El Fiscal » Archivo » ¿Retorno a una fotografía como cartel?

¿Retorno a una fotografía como cartel?

El Fiscal | 18 de agosto de 2016 a las 5:00

Foto 1990

Foto982

Foto1983
Hay debate. El nuevo equipo de gobierno del Consejo de Cofradías, con Joaquín Sainz de la Maza al frente (café para todos), no descarta ni mucho menos apostar de nuevo por un fotógrafo en lugar de por un pintor para el cartel anunciador de la Semana Santa. La última vez que se eligió una foto fue con motivo de la Semana Santa de 1991. A partir del 92 todos han sido obras de pintores. El primero fue el de Joaquín Sáenz, designado por la junta superior que presidía Luis Rodríguez-Caso y Dosal. Hasta entonces disfrutamos de fotos de enorme calidad de Ángel Bajuelo, Fernando Salazar, Antonio Pérez, José María Gutiérrez, José Antonio Zamora, RamónLeón, Velasco, etcétera. Y no olvidemos aquellos carteles tan peculiares de los años del franquismo, de colores estridentes y de gran originalidad en muchos casos. Hay quien considera llegada la hora de retornar a la fotografía, que ha experimentando una evolución muy notable en los últimos veinticinco años. Ahora se hacen más y mejores fotos. El cartel ha ido decayendo. Muchos autores de prestigio no se arriesgan a someter su prestigio a una crítica feroz de forma gratuita. El Consejo nunca ha querido remunerar el encargo, jamás ha buscado un convenio para patrocinar nada menos que el cartel anunciador de una fiesta que se supone universal. Los nombres se reducen cada año. Los grandes nombres se alejan o, en varios casos, los ha sabido captar la Macarena para su cartel particular. Por todos estos motivos, en San Gregorio hay quien opina que o se busca el dinero para pagar a grandes pintores o se apuesta por el concurso fotográfico. Está por ver si Sainz de la Maza se hace con los servicios de un Monchi que sea el asesor eficaz a la hora de proponer nombres tanto para el cartel como para el pregón. Los pintores han tenido 25 años de oportunidades. El resultado ha sido muy dispar. Desde bellezas indiscutibles como la de Maireles con el ojo de la Macarena o Santiago del Campo con el verde de la Esperanza de Triana, hasta apuestas claramente defensivas de grandes nombres como Arcenegui, del que se esperaba muchísimo más. También ha tenido polémicas como el de Antonio Agudo por su minimalismo, y hasta ausencias como la de Carmen Laffón, a la que Manuel Román no pudo convencer en privado. Incluso rechazos formales al encargo como el de Ricardo Suárez, que reivindica que al pintor se le debe pagar su trabajo. Nueva etapa en San Gregorio, ¿nuevos tiempos para el cartel? Mañana debuta el presidente en la procesión de la Patrona con un chaqué de alquiler. Los fotógrafos, como los sastres, piden su oportunidad.

  • La mirada al frente

    ¿A qué viene el símil futbolístico?


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber