Las cartas de Gómez

Jesús Cabrera | 27 de enero de 2012 a las 7:00

El empresario Rafael Gómez tenía justa fama de orador con seguidores cada vez que cogía un micrófono ya fuese en su etapa de presidente del Córdoba CF o durante la campaña de las elecciones municipales. Llegó a reunir en sus mítines una media más alta que el resto de sus contrincantes. Su fluida verborrea causaba sensación en quien la escuchaba por primera vez, pero llegaba a cansar porque los números estelares se repetían de actuación en actuación. La primera vez que intervino en un Pleno hizo que el auditorio enmudeciera. La defensa de los presupuestos municipales le valió el calificativo de “marca blanca del PP”, algo que le enfureció sobremanera. Lo que Gómez reservaba para sí eran sus dotes epistolares y de golpe se han conocido tres, dos a Rajoy y una a Nieto. Quien las lea detenidamente ve que el líder de Unión Cordobesa no tiene negro, porque hay momentos en los que uno recrea a la perfección su tono de voz. Ha nacido un nuevo Juan Valera. Como le coja gusto a esto, Rafael Gómez mandará cartas a todo el mundo, a Griñán, a Soraya, a Luis de Guindos y hasta a Wert. Esta faceta desconocida le puede hacer traspasar todas las fronteras y acabará escribiendo a los corintios y a los efesios. Rafael es así. La recomendación para sus seguidores es comenzar ahora a coleccionarlas, para que no falte ninguna. No vaya a ser que el día de mañana no llegue a acuerdo alguno con José Manuel Lara y nos quedemos sin sus obras completas.

Los comentarios están cerrados.