El Fiscal » Archivo » De los ‘punkies’ a los ‘ni-ni’

De los ‘punkies’ a los ‘ni-ni’

El Fiscal | 17 de febrero de 2010 a las 12:11

madrugada

La Esperanza de Triana insta al público sevillano a tomar las calles la próxima Madrugada tras confirmar la “pérdida del ambiente” que tradicionalmente marcaba una noche mágica. La corporación denuncia este mes en su boletín la pérdida de peso específico de la Iglesia y de las hermandades, recuerda los famosos sucesos de 2000 e insta a salir en masa con respeto y devoción para que determinados “individuos desaparezcan de la Semana Santa”. Pero mucho nos tememos que el problema de la Madrugada, que ya ha dado dos serios avisos (2000 y 2009), no se arregla con una ocupación pacífica de la vía pública, dicho en términos políticamente correctos. Lo de la Madrugada es pura cuestión de falta de educación que tiene como consecuencia una falta de identidad de esos “individuos” con la principal celebración religiosa de la ciudad. No conocen la Semana Santa, luego no les interesa. Se ven ajenos a ella, luego no se identifican con ella. Ignoran, luego no les inspira el más mínimo respeto. Convendría tener claro que no por echarse a la calle en masa el público cofradiero se solucionará un problema latente, por lo mismo que no por regalar libros sube el índice de lectura. El pronunciamiento de la Esperanza de Triana está cargado de buenas intenciones, pero está condenado a tener el mismo efecto que un grito en el desierto. Cuando el Gran Poder abanderó una iniciativa similar hace varios años, la Macarena y el Silencio ya se opusieron a semejante proclama. Considerar que a mayor presencia de público cofradiero más poder disuasorio de los gamberros resulta cuando menos ilusorio. La Semana Santa no es ajena a ninguno de los problemas que afectan a la sociedad. Los estudios demuestran que el 54% de los españoles de entre 18 y 34 años confiesan no tener proyecto alguno por el que sentirse interesado o ilusionado. La generación apática, desvitalizada, indolente y criada en el confort familiar no es ajena a una celebración tan ligada a la calle como la Semana Santa. No es que se trate de meros individuos, sino de los ni-ni (ni estudian, ni trabajan) en su versión morada, heredera de aquellos punkies de los años 80 que echaban cristales en la calle Arfe para herir a los penitentes. Contra eso no sirven ingenuas convocatorias para echarse a la calle.

  • Manuel Morales

    Me parece bien que se tomen medidas contras todas esas personas (por llamarlos de alguna forma) que no respetan nada y causaron la pasada madrugada los echos que todos conocemos, y que parece ser ninguna autoridad quiere reconocer, de echo yo personalmente llame a la policia para indicar que habian tirado varias motos y que se estaba saliendo la gasolina, como siempre tubimos que ser nosotros mismos los que solucionamos el problema ya que nadie, y repito nadie de la policia aparecio por el lugar, y luego se dignan a decir que el problema estaba en las sillitas que venden los chinos.

    Pues NO Señores, el problema no son las sillitas, que mucha gente se tiene que llevar ante el abuso del consejo en el tema de las sillas (aún a sabiendas que se están vendiendo bajo cueerda y a sobre coste) sino la educacion que algunos de estos chabalitos les falta y que sus padres tampoco tienen.

    En Sevilla siempre hemos sabido estar en una bulla, y solamente con educacion, pasa uno de una acera a la otra, no se puede querer pasar a empujones, por las malas
    o llegando a ultima hora quererse colocar el primero.

    Señores del Ayuntamiento, Policia Local y Nacional y Miembros del Consejo de Cofradia de Sevilla, dejense de tonterias y de darse paseitos de un lado para otro ocupandose únicamente de salir bien en la foto y estar en los sitios donde saben que se pueden causar alguna desgracia, el dia que esto pase, será cuando ustedes tomen las medidas oportunas, no antes.

    Y otra cosa, denles a los Policias Nacionales que vienen de fuera algun cursillo de como nos moviemos en Sevilla por las calles, porque álgunso parecen que están en una manifestacion de otros tiempos, no hace falta ser tan groseros y tambien darles algo de educacion, que por desgracia falta tanto en nuestra sociedad.

    Un Saludo.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber