Archivos para el tag ‘política’

Incontinente Aznar

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 18 de abril de 2011 a las 14:07

Si a Felipe González le costó irse tras perder en el 96 y anduvo no pocos años condicionando el patio del socialismo español desde la azotea, lo de José María Aznar ya no tiene nombre. Al expresidente del Gobierno parece que eso de pasar a la historia de la democracia española por ser el primer líder conservador en dirigir el país se le queda corto y está empeñado en hacerse ver cada vez que puede aunque sea diciendo majaderías.

Lo de la semana pasada en la Universidad de Columbia (EEUU) me tiene loco, no tanto por su ataque a la economía española -ya saben ustedes que no ha habido más que él en esta materia desde el óbito de Keynes-, sino por sus palabras en favor de ese friki de la política internacional que es Muammar Gadafi. Aznar nos ha descubierto que el coronel es un amigo “extravagante” de Occidente y que es una indecencia que Occidente ataque a un amigo. Tiene razón el expresidente en eso de que ha sido un amigo y en que desde hace unos años en Europa y EEUU se le ha hecho la ola tras su conversión antiterrorista, pero eso no quita para que sea un tirano, un sátrapa y un exterminador de su propio pueblo. Que Occidente tiene poca memoria y menos vergüenza tampoco es nada nuevo, no hay más que mirar al África subsahariana, pero eso no resta para que tome alguna que otra decisión acertada.

Aznar no sabe estarse callado, necesita, como el rey destronado, que su clac le dé palmaditas en el lomo y le recuerde lo gran presidente que fue. Aznar quiere seguir influyendo en España cueste lo que cueste, como si aún no hubiese asumido que el 14-M de 2004 su candidato y, por ende, él salieron derrotados. La pena es que en ese afán de influir le da igual llevarse por delante el prestigio de España, la poca fortaleza que estaba recuperando la economía y el futuro del país. Eso es lo que le falta para ser el estadista que dice ser. No hay caso similar en todo el mundo democrático que se dedique de esa manera a lanzar basura contra su propio tejado. Que alguien se lo diga, por favor.

Una semana para preguntar

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 11 de abril de 2011 a las 13:19

Cinco días para la Semana y, por tanto, para la última pausa antes del desenfreno de la precampaña y la campaña de las municipales. Queda poco más de un mes para que acudamos a las urnas a elegir a los nuevos gobiernos municipales y los candidatos redoblan su actividad en busca del penúltimo voto. En Córdoba, ya nada se mueve sin ese aroma electoral a carteles y mítines. Dudo incluso que la Semana Santa quede exenta de convertirse en la mejor forma de lograr votos. ¿A cuántos de nuestros candidatos y concejales veremos en las presidencias de las procesiones? ¿Habrá sitio en el palco de Las Tendillas para todos? ¿Cuántos osarán irse a la playa y ser tachados de anticordobitas?

Por si acaso, y antes de que eso ocurra, El Día recibe martes, miércoles y jueves a los tres cabezas de lista de los partidos mayoritarios en un encuentro digital. Por este orden, Juan Pablo Durán (PSOE), José Antonio Nieto (PP) y Andrés Ocaña (IU) se sentarán ante el ordenador a responder a las dudas y preguntas que les planteen los internautas. A estas alturas de la película y sabiendo ya como sabemos con quiénes se van a jugar los cuartos, es hora de conocer más en profundidad sus programas y exigirles algunas concreciones. Me permito sugerir algunas. Podríamos saber cómo se crea una oficina de captación de inversiones tras varios lustros en el gobierno. O cómo se propone un auditorio para la Orquesta cuando éste está previsto en el Palacio del Sur, cuyo proyecto parece más en duda que nunca. O cómo se aligera el gasto de las arcas municipales cuando nadie parece dispuesto a perder liberaciones ni asesores en el pleno. O: la madre del cordero, ¿hasta dónde van a impactar las candidaturas de Gómez y Ecolo en los electorados tradicionales de los tres partidos?

Preguntas hay, ahora mismo, miles. La cosa está en hacerlas y en que los candidatos se mojen, aunque de eso nos encargaremos por aquí.

Estreno sin crisis

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 8 de abril de 2011 a las 13:00

Me estreno en este proceloso mundo de los blogs pidiendo de antemano perdón a todos aquellos expertos en la materia que encuentren fallos en su contenido. Esto de las nuevas tecnologías me tiene loco, pero me falla la proverbial pereza a la hora de leer tutoriales e instrucciones.

Dicho esto quiero que mi primer post nos lleve al Foro Joly que protagonizó el jueves en Sevilla Susana Díaz, secretaria de Organización del PSOE andaluz para más señas. No hablaré de ERE, ni de pizarros, ni de chaves, ni de mercasevillas ni de nada de eso. El que quiera encontrar información de todo eso que se pase porla web o el kiosco -mejor lo segundo- y lea la información que firma Juanma Marqués.

No, mi intención rápida es señalar la sorpresa que me causó que Susana Díaz llegara a negar en un momento que su partido esté en crisis. Es más, pidió que esa palabra se retirara de una pregunta puesto que lo que está pasando estos días responde únicamente a la normalidad democrática y no hay que asustarse por ello. Es más, para la secretaria de Organización de lo que hay que estar pendientes es de temas tan candentes y socialmente relevantes como la gestión delGuadalquivir. Tiene gracia este tema, algo recurrente entre el socialismo dirigente pero queaún no ha dado con ningunapancarta reivindicativa en toda la geografía andaluza. Para Susana Díaz el PSOE está mejor quenunca, va a lograr las alcaldías deHuelva y Almería, además de mantener los acuerdos en Sevillay Córdoba, y en las diputaciones puede dar más de una sorpresa.

Después de todo esto no es de extrañar que algunos de los asistentes al acto, socialistas delarga tradición y mando, actual y pretérito, en plaza se preguntaran a la salida si ellos están viviendo en una realidad paralela. Que una cosa es arengar a las masas en los mítines y otra muy distinta hacerlas comulgar con ruedas de molino.

De todos modos sólo quedan 44 días para comprobar si existe la crisis. Ya veremos lo que pasa el 23 de mayo.