De Perú al corazón de Sevilla

El Fiscal | 27 de mayo de 2018 a las 5:00

perú1 perú2 perú3

A Sevilla viene de vez en cuando gente importante que no sale retratada en los papeles. En el aeropuerto de bajo coste y de los taxistas piratas aterrizan algunas veces personajes de prestigio, pero nadie se entera de su presencia. No son futbolistas, no hay fotógrafos. Esta semana acudió a Sevilla el arzobispo de Ayacucho, monseñor Salvador Piñeiro, que quiso parar en la capital de Andalucía antes de seguir camino de Fátima, donde le esperaban para impartir un retiro. No paró en Sevilla para conocer las setas, ni para montarse en el tranvía, ni para acudir a un tablao flamenco cargado de chinos. Vino con el objetivo de peregrinar a los lugares más representativos de la vida de San Manuel González en Sevilla. Monseñor tiene una gran relación con la congregación de las Nazarenas que fundó el santo porque estaban en la feligresía de la que fue párroco en Lima, la archidiócesis de la que también fue vicario general antes de ser nombrado obispo castrense del Perú. Desde hace unos años es arzobispo de Ayacucho y hasta hace un mes ha ejercido nada menos que de presidente de la Conferencia Episcopal del Perú durante seis años. En enero recibió al Papa Francisco en un viaje memorable a la nación iberoamericana.

Ayacucho tiene un rico legado español y es ejemplo de gran piedad popular, lo que se refleja en una Semana Santa muy singular que es referencia para toda Iberoamérica. Por todo eso no quiso dejar de acudir a nuestros lugares más representativos. Visitó la Catedral, la Capilla Real, la casa de la congregación de las Nazarenas en la calle Mateos Gago y la parroquia de San Bartolomé, donde el santo fue bautizado en la misma pila que Miguel Mañara. También acudió a la casa donde nació San Manuel, en la calle Levíes, número 22, donde estuvo acompañado por el párroco de San Bartolomé, Juan José Sauco. Visitó también la capilla del Palacio Arzobispal donde San Manuel fue ordenado por el beato Marcelo Spínola. En el Palacio saludó al Arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo. Y anduvo acompañado en varios momentos por Enrique Belloso.

Durante su breve estancia en Sevilla visitó la casa Madre de las Hermanas de la Cruz. Rezó en la capilla donde está el cuerpo incorrupto de Santa Ángela y el sepulcro de Santa María de la Purísima. Visitó con devoción, también, la habitación donde murió Santa Ángela. Durante su visita saludó a la Madre General de las Hermanas de la Cruz, Madre Reyes, a la cual impartió su bendición.

Muy consciente de la importancia de la piedad popular, como el Papa Francisco, visitó la Basílica del Señor del Gran Poder y la Basílica de la Esperanza Macarena, donde oró ante sus imágenes en compañía de sus respectivos hermanos mayores, Félix Ríos y José Antonio Fernández Cabrero. Estuvo presente también en la exposición Pasión según Sevilla, en el Ayuntamiento, donde saludó, al alcalde, Juan Espadas, y al hermano mayor de Pasión, José Luis Cabello. Y de todo esto no ha salido una línea, ni una foto. Solo vemos turistas y más turistas.

Dos cabalgan juntos
Tenemos un nuevo dúo en la vida urbana de la ciudad. El presidente del Consejo y su vicepresidente. No se recuerda una conexión tan fluida en los dos principales cargos de la institución. Joaquín Sainz de la Maza y Antonio Piñero acuden juntos a cada vez más actos. Ycoinciden en muchísimos pareceres sobre el futuro.
Pasión
Qué gran hermano mayor tiene la cofradía del Salvador. José Luis Cabello es una de las excepciones en el mundillo de las varas doradas. Se ve en el estilo de gobernar, de presidir y de gestionar. El miércoles recogerá la Medalla de Oro de Sevilla en nombre de su cofradía. La exposición en el Ayuntamiento ha sido otra muestra más de saber hacer las cosas.
50 años
Los que pronto cumplirá como sacerdote don Ángel Gómez Guillén, canónigo y uno de los mayores expertos de liturgia de la Iglesia. Sí, sí, como han leído. Gran hermano del Amor, donde salió de nazareno de la Borriquita, habitual del Salvador desde niño. Será en este templo donde tendrá lugar la celebración de tan feliz acontecimiento.
Imparable
Así se ha visto esta semana al cardenal Amigo en Sevilla. Se ha venido arriba de nuevo. Asistió a la cena de la entrega del Premio Manuel Clavero. El hermano Pablo tiene verdaderos problemas para ajustar la agenda por el número de peticiones que recibe para que Su Eminencia acuda a muy diferentes ciudades del mundo. Terminan de estar en México y ya tienen las fechas cogidas para un año. El propio Pablo, tan querido en Sevilla, no tendrá días libres para acudir a su tierra natal. ¡Yque no falte la actividad!

El lagarto de la Catedral: “Don Juan José Asenjo se fue directo al pintor Ricardo Suárez en cuanto terminó el acto de las medallas de oro de la provincia. Algo comentaron en privado. El arzobispo impartió la bendición al artista. Testigos de la escena fueron Alfonso Guerra y otros personajes”


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber