El Fiscal » JUAN JOSÉ MORILLAS

Archivos para el tag ‘JUAN JOSÉ MORILLAS’

Los inventos del presidente

El Fiscal | 4 de diciembre de 2016 a las 5:00

SEVILLA.
SAINZ de la Maza gobierna de forma creativa, como los buenos juristas que no se limitan a aplicar los preceptos vigentes, sino a buscar interpretaciones que supongan remedios nuevos para problemas nuevos. Que los hermanos mayores largan del vía crucis, el presidente se inventa un pleno consultivo. ¿Qué es un pleno consultivo? No es otra cosa que darle formato oficial a las tertulias de barra. Largar sin solucionar nada. Darle vueltas a un asunto, arreglar el mundo, pero con el cura Marcelino por delante. Lo mismo que en la taberna, pero en la sede del Consejo, que hace menos frío y sale más barato. Parece que veremos más plenos consultivos en este mandato. A consultar, a consultar, que el mundo se va acabar. Habla pueblo, habla. Y que el secretario trabaje levantando actas mientras sueña con la vara de las capillas, ¿verdad, don Carlos? ¡Cómo nos tira el Arco! El doctor López Bravo está como Susana Díaz. Gobierna en un sitio (Andalucía) pero tiene puestas sus miras en otro (Madrid).

–¡Óle! Qué buena comparación le ha salido.
–Gracias.

¿No ha consultado el alcalde sobre la fecha de la Feria? Pues Sainz de la Maza, café para todos, consultará sobre otros asuntos. Pero unas consultas sin preguntas fijas, para que el personal no se estrese, que aquí no se trata de fijar una posición, no se busca que los hermanos mayores hagan algo que nunca hacen:mojarse. No, no, no. Aquí se trata de que todos tengan de vez en cuando un pretexto para quitarse de casa (“Tengo que ir al Consejo esta noche”) y un minuto de gloria en el foro romano de San Gregorio. El presidente va a convertir San Gregorio en una consultoría. Estoy viendo el luminoso que el gran Antonio Rivera va a colocar bien alto, casi a la altura de la gárgola zoomórfica: Sainz de la Maza & Piñero Consultores.

¿Y qué me dicen del nuevo estilo de designación de los pregoneros? Con esto de los nuevos estatutos, ahora que los consejeros son todos del presidente, puestos por el presidente, designados digitalmente por el presidente y se supone que leales al presidente, se acabó eso de votar nombres e ir descartando los que obtienen menos sufragios en las primeras rondas. La emoción se reduce a las consultas previas. ¡Qué sopor! ¡Cualquiera se atreve a contradecir a Sainz de la Maza cuando dice quién es el elegido! El que lo haga se queda sin repetir en la próxima junta superior. Igualito que los anteriores mandatarios. Don José Sánchez Dubé se marchó del cargo sin colocar a ni uno sólo de los pregoneros. Luis Rodríguez-Caso y Manuel Román pasaron fatigas para colocar alguno. No hace falta recordar algunos episodios celebérrimos, digámoslo así, que se han narrado con todo detalle en esta sección dominical en los últimos lustros. Con estos estatutos, todo ha cambiado. ¡Don Adolfo (Arenas) usted sí que sabe!.

Sí echamos en falta en los estatutos la regulación de un tipo de consejero muy especial, una suerte de adjuntos al presidente y de ministros sin cartera, que haberlos haylos. Por ejemplo, ¿ustedes se creen de verdad que Juan José Morillas es delegado de Penitencia, dicho así a secas? Pues no. Morillas hace de Morillas. ¿Qué es hacer de Morillas? Innovar, inventar, pensar, maquinar, lanzar la caña de pescar más allá de la Puerta de Jerez. Morillas es el intelectual de la junta superior. ¿Y Andrés Martín? El ministro sin cartera, el hombre que se queda fuera del gobierno pero que todo el mundo sabe que está con el gobierno. Tanto regular los delegados de vísperas y el legislador no se acordó de los adjuntos al presidente ni de los ministros sin cartera. Tomen nota para la próxima reforma.

Qué bueno es este presidente. Ha inventado los plenos que no sirven para nada y que, al mismo tiempo, sirven para todo. El arte de mandar, el arte de servir café para todos. Y hasta estrenando responsable oficial de prensa en el arranque del mandato. Nadie antes se había atrevido a tener uno. Qué cofradiero es eso de estrenar. Yo también arrimo la taza. El mío que sea descafeinado, don Joaquín. Muy calentito. Y con sacarina.

¿Novedades en el Pregón?
La iniciativa está en marcha, nunca mejor dicho. ¿Abrirá el acto del Domingo de Pasión la interpretación de una composición dedicada a los donantes de órganos? Y más: ¿incluirá una voz femenina o masculina como segunda gran novedad? Todo puede ser. O no, que diría Rajoy. Eso sólo lo sabe el pregonero, que tendrá la última palabra. Alberto García Reyes, por cierto, prepara un texto que, seguro, seguro, será original por innovador. No esperen sota, caballo y rey, sino una constante búsqueda de la originalidad mejor entendida.

Fidel Castro
El hermano mayor de la Macarena ha recordado estos días su encuentro con el presidente de Cuba con motivo de su visita a Sevilla en 1992. García era concejal de Seguridad Ciudadana y fue el único edil del Grupo Popular que acudió a la recepción oficial en el Salón Colón. Soledad Becerril, primera teniente de alcalde, prohibió que ninguno de los concejales participaran en los honores al dictador. El macareno no pudo resistir la curiosidad. Se presentó en el Ayuntamiento y se hizo la foto con Fidel. Alegó que se había equivocado de hora y que creía que acudía a otra recepción, pues esa misma tarde había dos. Así, García puede presumir de tener una foto cumplimentando al dictador cubano y otra con Juan Pablo II.

Martín Cartaya
El popular fotógrafo Jesús Martín Cartaya ha sido homenajeado por la tertulia Cruz de carey, lo cual está muy bien. Todos los homenajes que reciba don Jesús son pocos. Con la de papafritas que tienen un cuadrito con honores en esta ciudad, qué menos que aprovechar cualquier oportunidad para reconocer la labor de décadas que ha realizado este cofrade de pro. ¿Cuándo va a hacer algo con tan ilustre personaje el Consejo de Cofradías? ¿Por qué no ofertar una beca para que alguien se dedique a organizar el gran archivo de imágenes que tiene en su casa? En las instantáneas de Martín Cartaya está la historia de la Semana Santa de los últimos 50 años: desde los costaleros profesionales hasta los teléfonos móviles. Incluso hay un archivo secreto. Su autor es una leyenda viva. Hay que aprovechar todos sus conocimientos y todo su material, ¿verdad Álvaro Pastor? Las próximas generaciones lo agradecerían.

El lagarto de la Catedral
Y el sacerdote preguntó: “¿Por qué Antero ha ido a la sesión plenaria de la Conferencia Episcopal y tuvo un aparte con el Nuncio?”. Quién sabe si es una prueba de que el nombramiento de obispo auxiliar está al caer o si, como dicen otros, todo queda en el cajón. Pero ocurrió así, es cierto.

Calendario de Esperanza

El Fiscal | 2 de enero de 2014 a las 5:00

calendarios
En Sevilla hay un canciller de la Esperanza que allí donde fuere tiene que colocar la pica del mejor rostro de la Madre de Dios que nunca se haya esculpido. En Sevilla aún queda gente que te obsequia con una charla entrañable sobre el Señor, caso de Antonio Ríos con el Gran Poder. Se encuentra uno a Antonio en su vida cotidiana a la búsqueda de un taxi, en la parada de Tussam de Felipe II o por Tetuán con andar veloz hacia San Lorenzo, y siempre tiene una sonrisa, un repaso sobre el estado de salud de las amistades comunes y un hermoso comentario de remate sobre el Señor. “¿Lo has visto con la túnica persa?” Te encuentras con José Jorge García y siempre te habla de la Esperanza de Triana, por supuestísimo a favor de querencia del arrabal. “¿No te has enterado de la declaración de amor a Triana que hizo el Cardenal Amigo el día 18? Pues recordó su llegada a Sevilla y su primera Madrugada. Dijo que en su DNI pone que vive en Madrid, pero que donde de verdad vive y siente es en Sevilla… Y en Triana”. Te encuentras a Juan José Morillas y te mete en el bolsillo esos gramos de Esperanza que son sus calendarios anuales, que ya es raro que alguien te meta la mano en el bolsillo en Sevilla para dejarte algo y no para trincarte la cartera. Ocurre como los sobrecitos marrones que va repartiendo Martín Cartaya por negocios y casas del centro con las fotografías de los personajes que ha ido tomando en misas y todo tipos de actos, sobrecitos que llevan el testimonio de la amistad cultivada. Hace ya dos décadas que alguien le consultó a Antonio Silva: “Oye Antonio, este hombre tan amable que me presentaste la otra noche me ha mandado la foto que nos hizo. ¿Cuánto se le debe?” Y como obra de misericordia es ayudar al que no sabe, Silva proporcionó la orientacion exacta “Nada. Ni se te ocurra. Jesús es así, lo hace con mucho gusto. Es todo un señor”. Por Antonio Ríos sabemos del Señor, por José Jorge de Triana, por Martín Cartaya llevamos la memoria de la ciudad al día y por Morillas sabemos que el año se va acabando, pero que por mucho que arríe los zancos del tiempo, siempre empieza otro que trae consigo un nuevo mensaje de Esperanza. Y tal vez el canciller no sepa que muchos somos los que vamos guardando esos calendarios que deposita cada diciembre en los bolsillos de sus amistades, como queriendo que la mano izquierda no sepa lo que hace la derecha, como verdaderas ofrendas de amistad, como lamparillas que habrán de iluminar la mesa de trabajo, la cocina o el coche. Yde tanto guardar los calendarios de Morillas con sus latines renovados, nos sale todo un cartel de Semana Santa que no lo mejora ni la vitrina de estampas del Rinconcillo.

Heraldos de la Navidad

El Fiscal | 7 de enero de 2011 a las 10:06

navidad1Los heraldos de la Navidad morada actúan por collera. Son Daniel Puch, con su felicitación pintada en acuarela, y el latinista, belenista y canciller Juan José Morillas con su calendario para el nuevo año con la cara de la Esperanza y el lema de turno para reflexionar. Sicut lux spes ets: omnia illuminat. No hay Navidad si no llegan ellos con sus pinturas y sus latines. Ya es el tercer año que Puch realiza la felicitación oficial del Consejo de Cofradías. En esta ocasión se ha tratado de una acuarela sobre papel titulada La primera angustia. Aparece una Virgen cuyo rostro está inspirado en el de la Dolorosa de la Quinta Angustia. Y el Niño evoca al Dulce Nombre de Jesús de la Magdalena. Como el Niño aparece jugando la cruz, Puch intepreta que esta acción provoca la primera angustia de la Madre. Esta obra tiene una especialísima connotación para este artista de la calle Bailén, pues su madre y su tía Enriqueta, esposa del escultor Vicente Rodríguez-Caso, fueron las modelos de la Virgen. Por eso más que nunca la de este año ha sido una felicitación excepcional. Puch, en cierta manera, ha pintado a su madre y a su tía. Háganse con una reproducción a gran tamaño de esta acuarela, porque merece la pena. Y como siempre les recomienda este inquieto Fiscal, aborden a Morillas por la calle porque suele llevar un taco de almanaques de la Esperanza con su latín incorporado. Cuando huele a acuarela y se oyen latines entonados, ya está el Señor iluminado por la cera alta de su basílica y con las manos entrelazadas en el Salvador. Y ya la cofradía del tiempo comienza el anual regreso a su punto de partida, adonde siempre retorna así que pasen los fríos.

Un canciller muy activo

El Fiscal | 24 de noviembre de 2010 a las 20:46

El arzobispo Asenjo ha debido agradecer un soplo de intelectualidad cuando recientemente departió con el canciller y muy macareno Juan José Morillas, el hombre que sabe latín en todos los sentidos. Regaló al prelado un libro en nombre de la Asociación de Belenistas que preside titulado Belenes y pesebres de España, cuya dedicatoria estaba en la lengua de Cicerón. La cara de sorpresa de monseñor Asenjo fue evidente y exclamó: “Un latín perfecto”. Lo que no sabe monseñor (o tal vez sí) es que las nuevas hornadas del clero local deberían pasar por las aulas de Morillas. Así sabrían de latín y de cofradías. Y ninguna de las dos disciplinas vienen nada mal para el gobierno de la grey.

Arcoscopia informa

El Fiscal | 13 de agosto de 2009 a las 16:40

La consultora que realiza el seguimiento de las elecciones a la Macarena ha estado esta semana husmeando en los cuarteles de la candidatura de Manuel García, cuya lista presenta un 80% de componentes menores de 40 años. García ha renovado a cinco oficiales de la actual junta en la que es teniente. Se abona a la teoría del cambio tranquilo. Dice que no tiene programa electoral porque eso es cosa de partidos políticos: “Mi programa son las reglas de la hermandad. Culto, formación y caridad. Y en lo patrimonial, conservar y mejorar”. Promete un fácil acceso de todos los hermanos tanto a los miembros de la junta como a las dependencias. Quiere transformar al completo la casa de hermandad sin cuotas extraordinarias y asegura que respetará el horario de apertura de la basílica, de nueve horas al día con cuatro misas diarias y el rezo del rosario los 365 días del calendario. En las urnas se topará con el latinista Juan José Morillas, cirio verde que sigue perfilando y aumentando sus propuestas.

Arcoscopia informa

El Fiscal | 6 de agosto de 2009 a las 18:55

La consultora que realiza para este Fiscal el seguimiento de las elecciones macarenas se ha colado esta semana en las reuniones del aspirante Juan José Morillas. El otrora canciller del Consejo ha fichado como teniente a José Luis Ramos y ha incluido a una mujer en su lista, María del Carmen Prieto, esposa de un armao, que se presentará como fiscal primera. Morillas pretende suprimir la cláusula de exclusividad de los costaleros y establecer solamente que no puedan salir en ninguna otra cofradía a partir del Miércoles Santo. Plantea también la apertura de la basílica de 9:00 a 21:00, pero dejándola abierta a mediodía para fines estrictamente de culto, y la creación de un centro de acogida de familiares enfermos del Hospital Virgen Macarena. Recuerden que la cita electoral será en noviembre y que a ella concurre un peso pesado de la cofradía, como Manuel García García, actual teniente de hermano mayor con casi 75 años ya de pertenencia a la hermandad. Arcoscopia dará cuenta en breve de las propuestas de García.

La aventura de un latinista en el atrio macareno

El Fiscal | 17 de junio de 2009 a las 11:56

Tiene mérito eso de tener una agenda con los teléfonos del presidente del consejo de hermandades de Tenerife y Zamora, de la unión de hermandades de Jerez, del hermano mayor de la Macarena y el Gran Poder de Madrid, o del director de una revista de tirada nacional especializada en temas pasionistas. Tiene tela de mérito porque a 9,9 de cada 10 sevillanos que ejercen de cofrades les importa un comino lo que ocurre más allá de las fronteras locales así que llega el Miércoles de Ceniza. Por eso, Juan José Morillas fue atinadamente bautizado como canciller de las cofradías sevillanas, un cargo apócrifo que nadie quiere y que él asumió encantado en los ocho años que tuvo sillón en San Gregorio.

A Morillas lo llama uno al teléfono un sábado por la tarde y te suelta: “Estoy con unos cofrades de Lugo en un congreso en La Rioja”. Tiene hechuras de patricio romano con casa veraniega en Itálica, pensando siempre en empresas de futuro para hacer más grande su imperio particular. Alguien le preguntó una vez en plena calle: “¿Qué hace un latinista como tú en el mundo de las cofradías?” Y él respondió con razón que muchos valores de la cultura clásica hacen más falta que nunca en el mundo decadente de las hermandades.

Quiere ser hermano mayor de la Macarena a partir de noviembre, cuando la Esperanza viste de negro y él se encamina a la imprenta a recoger los calendarios que, latinajo incluido, reparte entre sus amistades, afines y hasta a algunos críticos, pues es sabido que este incansable profesor no esconde rencores. Morillas está convencido de que desde su Itálica se otea el Arco.