Se lo han creído

Doña Cuaresma | 25 de febrero de 2019 a las 9:41

Era previsible. Tanta radio y televisión y tanta atención por parte de los medios de comunicación ha provocado que los carnavaleros se crean unos grandes artistas. Y los artistas, como todos sabemos, son muy caprichosos. Sobre todo los maletas.
Empezaron haciéndose dueños del Patronato y han logrado que el Concurso sea hoy un espectáculo infumable con el que nadie está conforme.
Luego la emprendieron con las radios, a las que quisieron cobrar un cánon por transmitir sus excelentes composiciones. Echaron a los locutores de las bambalinas y los mandaron a los palcos, para que no distrajeran a los artistas. Siguieron con la prensa escrita, a la que quitaron la mayor parte de los pases de acceso al Falla. No querían informadores en los camerinos. Prohibieron que la prensa deambulara por el teatro y la enviaron al foso del Falla.
Suprimieron las dos sesiones diarias, para que la atención de la televisión no se difumine con tantas agrupaciones. No quieren preselección, no ocurra que un año los dejen alejados del Falla.
Y ahora atacan a Canal Sur, a la que quieren obligar a modificar sus horas de programación y hasta decirle si deben televisar o no a los juveniles. Y, encima, insultan a sus trabajadores.
Yo no digo nada. Llevo años diciendolo todo. Pero me acuerdo de mis años juveniles. Cuando tras la actuación de una comparsa simplemente se decía:
¡Camarero, una botella de Chiclana y unos choquitos para los muchachos!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber