El Fiscal » Cachorro

Archivos para el tag ‘Cachorro’

Impresentable

El Fiscal | 23 de febrero de 2016 a las 18:00

Así resultó la actitud acerada de algunos hermanos del Valle en el cabildo del pasado jueves, donde el hermano mayor y la junta de gobierno dieron cuenta del desfalco provocado por un antiguo mayordomo. Recuerde:130.000 euros. Nadie esperaba tanta crispación. O sí, que es lo peor. Las cofradías no es que se parezcan a la política, es que también recuerdan a veces a las asambleas generales de ciertos clubes de fútbol tras descender de categoría.

Félix de Cárdenas
Cartelazo el presentado esta semana por la Hermandad de la Macarena, que de la mano de Ricardo Suárez tiene ya en su colección obra de Carmen Laffón, Ignacio Tovar, Pérez Villalta y ahora también de Félix de Cárdenas. El cartel de Cárdenas se debió presentar en 2015, pero una enfermedad lo impidió. El autor ha pintado la Esperanza de tiempos pasados, de años duros y de carencias, pero de un amor y una devoción firmes hacia la Virgen. En breve se podrá adquirir en la tienda oficial de la cofradía. Manuel García se quedó muy satisfecho con el cartel un año más.

La inquietud del Consejo
Bourrellier y varios señores del Consejo andan un poco inquietos con las innovaciones musicales del pregonero. Dicen que el presidente se ha dirigido directamente al compositor Marvizón para preguntarle en qué consisten esas novedades. Y, al parecer, el músico le echó una mijita de humor:“Nada importante, presidente. Un poquito de heavy, después algo de guitarra eléctrica a secas…”. A Bourrellier se le iba cambiando la cara con el relato.

La película del Cachorro
Otro éxito de Carlos Colón y Carlos Valera. Ambos están fraguando la gran colección audiovisual de la Semana Santa, de la que se beneficiarán las generaciones futuras. Cine de alta calidad y emoción, de exquisita documentación y elaborada producción. Un cine que exalta la devoción más popular, auténtica y genuina en unos tiempos donde el cutrerío se extiende imparable. Enseñen a sus hijos y nietos las películas del Gran Poder, la Macarena, el Silencio, el Museo… Estarán enseñándoles la mejor Semana Santa. Y ahora, la película que muestra toda la fuerza del Cachorro. Lo peor es que hay días de Semana Santa que uno va por la calle y es mejor retornar a casa y poner el cd de cualquiera de esas películas.

El pertiguero
Primer golpe. Oído en el Baratillo: “Moeckel ha convencido a Morante de la Puebla para que este año salga de nazareno de la Piedad.El torero deja los tramos del Gran Poder y se va al Arenal. Por cierto, en la nómina de la cofradía debuta una Moeckel, sobrina del letrado. Sí, has oído bien: una nazarena. ¡Qué contento estará don Carlos Amigo!”. Segundo golpe. Dicen que ha dicho: “Me bastan tres semanas para ganar las elecciones”. Tercer golpe. Yo creo que don Juan José debería darle una prórroga a Carlos Bourrellier tal como se está poniendo la cosa. Al tiempo. Yciriales arriba. ¿Yel Consejo no podría pedir una caseta de Feria? ¿No la tienen muchas hermandades? Ea, a ver si Sainz de la Maza o Esquivias, Esquivias o Sainz de la Maza, meten esta promesa electoral en sus programas y damos algo de alegría al proceso, miarmas, que sois más serios y estáis más tensos que en un cabildo del Valle…

Triana es un azulejo

El Fiscal | 21 de mayo de 2012 a las 18:21

Triana es azul, que lo dice el cartel de la pintora. Es un paño de pureza del que nace a su vez la pureza de una mano y un pañuelo. Y es un puente añil en dos interpretaciones. Hay que tenerlo muy claro para pintar al Cachorro sobre azules, como aquel que pintó a la Buena Muerte sobre fondo amarillo, o el que pintó Sevilla en el ojo de la Virgen de la Esperanza. Triana es un azulejo en la suprema regla por la que menos es más. No es el minimalismo de moda, es cuestión de criterio. Y un azulejo es un cartel. Y todo cabe en ese azulejo, símbolo del arrabal. ¿Acaso no podría ser un cartel de la Semana Santa la vitrina de estampas que las donaciones de cofrades han ido haciendo al Rinconcillo? Y hablando de tabernas, qué buen cartel para una promoción de la hostelería sevillana sería una fotografía del inolvidable Fernando Salas con la tiza en la oreja, instantánea perfecta del noble oficio de servir, una imagen que resumiría una serie de valores que están en el imaginario colectivo. Pues Triana bien se resume en el tono añil y en la composición en azulejos. Las fechas, los lugares, los momentos, los ritos, todo tiene un color como todo tiene un olor o como todo tiene unos rostros. El caso es elegirlos e interpretarlos. El Rinconcillo es la tiza de Fernando como el verano son las velas en las calles, el Corpus tiene la música de los vencejos, el final de Semana Santa el ruido del cierre de las sillas de Quidiello o las pisadas como tañidos de luto de la compañía militar de honores tras la Urna. Lo difícil es llevar al lienzo esa semiótica particular o general. Yasumir el riesgo de hacerlo con valentía. Triana es un azulejo, un Cachorro sobre fondo azul que parece nacer de la mar del Guadalquivir, los ojos del que está viendo ya otro mundo y un puente que lleva al cielo. La tiza es la mejor taberna. La vida es la mejor semana. La infancia es la patria del hombre. El vencejo es el muñidor de Jesús Sacramentado. Y Triana es un azulejo, que lo dice el cartel de la pintora.

Puerta de los Palos (20 de abril)

El Fiscal | 21 de abril de 2011 a las 21:30

Cita ineludible

La de un grupo de bofeteros cada Martes Santo en el Eslava. Llueve o ventee los de La Mano de Malco no faltan a la cita cuando el reloj traspasa la una de la tarde y la garganta va pidiendo darse un buen baño en ese oro líquido que estos días reluce en los gaznates de los sevillanos más que las canastillas de ciertos pasos que usted y yo sabemos. Allí estuvo Rosamar Prieto-Castro, nuestra delegada de Fiestas Mayores, que no deja de recibir felicitaciones tanto por su gestión en estos cuatro años como por la presentación del pregonero. “Rosamar, eres la responsable de que estuviera cinco minutos de pie aplaudiendo. Eso, a mi edad, lo hago en contadas ocasiones. Enhorabuena”. Y la delegada le dio un cariñoso apretón de manos a quien pronunció estas palabras.

De la tele local

Y en éstas estaban los de la Mano de Malco cuando las lenguas se afilaron y hubo algún que otro hermano que recordó lo “bonita” que quedaría la penúltima cofradía del día por una calle con el fondo de un luminoso donde se anuncian películas de contenido poco recomendable para estas fechas. “Y todo por una efemérides que ya ha pasado”, decían las lenguas afiladas. Al final, la lluvia se llevó por delante –para pena de pocos y alegría de muchos– esta “fina” estampa.

Estornudos

Los que se escucharon en la parroquia de San Lorenzo cuando el viento empezó a despojar de los plataneros de la plaza esa pelusilla que se introdujo en narices y gargantas de miembros del comisionado, hermanos, devotos y curiosos que tuvieron que hacer uso del kleenex y otros utensilios a mano para aliviar los ataques de alergias. Estornudos y más estornudos. Entre ellos los del párroco del templo, Fernando Reyes Rico. Cosas de la primavera.

Vuelve el clavel

Si los primeros días de la Semana Santa las flores exóticas con nombres de dificultosa pronunciación han sido las que han reinado en los exornos de pasos de Cristo y  palios, el Martes Santo fue el clavel el que volvió a mandar, aunque con muy mala suerte.

Duelo en el Cachorro

La noticia más triste del Martes Santo llegó cuando el cielo parecía despojarse de las nubes que tanta amargura dibujó en los rostros. Había fallecido Francisco Ruiz Torrent, el pregonero de la Semana Santa de 2002, el que describió, en un imaginativo recorrido trazado a golpe de buena letra, el tránsito de su Cachorro por la calle Alfarería, por el corazón de la vieja Triana. El que le pidió a la Macarena que lo dejara allí o que se lo llevara con Ella. Se nos fue Paco en una tarde con aires de noviembre, cuando las dolorosas se cubren de negro. Nueve años se han cumplido de su Pregón y todavía resuenan sus versos a la Virgen de San Gil, que, a buen seguro, ya le ha tomado la palabra.

Los ‘sms’ del fiscal

A las 16:00: “Fiscal, más de cien monaguillos dentro de la Universidad dispuestos a salir”. A las 16:25: “Se cumple la maldición de los segundos años de mandato en los Estudiantes. Por tercera vez consecutiva no sale la cofradía un segundo año de mandato”. A las 17:10: “El despropósito de los Javieres. Abren la puerta para salir y está lloviendo. Un espectáculo evitable”. A las 17:25: “Hay que ser cursi para decir por la tele que en la votación de los Javieres hubo empate técnico, como si fuera una encuesta electoral”. A las 17:28: “Hay un individuo que es entrevistado en Giralda TV como responsable de seguridad de San Benito’. Ni el Pentágono…”.  A las 21:15: “Niños empapados en la Bofetá. Lo de salir lloviendo ha sido una enorme insensatez”.

Realismo social

El Fiscal | 16 de diciembre de 2010 a las 10:32

catedral1

Dijo el magistrado Antonio Moreno Andrade en su pregón de 1992, el último que se celebró en el Lope de Vega, que las madres de hijos drogadictos que veía a diario en el juzgado tenían el rostro de su Virgen de las Aguas. Aquellas mujeres le evocaban esa cara rota y de lagrimales resecos de los que ya no es posible que mane una sola gota de llanto más. Hay caras por las calles de la ciudad que son como esos cristos y vírgenes presentes en el imaginario colectivo. ¿Quién no ha visto alguna vez la mismita cara del Cachorro en un ser agonizando en la habitación de un hospital? Esa cara existe. Y tanto que existe. Se ve usted en una de esas circunstancias y concluye que no hay nada figurado en el rostro del crucificado trianero. Como existen lienzos vivientes, como en un proceso inverso: del óleo a la realidad.

Ocurrió el otro día, en la celebración de la Purísima en la Catedral. Los canónigos fueron al Palacio Arzobispal a recoger al prelado para acompañarle en su entrada en la Catedral por la Puerta de los Palos como corresponde a las grandes festividades litúrgicas. Monseñor Asenjo entró por el atrio, losas de pizarras húmedas, verja abierta de par en par y mendigo en la puerta de nariz aguileña, carnes enjutas y una caída de ojos sacada del taller de Ruiz Gijón. La escena encaja dentro de ese realismo social tan desarrollado desde la segunda mitad del siglo XIX e incluso hasta nuestros días. Ese realismo social del que fue precursor el mismo Murillo u otros autores barrocos. El barroco vive en la ciudad. Como esos cristos a los que ponemos caras cada día.

Una casa talismán

El Fiscal | 14 de julio de 2009 a las 16:31

¿Ustedes nunca han visto pasar un décimo de Lotería por el manto de una Virgen? ¿Y las legiones de velitas rojas que alumbran al San Judas Tadeo de enfrente del Corte Inglés a la espera de una gracia? ¿Y quienes creen que les caerá un premio del cielo por encontrar el pajarito del azulejo de San Pedro? Nada de nada. Aquí lo que da verdadero resultado y concede gracias con forma de urnas atestaditas de votos son las veladas en la casa de Alfonso de Julios, la de la trianerísima Callao. Usted se reúne allí con sus partidarios en las vísperas de cualquier elección y no es que acabe barriendo el patio, es que barre usted del mapa electoral al que se le ponga por delante. La casa de este ex delegado del Consejo tiene mucho de la planta baja de la sastrería de O’Kean, donde se forjó uno de los cambios de rumbo más saludables que ha vivido la Hermandad del Valle en su historia reciente. Cualquier día de estos le pide Arenas la llave de la casa al bueno de Alfonso. Pero Arenas, el del PP, no el de San Gregorio, al que le va a hacerle falta un juego de llaves, pero inglesas, para deshacer entuertos. Así que ya saben, en Triana hay que pasar por esa casa si quiere comerse usted algún rosco en el barrio. Y no nos referimos al que manda en el Cachorro…