San Rafael y la crisis

Jesús Cabrera | 24 de octubre de 2011 a las 7:00

La llegada del día de San Rafael es un motivo de alegría para buena parte de los cordobeses. La celebración del día del custodio de la ciudad puede tener mil maneras distintas de llevarse a cabo, desde cumplir con la preceptiva visita a la iglesia del Juramento hasta no hacer absolutamente nada para reponer fuerzas, pasando por el multitudinario perol o el pastelón de postre. Sea como sea, la fiesta de San Rafael es una revitalizadora del comercio local, porque quien más quien menos hace un gasto extra en estos días. Quien se lo pueda permitir no estará leyendo estas líneas porque estará de puente en la playa o en algún destino más lejano. También gasta quien regala algo, aunque sea una corbata, un libro o unos zarcillos a un Rafael o una Rafaela. En estos días ha llegado a todos la tradicional publicidad de los supermercados con los productos necesarios para el perol en unos lotes con un precio ajustado. A ellos no les falta el arroz, ni la panceta, ni los diversos embutidos para poner a la parrilla. Tabernas y restaurantes se han lanzado también al menú del día de SanRafael con variedades que van desde la mariscada al surtido de la gastronomía local, con migas, arroz, ensalada de naranja y pastel de cidra. En definitiva, la fiesta de hoy es también fiesta para las cajas registradoras de todos estos establecimientos que en las vísperas de este 24 de octubre han tenido una actividad mayor de la normal. Todo sea por SanRafael.

  • Manuel

    Son las pequeñas cosas las que te hacen disfrutar verdaderamente de la vida. Lo mismo que los cordobeses disfrutamos con una buena compañía y un perolete como Dios manda, yo, que me encuentro fuera de mi ciudad, he deleitado con este pequeño artículo.

  • J.P.SARTRE

    Pero que esperamos de una ciudad Bobalicona,capillita y sin mas oferta ni propuesta que el peroleo y el facheo de fachada.
    Los politrincones como el Sando-kani.los Duranes,y los de la pana del Rosismo (Tejadas,cucurricucu.) a levarselo y de fiesta Marcelina. Entre tanto tonto cordoba se desprende de los mejores que se van o los exilian… Entretanto,LA CAJASUR DE LOS VASCOS,nos monta un congreso de innovacion social,puro plagio de otos proyectos cordobeses