El Fuste » Archivo » Góngora, otra vez

Góngora, otra vez

Jesús Cabrera | 29 de noviembre de 2011 a las 7:00

 

La voz de alerta la dio Arturo Pérez Reverte este fin de semana: una casa en la que vivió Góngora en Madrid fue víctima de un asalto de okupas. El hecho en sí no tiene mayor importancia de no ser que esta vivienda padece un peligroso grado de abandono, lo que la hacer ser víctima fácil para la patada en la puerta. Más allá del desalojo policial de los improvisados inquilinos el hecho denuncia la dejadez que a todos los niveles existe sobre este patrimonio más o menos relacionado con nuestros laureados literatos. A la vez que se celebraba en Córdoba un importante congreso sobre la obra del autor de Soledades, se conocía esta noticia, una más sobre la incuria de este patrimonio. La historia no guardó memoria de la casa en que nació don Luis, aunque se supone que fue en la calle de las Pavas. La residencia en que murió estuvo en pie hasta hace prácticamente unos días. Después de que se revitalizase la figura de Góngora, tras la reivindicación de su obra a cargo de la Generación del 27, una vez que su producción era ya motivo de estudio en todas las universidades del mundo, esta casa frente a la parroquia de la Trinidad era derribada hace sólo unos 40 años para construir un centro docente. Qué paradoja. Nadie alzó la voz en aquel momento y sólo el pintor Miguel del Moral, como ahora ha hecho Pérez Reverte, en señal de modesto homenaje al poeta, se hizo con una de las columnas del patio para ponerla de guardacantón en la fachada de su estudio en la calle de la Hoguera.

Los comentarios están cerrados.