Silbo gomero

Doña Cuaresma | 3 de marzo de 2019 a las 8:01

No hay manera. Por más esfuerzos que realizan algunos, no hay manera de que al Carnaval de Cádiz lo declaren Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Perdonen la expresión pero el Carnaval de Cádiz debe ser un mojón muy grande. Miren ustedes, el silbo gomero es ya Patrimonio Inmaterial. Ya saben, el silbo consiste en un pastor que desde un monte pega un silbazo y otro pastor, desde el monte de enfrente, entiende que le pregunta por sus cabras. Le responde con otro silbazo y el otro interpreta que las cabras están bien y comiendo. Ya no hay más historias. Pues esos fuertes silbidos son Patrimonio de la Humanidad.
Los tambores de Baena también han alcanzado esa distinción de la Unesco. Parece que la costumbre consiste en tocar el tamborsin descanso alguno durante la Semana Santa, divididos entre cofrades coliblancos y cofrades colinegros.
También son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, la Sibila de Mallorca o la Patum de Berga, que no tengo ni idea en lo que consisten pero que lo he visto en internet.
Y aquí, en mi querido Cádiz, nada. No deben gustar a los ejecutivos de la Unesco los trinos del Falla, el botellón carnavalesco y las meadas en la calle. Se resisten a darnos tan preciada distinción.
Yo creo que no hay derecho. En España hoy si a Pedro Sánchez lo han hecho presidente del Gobierno, todos podemos aspirar a cualquier cosa. Hasta que al Carnaval de Cádiz lo declaren Patrimonio de la Humanidad.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber