Archivos para el tag ‘hoguera’

Epicentro de la tragedia

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 16 de junio de 2013 a las 9:40

En apenas 24 horas, Córdoba volverá a convertirse en epicentro informativo nacional. Mañana a las 10.00, el magistrado Pedro Vela decretará el inicio del proceso de selección del jurado que deberá decidir sobre la culpabilidad o inocencia de José Bretón y todos los ojos mirarán hacía aquí. Será el arranque de un caso que durante un mes revivirá minuto a minuto lo vivido desde que el 8 de octubre de 2011, Ruth y José desaparecieran de la faz de la tierra para no volver a dar señales de vida jamás. No envidio nada a los ciudadanos que mañana sean seleccionados. Tienen ante sí una difícil misión y además se van a convertir en protagonistas no deseados de un suceso absolutamente indefinible. No sé si serán padres o madres, si estarán más o menos contaminados o si tendrán un carácter fuerte y resuelto a serán más bien sensibles y dados a la lágrima fácil. Lo que sí sé es que no me gustaría estar en su pellejo en estos momentos. Como padre no puedo imaginar nada peor que perder a mis hijos y como ser humano se me hace altamente complicado mantenerme al margen de todo lo que rodea a este proceso.

En las próximas semanas, esos hombres y mujeres que se sienten en el banco del jurado tendrán que ver cómo pasan ante ellos un padre que insiste en que no mató y quemó a sus hijos a pesar de que todos los indicios apuntan en dirección contraria. Tendrán que oír al abogado defensor poner en duda todo el procedimiento judicial y la labor policial y analizar fríamente si fue así o no. El próximo miércoles asistirán a la declaración de una madre que bastante hacer con sobrevivir cada día después de lo que le ha tocado pasar. Escucharán a la abogada de la acusación decir que Ruth Ortiz sabía lo que podía ocurrir porque su marido al parecer la amenazó en alguna ocasión con hacer lo que supuestamente, y digo supuestamente, dicen que hizo. Tendrán que mirar a los ojos a una mujer a la que se le apagó la vida a medida que pasaban los meses y no sabía nada de sus niños de 6 y 2 años. Deberán atender a las explicaciones de unos peritos que justificarán que los huesos que se hallaron en la hoguera de las Quemadillas pueden pertenecer sin género de dudas a los dos pequeños. También esos miembros del jurado, verán desfilar a familiares, tíos, abuelos, que contarán desgarrados lo que han vivido. Mal trago, sin duda. No, no me gustaría ser jurado.

Y tampoco me va a gustar seguro ser periodista algunos de los días. Estoy seguro, y ojalá me equivoque, que esa prensa de la carnaza, el llanto fácil y el cuchillo en la boca va a plantar sus tiendas de campaña aquí buscando la lágrima, la audiencia y la sangre informativa. Espero equivocarme, pero precedentes como el caso Alcásser, Mari Luz, Marta… no me hacen ser optimista con una parte de esta profesión que vive de la carroña y hasta disfruta hozando en ella.

Córdoba será a partir de mañana el epicentro informativo nacional. Se juzga el grado de abyección al que puede llegar el ser humano. Lo será por unos días o semanas. Luego todo volverá a la normalidad, al calor del verano y al frío del invierno. A la ausencia de una madre cuya vida hace casi dos años que dejó de existir. Terrible.

 

La reflexión del juez

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 9 de septiembre de 2012 a las 10:00

Ayer se cumplieron once meses desde que desaparecieron Ruth y José Bretón Ortiz. Una marcha entre indignada y silenciosa recordó su ausencia por las calles de Córdoba, una ciudad aún impresionada por la crueldad que emana de los últimos informes y autos judiciales. Once meses después de aquel fatídico 8 de octubre, José Bretón sigue empeñando en intentar convencernos de que perdió a sus hijos mientras jugaban en el parque Cruz Conde. Enfrente, el juez Rodríguez Lainz mantiene con el mismo tesón que el padre de los pequeños es culpable de haber asesinado a sus dos hijos y después haberlos quemado en una hoguera en Las Quemadillas para hacer desaparecer sus restos. Lo tiene claro el togado, no se cree ni por asomo la versión del padre, al que condenan cuatro de los cinco informes técnicos que han analizado los restos hallados en la finca. El quinto, el primero en el orden cronológico, lo ha exonerado de culpa durante todo este tiempo. Era el texto dela Policía, para la que, sin embargo, el juez y la familia sólo tienen palabras de elogio tras la investigación realizada. Admiten que se cometió un gran fallo, pero no olvidan que de no ser por el tesón, los medios y las horas echadas por el equipo de investigación habría sido imposible mantener a Bretón a la sombra y llegar a lo que parece el final del camino. Conviene no olvidarlo antes de echar en cara errores o crear polémicas estériles.

En esta línea, de todo lo que se ha escrito sobre esta tragedia esta semana me quedo con la llamada de Rodríguez Lainz a la reflexión. El juez pide en su auto que se piense en los procedimientos policiales para evitar nuevas situaciones como la vivida estos meses, no sólo en lo policial, también en otro sentido. Como insinúa el togado, debemos reflexionar sobre el circo creado en estos meses alrededor de la tragedia de una familia. Sobre las horas y horas de televisión plenas de elucubraciones y teorías de los mas variados expertos en todología en las que se han dicho barbaridades. Sobre el negocio de la muerte y la casquería que se han montado algunos para lograr audiencia. Sobre el acoso a los familiares del supuesto asesino por parte de una sociedad y unos medios ansiosos de echar más leña al morbo. Ésa es la reflexión que hay que hacer.

Una sociedad madura no puede entregarse al espectáculo por mucho que éste deslumbre en las pantallas. Una sociedad seria no puede permitir este circo. José Bretón pasara toda su vida a la sombra si el jurado lo ve culpable de lo que supuestamente ha cometido. Deberíamos darnos por satisfechos con eso. Los tiempos en los que el César condenaba a muerte entre los gritos de la multitud quedaron atrás. Reflexionemos sobre ello para no convertir una tragedia en un espectáculo por la audiencia.