Madrugada 2018: la noche que perdimos el miedo

El Fiscal | 29 de abril de 2018 a las 5:00

HA sido el vídeo más compartido de la semana en las cuentas de Twitter en Sevilla. Lo publicó Diario de Sevilla en la tarde del lunes. Era muy necesario. El gran público tenía que ver el ejercicio de responsabilidad de un grupo de ciudadanos que, por fin, no cayeron en la provocación de cuatro gamberros. Eran las 03:34 del Viernes Santo cuando se pudo haber roto la noche, pero esta vez no. Esta vez hemos visto con más claridad que nunca que no hay ninguna trama, ningún grupo extremista, ninguna célula antisistema, ninguna similitud con los atentados que llevamos varios años soportando. Esta vez, repetimos, se ha visto con nitidez que lo de las madrugonas no es más que el triunfo de la mala educación. No ha sido más que eso, salvo en el año 2000, la primera que se quebró, cuando a algunos irresponsables se les fue de las manos una protesta… y fueron tapados. De hecho, en los informes oficiales se obvian las causas de los tumultos de ese año, mientras que se ofrecen explicaciones sobre las causas de lo ocurrido en todas las demás Madrugadas con desórdenes. ¡Qué cosas!

Resulta esperanzadora la reacción del público que aguardaba la llegada del paso de misterio del Cristo de las Tres Caídas. Taponan la salida de los alborotadores, que estaban provocando estruendos mediante golpes en unos contenedores. Los agentes llegan de inmediato mientras se oye la delación: “¡El de rojo, el de rojo!”. El de rojo se ve con claridad en el vídeo, bloqueado junto al árbol. Y el lamento de un miembro del público refleja cuánto llevamos sufrido quienes vivimos esta noche con intensidad:“¡Con la que se armó aquí el año pasado…!”. Pero en 2018 no fue así, todo quedó en un conato. No se lió. No se desarboló ningún cortejo. Nos contaron por las redes sociales que hubo un inicio de carrera que afectó levemente a los primeros nazarenos del Calvario, que comenzaban en ese momento su especial y sacrificado recorrido de ida hacia la Catedral, ¿verdad, Javier Muela?.

Este vídeo avanzado por este periódico tiene tanto valor como el que nos enseñó la ejemplar reacción de los nazarenos del Silencio por Cuna en 2017. Los dos sirven para que todo el mundo vea que no hay ningún ataque contra la Semana Santa como fiesta religiosa, solamente gamberros, desahogados, inconscientes, vándalos si lo prefieren. En nuestras manos está dejar la Madrugada en la de ellos, o retenerla con mimo en las nuestras. En nuestras manos está legar una noche cicatrizada, o seguir dejándonos llevar por el pánico que provoca el ruido combinado con la sensación de inseguridad. En nuestras manos está tomar una decisión con libertad en un sentido o en el otro. Pero que todo el mundo sepa que era simplemente “el de rojo”. La Madrugada no puede depender de un incauto, de un aprendiz de matón, de un desgraciado.

Pregón de las Glorias
El periodista Juan Manuel Labrador pronunció el viernes el Pregón de las Glorias. Hace años que no asisto a este acto. Creo que el último en el que estuve fue con ocasión del pronunciado por Tomás del Rey Tirado. El recuerdo, por cierto, es muy grato. Ayer le pregunté a gente de fiar (han leído bien, sí) por el pregón de Labrador y me dijeron que pronunció un pregón clásico, muy florido, con marcado barniz buzoniano, sobre todo en un largo poema final. Me aseguran que fue impresionante la declamación, muy trabajada, estudiada y natural. Y que el torrente de voz era tremendo, enérgico. Me apuntan también que demostró ser un buen conocedor de las hermandades de gloria, lo cual no es muy frecuente en el cofraderío al uso. Dicho queda.
Cena
Tras el pregón se celebró la cena de rigor, donde dicen que el sacerdote Marcelino Manzano, delegado diocesano de hermandades, se hizo acreedor a algún premio por aguantar la velada completa. El encuentro comenzó cerca de las 22:30 y terminó cuatro horas después. Don Marcelino aguantó con una paciencia infinita las intervenciones de los anteriores pregoneros y de otros cargos cofradieros. Dicen que esa noche más que nunca se aproximó a la condición de santo…
La guasa del mensaje
Cuanto nos contaron de la cena coincide con el mensaje que nos mandó un avieso cofrade que, por cierto, había disfrutado en el acto de la Catedral. Lean, lean lo que recibimos a las 01:36 del sábado:“Existe la prisión preventiva, la prisión permanente revisable, la cadena perpetua, la pena de muerte… y la cena del Pregón de las Glorias”. ¿Habría quizás que revisar el formato?

El cartel rociero
Esta semana ha habido cierta polémica por el cartel de la Hermandad del Rocío de Sevilla, obra de Manuel Peña. El cartel es precioso. La sustitución del Niño Jesús por la carreta en el regazo de la Virgen es una licencia original, innovadora y entendemos que nada irrespetuosa. Es tan respetable como las opiniones de quienes prefieren al Divino Pastorcito. ¡Faltaría más!

El pertiguero
Primer golpe. El presidente Joaquín Sainz de la Maza ya tiene en su libreta el nombre de una cotizada pintora que ha demostrado ya en alguna ocasión su elegante concepto de la cartelería. Y no nos referimos a carteles de Semana Santa. Segundo golpe. Oído en la noche del viernes: “Qué raro que no asistiera el alto clero al pregón. Mandaron a Óscar Arias”. Tercer golpe. Yoído en el entorno de la Plaza de la Contratación: “Al menos el presidente ha dejado de decir que sólo estará cuatro años. Se va animando, se va animando…”. Y ciriales arriba. Hay capataces que sacan más de una cofradía el mismo día. Para eso están los equipos. Eso ha sido así de toda la vida.

La reforma que viene
Si finalmente el palquillo se desplaza unos metros y se coloca más o menos bajo el escudo de la peña bética, se perdería una buena cantidad de sillas de la Plaza del Duque que carecerían de sentido por falta absoluta de visibilidad. La reforma que viene, aun calificada de leve, tendría ese efecto colateral. Y no serían pocos asientos, precisamente.

El lagarto de la Catedral:

“Fiscal, está siendo muy comentada la portada del semanario diocesano de información. Con el título La alegría de ser santos, se ha elaborado un mosaico con fotos de muchos personajes locales que tú bien conoces e incluso aprecias… Fíjate, fíjate en la selección. Por cierto, tú no sales”

 

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber