Los muertos del verano

Jesús Cabrera | 19 de agosto de 2012 a las 7:00

El calendario es tremendamente injusto. Los personajes célebres que fallecieron a lo largo del otoño, el invierno o la primavera no tienen el mismo derecho al reconocimiento anual que los que lo hicieron en verano. Morir en pleno estío tiene un plus, y si es agosto, mejor. Los muertos no mueren del todo mientras se les recuerda y todos tienen derecho a esto, pero no es equitativo que se recuerde más a unos que a otros. John Lennon murió en diciembre y cada año tiene derecho a unas breves referencias mientras Elvis Presley lo hizo un 16 de agosto que se rememora con excursiones a su casa de Mephis, concursos de imitadores, programas especiales y páginas en los periódicos en las que se vuelve a analizar lo ya analizado de la profundidad de su voz o de la elasticidad de su pelvis. El objetivo no es otro que recordar a esta grandísima figura del rock, y me pregunto: ¿Lennon no tiene derecho a lo mismo?

Los comentarios están cerrados.