Recorte de duración, posibilidad de cerrar para socios, establecimiento de un tipo de música fijo…. medidas todas que iban contempladas en su programa y cuya puesta en marcha va a medir la capacidad de diálogo del controvertido Rafael Jaén. Muchos cambios para una Feria que, sin duda, necesita una redefinición sincera y alejada de demagogias. Eso en la reorganización. En los recortes la cosa va más dura. El proyecto de ordenanzas establece subidas al IPC de agosto –medida dura en un escenario casi de recesión–, inclusión de nuevos cobros –casi por todo lo cobrable– y congelación de impuestos que eran difícilmente incrementables. Nieto ha dado orden de sanear el Consistorio y, estando el panorama como está, no parecen desafortunadas las decisiones tomadas. Polémicas sí que son, que eso de cobrar por ir a la Ciudad de los Niños o por casarse en el Alcázar seguro que hay muchos a los que no les gusta. A otros tantos les parecerá que mejor eso y buscar ingresos que dejar de pagar facturas atrasadas y nóminas municipales. (Llamativo me parece que el anuncio de recortes en el Pacto por el Empleo no haya suscitado ruido. ¿Será por su utilidad demostrada?). En el tintero de estos cien días se quedan medidas anunciadas y muy esperadas; entre ellas el futuro de Cruz Conde. Ahí se verá la firmeza de palabra de un partido al que más que medírsele por temas económicos se le espera en el terreno del diálogo con todos. Porque estos cien días también han demostrado que la oposición no va a salir de Capitulares sino de los colectivos –sindicatos, vecinos, comerciantes…– afectados por esas decisiones.

Un acierto de pelotas… (de tenis)

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 18 de septiembre de 2011 a las 9:42

La celebración de la semifinal dela Copa Davis  puede calificarse ya hoy, aunque no hayan terminado, como un éxito. Ha habido fallos en la primera jornada en el acceso a la plaza de toros, se han quedado huecos desiertos en las gradas porque los compromisos de las federaciones han fallado, ha hecho un calor casi insoportable y el tráfico en Ciudad Jardín ha sido una locura. Sí todo eso es cierto, pero no debemos quedarnos ahí para restarle méritos al acontecimiento deportivo. Es más, posiblemente estos argumentos sean algunos de los que utilicen los críticos con el Ayuntamiento para intentar restarle lustre a estos tres días y estropear la dulce sensación que nos queda en la boca.

Sin  embargo,la Davisha sido un éxito para Córdoba de gran relevancia y a buen seguro que los implicados en ella así lo certificarán. Pasear por los alrededores de la plaza de toros estos días ha sido ver los bares llenos de gente, las tiendas con una alegría impropia de estas fechas, los taxis en una locura de carreras de un lado para otro para trasladar a miles de clientes y los hoteles llenos casi a reventar. Además a esto hay que añadir que la sonrisa no desaparecía de la cara de quienes se daban un garbeo por la zona, con esa emoción en el rostro que da saber que tu ciudad está siendo protagonista de una gesta deportiva de relevancia mundial. Por último, Córdoba ha estado en las televisiones de medio mundo durante tres días y eso no hay campaña publicitaria que lo logre ni bolsillo que lo aguante.

Esto no quita que hay que arreglar algunas cosas que no han sido todo lo positivas que se esperaba. Ha sido un clamor general que los precios de los hoteles no han estado a la altura del evento y muchos de ellos han exigido importes de locura por una habitación doble. Tampoco ha estado a la atura la oposición municipal nila Juntade Andalucía, ambos preocupados por restarle valor al acontecimiento y boicotear las recepciones oficiales para después aparecer en el palco –algunos con familia– y no perderse ningún partido. Si la cosa es tan mala hay que ser consecuente y mantener la postura de fuerza hasta el final.

Quizás peco de excesivo triunfalismo, no lo niego, pero creo que después de ver estos días todo lo que se ha movido en Córdoba, hemos de estar contentos y satisfechos de lo que hemos logrado. A partir de aquí ya sabemos que cualquier reto que nos pongamos por delante lo podemos lograr por mucho que un jurado lamentable nos robase nuestro sueño más preciado hace tres meses.

Debates catetos

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 13 de septiembre de 2011 a las 12:17

Mientras medio mundo vibraba esta madrugada viendo a Rafael Nadal y Novak Djokovic jugar una de las mejores finales de Grand Slam de los últimos tiempos, aquí en Córdoba hay quien sigue empeñando en restarle valor a la Copa Davis que se celebra a partir del viernes. Ver al español y al serbio anoche, incluso para alguien que no es apasionado al tenis como yo, fue toda una lección de rabia, esfuerzo, técnica, calidad y capacidad de superación. Las redes sociales echaban humo y un paseo por Twitter demostraba hasta qué punto este deporte mueve masas incluso a horas intempestivas. Sin embargo, aquí hay quien prefiere quedarse en la crítica fácil y burda, en la descalificación de todo porque no se ha contado con él o porque no lo organizan los suyos. Me niego a hablar de la supuesta polémica del viaje del alcalde a Nueva York, debate inexistente en la ciudad creado por voces interesadas. Sólo diré que si es gratis y promociona Córdoba, habría que ir hasta a Tartaristán.

Horas después de su esfuerzo, los teletipos decían que Rafa Nadal va a jugar este fin de semana porque “represento a mi país, sino no haría el esfuerzo. Lo voy a hacer porque es mi ilusión estar el viernes si el capitán lo cree necesario, pero milagros aquí hay pocos”. El deportista español más conocido en el mundo -con perdón de Pau y Alonso- tiene claro su compromiso con la semifinal y después de su enorme papel en Nueva York garantiza seguimiento y audiencia en televisión. Eso, traducido a nuestro pequeño universo, significa a su vez publicidad para Córdoba -por cierto, para los que dudan de que no se ve el nombre d ella ciudad en la pista les recomiendo un paseo por las fotos de estos días-, turistas, pernoctaciones, dinero y empleo. Así de claro lo tiene la gran mayoría de la ciudad. Una vez que todo acabe pediremos cuentas y resultados, pero dejémonos ya de historias y disfrutemos de una fiesta del deporte como jamás hemos vivido aquí. No seamos más catetos, por favor.

Ignorantes, necios o mezquinos

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 4 de septiembre de 2011 a las 10:28

Esto de haber estado fuera de Córdoba un mes le sirve a uno para oxigenar las neuronas y analizar lo que aquí ocurre con distancia y desapasionamiento. El mar, la playa y el chiringuito relajan pensamientos que llegaron al final de curso un tanto esquilmados. Quizás por eso me sorprende aún más la que están intentando liar algunos en esta ciudad a raíz de la celebración de las semifinales dela Copa Davislos próximos 16, 17 y 18 de septiembre.

Cuando la Federaciónhizo pública la decisión de que Córdoba acogiera la prueba estaba yo de chiringuito con familiares y amigos , que rápidamente me asaltaron a preguntas sobre dónde alojarse, cómo comprar las entradas o qué visitar en Córdoba durante esos días. La acogida al evento fue tremenda y lógica, pues no tiene uno posibilidad de ver en directo unos partidos de tal relevancia todos los días. Al igual que mi parentela, la encuesta de la web de este periódico demuestra quela Davises percibida como algo muy bueno para la ciudad por la gran mayoría de sus habitantes –el 81% concretamente–. Más claro agua.

Sin embargo, hete aquí mi sorpresa cuando empiezo a mirar a quienes nos representan –o eso dicen– y me encuentro con una campaña de acoso y derribo tan burda como lamentable.La Juntaha hecho uno de los papelones más vergonzosos que recuerdo y se niega a poner un duro para apoyar la cosa. Y eso aunque el propio Griñán dijera lo contrario en su facebook. Durante quince días,la Consejeríade Turismo y Deporte ha rozado el ridículo con excusas peregrinas y poco convincentes para justificar su negativa. Mala decisión la del Ejecutivo andaluz. Mala porque es un claro agravio a la ciudad y peor porque el rédito electoral que le va a dar se medirá en sufragios populares el próximo 20-N.

Pero si ridicula ha sido la actuación dela Juntano menos lo ha sido la de la oposición municipal. Con el socialista Durán a la cabeza, secundado por el coordinador de IU, Martínez, la izquierda ronda el esperpento en sus argumentaciones y además dinamita la unidad existente alrededor del tema dela Capitalidadal acusar a Nieto de buscar en el tenis el refugio a su mala defensa del 2016 en Madrid. Argumento ruin y rastrero éste, que justifica en el ataque al contrario las carencias argumentales propias. Si a eso le unimos la comparación que hace Durán entrela Davisy los premios Max, comienzo a pensar que este hombre no tiene arreglo o está aconsejado por el enemigo. Con la que está cayendo en una provincia con más de 82.000 parados, boicotear un evento deportivo que se sigue en más de cien países es propio de ignorantes, necios o mezquinos. Y dudo que la oposición sea lo segundo.