Archivos para el tag ‘cláusulas’

¡Fuera las cláusulas!

El Fiscal | 19 de agosto de 2018 a las 5:00

Hermandad de la Esperanza de Triana

Estábamos distraídos con los tejemanejes del Consejo de Cofradías cuando se nos ha pasado una de las grandes noticias del año, uno de esos acontecimientos que pueden desatar un efecto llamada. Pero aquí se nos va la atención con el cambio de capataz decidido en pleno junio (¡Qué calor!), la nueva banda de música anunciada a principios de agosto (Oiga, ¿no tiene aire acondicionado?) y las quinielas del pregonero que se elige en septiembre (¿Pero es una mujer o no?). Pues se nos pasan las mejores. ¿Cuáles son las mejores? Las que tienen que ver con la pastora (divina). Sí, las relacionadas con el parné, la guita (llena ahí el catavino), el flujo de caja, el cash, el metálico, las perras gordas. Como prefieran llamarlo en función de su nivel de cursilería. Los grandes asuntos siempre tienen vinculación con el dinero. Y siempre se prefiere que no se comenten. Pero aquí estamos para ir a contracorriente, al revés de la masa, como cuando el mamarracho del Martes Santo que amenazan con repetir gane quien gane en San Gregorio.

–¿Qué me dice?
–Lo que oye. Los del Martes son como Cataluña, dispuestos a poner condiciones.
A lo que íbamos, que hace mucho calor. ¿Sabían ustedes que hay dos hermandades que han logrado la supresión de las cláusulas suelo de sus préstamos hipotecarios y han obtenido con esta maniobra un ahorro de los que dejan a los mayordomos con una sonrisa esculpida hasta el Viernes de Dolores? Y no se vayan todavía que aún hay más. Estas dos cofradías, además, han logrado una rebaja en el diferencial de esos mismos préstamos.

Se trata del Baratillo y de la Esperanza de Triana. Ambas han logrado sus objetivos sin tener que ir a juicio, después de unas negociaciones en las que han estado representadas por el abogado Joaquín Moeckel.

El Baratillo tenía un préstamo hipotecario de 350.000 euros para obras en la capilla, concedido en el año 2010 con una cláusula suelo del 3,25%. La hermandad recibió nones de la entidad financiera a su primera petición de retirada de la cláusula. Posteriormente recurrió a Moeckel, ex hermano mayor de la corporación, que ha gestionado la supresión de la cláusula y, además, la rebaja del diferencial, por lo que la corporación obtiene un ahorro total de alrededor de cien mil euros.

–¿Cuánto pescao se podría comprar con ese dinero?
–Para llenar varios camiones de mudanza de dos pisos comunicados de la Plaza de Cuba.

La Esperanza de Triana, por su parte, tenía dos préstamos para obras con sus respectivas cláusulas suelo:uno por valor de 3,6 millones (2004) y otro de 1,1 millones (2010). Tras la negociación de Moeckel, la cofradía del arrabal se ahorra un total de 1,1 millones de euros, lo que supone más de 6.000 euros al mes de alivio para la mayordomía. En Triana, además, han logrado una rebaja del diferencial y la supresión de las comisiones por cancelación, por lo que, llegado el caso, podrían cambiar de banco sin costes añadidos.

A cambio de la supresión de las cláusulas suelo y de la rebaja de los diferenciales, las hermandades renuncian a la devolución de los intereses cobrados con anterioridad a la renegociación. Se aseguran así un gran ahorro y evitan el riesgo de ir a un juicio que, en caso de pérdida, les supondría el pago de las costas. Estas cláusulas, por cierto, fueron insertadas por entidades hoy disueltas y absorbidas por otras que se las tuvieron que tragar.

Es sabido que las cláusulas suelo se denuncian por primera vez en Andalucía, en el programa radiofónico dirigido entonces por Jesús Vigorra. Es sabido también que la aplicación de esta cláusula es una práctica bancaria que impide que la cuota a pagar nunca baje por debajo del suelo fijado por mucho que sí lo haga el tipo de interés. Y es sabido que en Sevilla asistimos a una guerra entre el Tribunal Supremo y la Sección Quinta de la Audiencia Provincial a cuenta de este asunto, una disputa que al final pagan los ciudadanos. Todo aconseja evitar los juicios y negociar. Por eso las hermandades han estado, de nuevo, a la vanguardia. Dicen que ahora vendrán La Hiniesta, Montesión, el Silencio de Écija y una larga letanía. ¿Por qué no asume el Consejo la labor de negociar en nombre de todas las cofradías en vez de asistir con los brazos caídos al chorreo de hermandades renegociando una a una sus préstamos? El Consejo se reivindicaría así como entidad realmente útil para las hermandades.

–Por cierto, ¿Moeckel ha cobrado por el trabajo que ha realizado?
–Ni un euro.

delgado19

El descanso de los orfebres

Marchan los tres hermanos Delgado camino de la basílica al terminar la semana laboral, acuden al encuentro del Señor para ofrecerle su trabajo y oraciones, qué cartel más bonito componen sin saberlo: el descanso de los orfebres. Esta estampa reciente simboliza para muchos el inicio de las vacaciones, de los días en que hay horas que Sevilla parece una cofradía de ruan donde los pocos viandantes se miran de reojo como nazarenos asustados. Hora de descansar, de cambiar de aires y compañías, de darle al f5 para refrescar las ideas y pensar nuevas filigranas en la plata que cada cuál en su oficio tendrá que labrar cada día. Algunos en el nuevo curso se conformarán con un simple candelero de metal plateado, otros seguirán intentando imposibles candelabros de cola de plata cotizada. Los orfebres que rezan unidos sueñan filigranas imposibles. Escribir en los periódicos es buscar cada día la plata de la actualidad y conformarse no pocas veces con metales renegridos. Los orfebres descansan. Este Fiscal también. Manda parar el paso y llama al aguaor.