Archivos para el tag ‘Extremadura’

Las razones de Extremadura

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 20 de junio de 2011 a las 12:59

La decisión de Izquierda Unida en Extremadura de abstenerse en el debate de elección del nuevo presidente de la comunidad y propiciar con ello la llegada del PP al poder tiene al país revolucionado. La decisión de los militantes de la coalición se ve a ojos de muchos como una claudicación ante los populares y una traición al electorado de izquierdas. El tertulianismo furibundo mantiene que es impresentable que los votos de IU avalen al PP y que semejante decisión es poco menos que merecedora de quemar a alguien en la plaza mayor de Trujillo. Nada se dice, sin embargo, de otros pactos extraños de los socialistas con el PP que tampoco tienen mucha explicación, caso del alcanzado en Asturias para quitarle la presidencia del Parlamento al partido de Cascos. Que se sepa, el PP de Asturias tiene los mismos cuernos y rabo que el de Extremadura. ¿O acaso en la tierra de don Pelayo los populares han mudado el azul gaviota por el rojo del puño y la rosa? Da igual, el caso es mantener la incoherencia.

Hace una semana dije en este mismo espacio que los socialistas deberían mirarse bien al espejo para conocer las causas de su deterioro electoral y, ya que ellos no lo hacen, está bien mirar a las razones aportadas por el coordinador regional de IU en Extremadura, Pedro Escobar, -por cierto, contrario a la opción tomada- para justificar la propia decisión. Y es que después de 28 años, Escobar afirma que la opción tomada por sus compañeros responde al objetivo de poner fin “al enchufismo y al clientelismo” que ha desarrollado el PSOE en dicha comunidad. Mucho tiempo en el poder, demasiados cargos ocupados por los amiguetes y escasa capacidad de diálogo con la sociedad. ¿Les suena? ¿Han oído ustedes a alguien en una conversación decir lo mismo pero referido a esta tierra nuestra? ¿Conocen ustedes algún caso concreto en el que esto se dé o haya dado?

El 22 de mayo introdujo en la política española una pulsión de cambio sin precedentes que ha dejado al PSOE en paños menores. La sociedad castigó al partido en el gobierno tanto por las consecuencias de la crisis económica cuanto por los propios errores en el desarrollo del poder. Quien lo niegue desde luego se hace trampas al solitario, bien porque la ignorancia es un estado mental realmente cómodo por cuanto no reclama de gimnasia neuronal, o bien porque el miedo que le atenaza tiene más que ver con las posibles consecuencias que sobre su día a día pueda tener un cambio de ciclo.

Vivimos una época en la que los mismos que aplauden las reclamaciones de regeneración, renovación y limpieza que defienden los indignados del 15-M se permiten arremeter acto seguido contra la decisión libre y democrática tomada por los militantes de IU en Extremadura aludiendo a una supuesta traición al voto de la izquierda. Y llegados a este punto yo me pregunto: ¿quién es nadie para decirle al de al lado que su decisión es mejor o peor? ¿Quién reparte las tarjetas de la verdad absoluta? ¿Por qué hay pactos que valen, otros que se ocultan y otros que directamente se rechazan? Por último, ¿tanto miedo hay en los pasillos de palacio?