Archivos para el tag ‘Carlos Colón’

Los 25 años de Zoido en la Costanilla

El Fiscal | 4 de febrero de 2018 a las 5:00

zoido.jpg

La letra pequeña de los boletines encierra a veces los secretos más hermosos de la vida interior de una cofradía. Por esa letra de tamaño mínimo nos enteramos de que Juan Ignacio Zoido Álvarez, ministro del Interior, recibe este año el homenaje de San Isidoro por sus 25 años de fidelidad a la cofradía. El hoy ministro del Interior ingresó en la cofradía de la Costanilla al mismo tiempo que dos de sus hijos. Llegó hasta ella por influencia de varios amigos: el notario Jose Manuel Montes Romero-Camacho, oriundo de Fregenal y compañero de promoción en la Facultad de Derecho; Fernando López Carrasco, David Moreno, el inolvidable Daniel Jimenez Quirós, Antonio Feria, etcétera. También influyeron unos primos hermanos de su madre que vivían en la collación y que siempre le hablaban del último ruan de la Semana Santa: San Isidoro, la cofradía que entonces tenía a Pedro Peinado como hermano mayor y a su primo hermano José Luis como director espiritual. La comunión general de la solemne novena celebrada en honor del Señor de las Tres Caídas de aquel 1993 se celebró el 14 de febrero. A los participantes se les repartió una estampa con la oración al Cristo. San Isidoro –cofradía que hay que ver varias veces en la tarde del Viernes Santo y siempre parecen pocas– es la hermandad que, curiosamente, reúne a magistrados, notarios, jueces, abogados, y fiscales. Fue inscrita en el Registro de Entidades Religiosas siendo Zoido el director de Relaciones con la Justicia. Estas bodas de plata generan en el ministro los mejores recuerdos. Seguro.

pic-20180131054659S5739P6.jpg

La mejor versión de la Semana Santa

No podremos dejar a nuestros hijos una Madrugada mejor de la que recibimos, una Semana Santa más hermosa de la que nos fue legada, pero sí podremos regalarles las películas que Carlos Colón y Carlos Valera han hecho sobre la Macarena, el Gran Poder, el Silencio, el Calvario… Ambos enseñan una Semana Santa literalmente de cine a quienes quieran mirarla sin prejuicios, limpios de corazón y con verdadero interés por captar las claves de una fiesta que –nunca nos cansaremos de repetirlo– tiene sus cimientos en la fe, la memoria que honra a quienes nos precedieron y el sentimiento. La última producción, Amargura, es un trabajo exquisito que aborda la historia de la cofradía de San Juan de la Palma y, lo que es más importante, explica cuál es su significado (profundo) en el contexto de hoy, marcado por las visiones triviales, superficiales y tan osadas que son capaces de celebrar una Semana Santa sin Dios. Al ver Amargura podrán disfrutar de imágenes en sepia del barrio de la Feria, de planos inéditos de la cofradía en la calle, de  las imágenes de los nazarenos camino del templo (no hay pregón más hermoso que esas blancas figuras acercándose a San Juan de la Palma) y, sobre todo, de  unas secuencias de verdadero impacto que exhiben el momento en que son descubiertas las figuras secundarias del paso de misterio. Esta película, como las anteriores, es una nueva muestra de amor a la Semana Santa, un servicio que se presta a la fiesta más hermosa de la ciudad que nunca se agradecerá lo suficiente. En tiempos de confusión, de polémicas estériles, de un frikismo galopante, de advenedizos desembarcados en todas las parcelas y de avalanchas callejeras que tienen amenazada la Madrugada, esta película nos reencuentra con la mejor versión de la Semana Santa. Una delicia, una exquisitez, una invitación a la reflexión, una lección sobre la importancia de una cofradía en una sociedad sin valores.

ROGELIO GOMEZ.

Los 75 años de la tienda de Trifón

¿Nadie se va a acordar de tener un detalle por los 75 años de apertura de la tienda de Trifón? Esta ciudad tan dada a las efemérides ha dejado escapar una de las buenas. ¿Cuántos establecimientos hay más antiguos que La Flor de Toranzo en la Plaza Nueva y sus alrededores? La taberna de Trifón tiene más solera que muchas cofradías. Y su dueño, el muy baratillero Rogelio, no ha dicho esta boca es mía, ni ha sacado un cartel, ni ha exhibido más veladores de la cuenta como señal de poder. Trifón es historia del centro de la ciudad. Y es estilo propio. En tiempos en que los negocios son de quita y pon y, por supuesto, carecen de valor añadido al funcionar con el régimen de las franquicias, esta taberna bien merece un gesto, ¿no Juan Espadas? Quede dicho aquí y ahora. Usted tiene la palabra, don Juan. Otros, con mucho menos, tienen hasta una… ¡Pararse ahí!

 

¿Todos asegurados?
Atención, pregunta. ¿Cabe la posibilidad de que una cofradía contrate un seguro de responsabilidad civil para tener protegidos a todos los miembros de su cortejo en caso de avalanchas o cualquier otro tipo de suceso callejero? Huuuuum… Existe ya el seguro específico para los costaleros. Otra pregunta. ¿Veremos papeletas de sitio en las que se advierta de la posibilidad de incidentes durante la estación de penitencia y no los tradicionales avisos sobre el color de los calcentines, el tipo de hebilla o la obligación de ir mirando al frente? Huuuum… Al tiempo. José Antonio Fernández Cabrero, por cierto, es un experto en seguros.

La Redención
El viernes se celebra la VII Gala Cultural Olivo de Plata, dedicada a Andex, la asociación de niños con cáncer. El Olivo de Plata será este año para el doctor José Pérez Bernal. La cita es en la Sala Joaquín Turina a las 20:30 horas.

Los viernes de Asenjo
Parece que el arzobispo se ha abonado a dar buenas nuevas los viernes por la tarde. Hace poco anunció la coronación pontificia de la Virgen de los Ángeles, de Los Negritos, y antes de ayer la procesión de gloria de la Virgen de los Dolores, del Cerro del Águila. Si a esto se suma el impulso episcopal a una nueva salida extraordinaria del Gran Poder en 2020, podemos afirmar que se consolida un ciclo en el que el prelado se siente no sólo cada vez más seguro en el mundillo cofradiero, sino que usa las cofradías como instrumentos válidos contra la helada espiritual que marca la sociedad actual.

El riesgo
El único problema de tantas salidas extraordinarias, sean por un motivo o por otro, es que el contexto actual no es el de hace 30 años. Estamos saturados. Y la propia autoridad eclesiástica así lo ha hecho ver alguna vez.

El lagarto de la Catedral

“Mi querido e inquieto Fiscal, tengo que enseñarte las fotografías de don José Gutiérrez Mora rodeado de jóvenes en la Parroquia del Sagrario en los años noventa. Algunos de aquellos son hoy miembros de junta de gobierno de la Corona. Vente, te las enseño y te cuenta la historia al detalle”

Mauri, el reto macareno

El Fiscal | 24 de diciembre de 2016 a las 5:00

mauri

mauri2

mauri3
Lleva más de cincuenta años en el oficio. Tiene bien ganado el cirio verde en la cofradía del gremio. Es conocido por sus paisajes, retratos y bodegones. Por el empleo de tonos apagados, pardos y marrones. Su nombre, su trayectoria, su devenir profesional, va ligado a los de Carmen Laffón, Teresa Duclós, Joaquín Sáenz, Joaquín Meana, Jaime Burguillos o Diego Ruiz Cortés. José Luis Mauri recibió esta semana un encargo muy especial, quizás el más hermoso de su dilatada trayectoria, tal vez el más especial: pintar el cartel de la Semana Santa de la Hermandad de la Macarena. Pintar, en definitiva, a la Virgen de la Esperanza. Se trata de un cartel que vuela muy alto en los últimos años por el oficio que pone en la tarea el asesor artístico de la hermandad, el pintor Ricardo Suárez. Suárez se fue al barrio de Los Remedios a entrevistarse con Mauri, a pedirle permiso para proponer su nombre a la junta de gobierno que preside Manuel García García como hermano mayor. Fueron momentos emocionantes. Tal vez muchos no sepan nada de la trayectoria de este caballero del Arte, porque Sevilla no suele paladear ciertas exquisiteces, más que nada porque la ciudad suele ser tan ignorante ante la calidad, como osada en el enaltecimiento de la banalidad. Mauri dijo que sí: “Yo lo único que quiero es quedar bien con la ciudad y con la hermandad de la Macarena”, acertó a decir este grande de la figuración sevillana. Y telefoneó a Carmen Laffón, que pintó este cartel en 2013 dejándonos una obra soberbia de suaves verdes y un rostro inconfundible en esos tonos pastel que son a su pintura lo que el merino a la capa de un nazareno de Juan Manuel. Laffón no lo dudó al animarle a asumir la empresa: “Estamos todos contigo, José Luis”.

Mauri pintará a la Macarena, su nombre entrará en una selecta galería que se cotiza al nivel de la de la Real Maestranza con el cartel taurino. Sus grandes aficiones son estar largas horas en su estudio de Sevilla y dejar pasar el tiempo en Conil de la Frontera soñando paisajes. En su obra religiosa figura un retrato de Madre María de la Purísima. Nada extraño. En su casa está expuesta la firma de Santa Ángela de la Cruz. Quién le iba a decir a Mauri que acabaría pintado a la Virgen de la Esperanza, la que presidió la ceremonia de canonización de Madre María de la Purísima, ante la que se postran cada Madrugada las hermanas de la Cruz cuando la cera viene baja y las mariquillas danzan entre las luces del día.

Carmen Laffón le dijo lo que muchos pensamos: “Estamos todos contigo, José Luis”. Se lo dijo precisamente la pintora que se ha prodigado poco, lo justo, en la obra cofradiera. ¿Para qué más, doña Carmen, si le pidieron a usted un cartel y nos regaló todo un azulejo?

Mauri es un señor. Como el hermano mayor, Manuel García. Estoy viendo a Manolo hacerle el encargo formal en presencia de Suárez en los próximos días: “Dice Ricardo que usted pinta como los ángeles. Y lo que diga Ricardo va a misa. Quiero que sepa que tiene usted total libertad. Sólo se le pide que aparezca la Virgen de la Esperanza”. Estoy viendo a Pérez Aguilera disfrutando en la intimidad del estudio de Mauri de la Macarena recién pintada, como recién posados los cuatro zancos en la mañana del Viernes Santo, antifaces al hombro, sol alto y chiquillería apeándose de la reja. Estoy viendo a Mauri emocionado en la basílica la noche de la presentación, recordando tal vez sus duros inicios en el Madrid de los años 50, evocando quizás a Félix de Cárdenas –la muerte nunca puede ser en soledad cuando se acaba de pintar a la Macarena– o pensando cómo no se le habría ocurrido pintarla antes. “Estamos todos contigo”, le dijo Laffón, sabedora del reto que supone para un pintor la interpretación del rostro de la ciudad, la cara donde están las oraciones de quienes no viven ya entre nosotros pero algún día la miraron mientras musitaban una plegaria. Estoy viendo a Carlos Colón esa noche en la basílica, paladeando como pocos cuánto de vivido y trabajado hay detrás de ese cartel que ya existirá en la mente de su autor. Decía Daniel Puch que sólo hay un oficio más hermoso que el de pintar, que es el de dedicarse única y exclusivamente a pintar.

Qué regalo más hermoso ha dejado la Navidad a los pies del caballete y los pinceles de este vecino de la ciudad que ahora tiene el honor, el reto y la valentía de pensar en clave macarena. La pintura, acto supremo de libertad como es la literatura, se convierte en un testimonio de fe cuando se pinta a la Macarena por encargo de su hermandad. Y eso es otra dimensión.

Pasión en alta definición

El Fiscal | 7 de septiembre de 2015 a las 5:00

fiscal1
MIENTRAS unos se regodean en la oscuridad de los sótanos de la Semana Santa, donde sesudos ingenieros de los horarios e itinerarios siguen frotando la lámpara para que Aladino ofrezca la solución a los problemas de la Madrugada (¡Qué barrila!), otros se afanan en sacar brillo a los mayores tesoros: las imágenes sagradas. Qué suerte tienen los amantes de los audiovisuales cofradieros en la última década, que están disfrutando de las películas magistrales de Carlos Colón y Carlos Varela (incluyan la del Rocío con las memorables secuencias a los sones las Cantigas de Alfonso X El Sabio) y con las producciones de Antonio Casado, director de La Caja de la Semana Santa, el proyecto audiovisual de éxito rotundo que tuvo lugar en las setas la pasada cuaresma. Desde la Semana Santa (1992) de Gutiérrez Aragón y Colón, no se vivía un período tan productivo y, digámoslo de nuevo, tan oportuno.
Estos trabajos audiovisuales que referimos están limpios del polvo y la paja del frikismo, los debates sobre las parrillas horarias y otras muestras de la decadencia imperante. Hacen justicia a la fiesta más hermosa de la ciudad, necesitada de enfoques que resalten sus verdaderos cimientos: las imágenes de mayor tirón devocional, sobre las que pivota la religiosidad popular más auténtica y genuina.

Estos días se ultima, precisamente, el documental encargado por la Hermandad de Pasión con ocasión de los 400 años de la hechura del Señor. Se trata de una producción grabada en super-alta definición. Antonio Casado es el director y realizador del documental, con guión del propio Casado y del historiador Manuel Jesús Roldán, fotografías de Fran Silva y producción de la empresa Imaginason, de José Carlos Guerra Librero.

Preside esta página un plano cenital del Señor, filmado con una cabeza caliente que a los sones de Sarabande de Haendel se aproxima con bella parsimonia a la figura del Nazareno, que aparece sobre la peana en la inmensidad barrocamente vacía del Salvador. El documental incluye música clásica de diversos autores y piezas y arreglos de Jesús García.

Los testimonios de los historiadores José Roda Peña y el propio Roldán, los escultores Ricardo Suárez y Juan Manuel Miñarro y el psiquiatra Pablo Gotor (quien hace un análisis de la personalidad del escultor), junto con los de varios hermanos de la cofradía, enriquecen una obra titulada Montañés, tiempo de Pasión. Hay relatos figurados de Montañés en primera persona, cuyas manos (que son las de Ricardo Suárez) aparecen haciendo el dibujo que sirvió de modelo para la escultura del Señor hace cuatro siglos. Se trata de un documental de una hora de duración para el que se han empleados dos meses y que incluye imágenes inéditas de la salida de la cofradía el pasado Jueves Santo.

Es ahora la hermandad la que debe decidir cómo se difunde el documental. Por el momento, sólo circulan por teléfono móvil algunos fragmentos de enorme belleza, que son la miel en los labios. Y queda por conocer cuánto habrá del ambicioso programa conmemorativo de esta efemérides anunciado hace ahora un año. Yen un lustro, los cuatro siglos del Gran Poder y la Buena Muerte.
fiscal2

Un buen regalo

El Fiscal | 1 de enero de 2014 a las 5:00

Teatro Alameda. Se presenta una película de la Macarena que ha hecho Carlos Colón.
Ahora que hay quienes se pierden buscando el mejor presente, justo ahora es cuando hay que añadir a la lista de propuestas de regalos cofradieros uno muy especial y de gran novedad. Se trata de la última película sobre la Macarena que ha dirigido Carlos Colón y que cuenta, una vez más, con la participación de Carlos Valera. Se puede adquirir por solo 15 euros en la tienda del museo macareno. La recaudación se dirige a la obra social de la cofradía. Es una delicia de 85 minutos que conviene saborear con tranquilidad. Imágenes antiguas del paso de misterio del Señor de la Sentencia con saeta de voz en sepia, los rostros de quienes –recogida la cofradía– miran con esperanza a la Esperanza en un bosque de capas blancas y cabezas despeinadas, las sombras de las plumas de los armaos, la inconfundible cornetería, los niños abrazados a las columnas del atrio, la basílica en soledad que se enciende poco a poco como en un regalo, los macarenos del ayer en los balcones del cielo, los enseres de la cofradía en un maravilloso y bendito desorden y el más hermoso mosaico de macarenos del ayer, conocidos y anónimos, con una preciosa reflexión: “No busquéis a quienes habéis perdido entre los muertos. Porque viven. Y nos contemplan desde los ojos de la Esperanza”. Esta Navidad, regalen Esperanza. Está en la Basílica.

El complemento perfecto

El Fiscal | 2 de noviembre de 2010 a las 22:43

La Hermandad de la Macarena presentó el viernes el catálogo y la audioguía que explica su magnífico tesoro al visitante. El museo de la Macarena, conviene no olvidarlo nunca, es una oferta que no sólo enriquece a la hermandad propiamente dicha o al mundo de las cofradías, sino a toda la ciudad. No es ninguna exageración. Estas guías son un complemento perfecto para el museo macareno en el que ha tenido mucho que ver Carlos Colón, profesor de la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Editorial de Diario de Sevilla.

Las mejores imágenes del Silencio

El Fiscal | 13 de octubre de 2010 a las 8:19

silencioLa cita es el 18 en la Casa de Pilatos. Para crear estilo y no repetir moldes. Ese día se estrenará en el salón del pretorio la película Gloria Nazarenorum que ha dirigido Carlos Colón con la participación de Carlos Valera en las tareas de realización y edición. Tiene una duración de casi dos horas para mayor deleite de los primitivos. Hay imágenes de impacto, como las que recorren la historia de la cofradía o las que ilustran las cargas de la cruz, plasmadas mediante instantáneas de atentados, guerras y personajes históricos de nefasto recuerdo. Y hay imágenes de gran belleza, como las de la cofradía avanzando por la Avenida de la Constitución con la santa cruz al frente abriendo la Madrugada, un pasaje filmado con la cámara a pie de calle y con un zoom impresionante desde la misma Puerta de San Miguel. Esta secuencia es una de las dos joyas de la película, según el propio Colón. La otra es el estudio que se ha realizado desde todos los ángulos posibles del Dulcísimo Nazareno, cruz y carey, el que en tiempos iba por Cuna cuando la Macarena estaba en la Campana.

La voz la pone Chano Amador, sonido inconfundible para el cofraderío. Y en los textos hay surtido variado: desde el filósofo danés Kierkegaard hasta Joaquín Romero Murube, pasando por Núñez de Herrera, Rafael Montesinos y Juan Alberto Fernández Bañuls. Tratamiento especial merecen las reglas de la cofradía, de Mateo Alemán, o las espectaculares e inéditas imágenes de la cofradía deshecha en el interior del templo, un tramo bautizado por Colón como La agonía del azahar.

El colofón de la película se titula La danza del tiempo. Gloria Nazarenorum es una muestra del cine al servicio de la cofradía por excelencia, una tarea minuciosa y hecha indudablemente desde el amor, el respeto y el tacto. Un ejemplo de buen gusto y calidad en tiempos de decadencia, excesos y farfolla. Bien por Antonio Rodríguez Cordero al apostar por este trabajo como el fruto que corona sus seis años al frente de la cofradía. Y bien por Colón y Valera por enseñar una vez más lo mejor de la Semana Santa de siempre sin necesidad de sacar pasos fuera de calendario.

Vibrar, sentir, llorar

El Fiscal | 20 de octubre de 2009 a las 17:10

Le ocurrió a muchos en el Lope de Vega, donde se estrenó la película sobre la Macarena de Carlos Colón y Carlos Valera. Memorable la conjunción entre la música y las imágenes en la primera levantá del paso de palio en la basílica. Y toda una sorpresa la última levantá “por los macarenos que están en el cielo”.