El fornicio

Jesús Cabrera | 14 de enero de 2012 a las 7:00

Pensaba escribir este artículo de hoy sobre el balance que el concejal del PSOE Francisco Alcalde hizo ayer sobre la organización municipal de las fiestas navideñas y también sobre el disfrute que se dieron anoche los del PP en Málaga. También he desechado hacerlo sobre la grima que le ha dado a Francisco Tejada la programación que tendrá el expositor de Córdoba en Fitur. Otra posibilidad era traer a este espacio con un análisis sobre el escándalo destapado por Rafa Ruiz en el Imdeec, algo que está muy bien, pero también lo he descartado porque no quiero corromper a ningún adolescente que ose leer este modesto artículo. No es plan tampoco que se me señale con el dedo por la calle por despertar los más bajos instintos de quienes lean mi opinión sobre la disputa por la secretaría general del PSOE. Con la mano en el pecho he orillado, totalmente contrito, la posibilidad de escribir hoy sobre la corrupción que nos rodea, sobre el desarrollo del juicio a Camps, sobre la última de Urdangarin, sobre el escandalazo de los ERE. No quiero que mi conciencia soporte una acusación generalizada de alentar la concupiscencia entre almas nobles. El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, nos lo ha puesto muy difícil a los periodistas cuando ha señalado sin matización a los medios, todos los medios, por “incitar la fornicación”. La semana que viene tendré cuidado al leer su carta, no vaya ser que despierte en mí alguna pasión lúbrica.

Los comentarios están cerrados.