Obras con garantías

Jesús Cabrera | 21 de agosto de 2012 a las 7:00

Si el Ayuntamiento fuese más celoso en la calidad de los trabajos que las empresas contratadas realizan en la vía pública nos hubiésemos ahorrado en los últimos años una considerable cantidad de dinero y los cordobeses habríamos evitado una serie de molestias que no había porqué soportar. El caso más significativo de todos es el del carril de la Telefónica en la plaza de las Tendillas. Después de su radical reforma en 1999 padeció todos los veranos una serie de trabajos para eliminar los socavones que una y otra vez se producían en el pavimento. La obra, decíamos, se hizo en 1999 y la última actuación fue hace poco más de un año, cuando con motivo de la actuación en la calle Cruz Conde se aprovecho para la intervención definitiva. Esperemos que así sea. Otro caso parecido es el de la calle Puerta del Rincón, que es el tramo que va desde el Isabel la Católica hasta la cuesta del Bailío. Desde que se reformó esta vía, el adoquinado se ha hundido en más de una ocasión, lo que ha ocasionado que se vuelva a levantar de nuevo para unas reparaciones que hasta ahora han sido efímeras. Con las obras iniciadas ayer, tanto en esta calle como en Alfaros, lo primero que se ha acometido ha sido levantar todo el pavimento para colocarlo de nuevo como se debió colocar en un principio. Si todos estos trabajos estuviesen bien realizados desde un principio, como hemos dicho, tanto el Ayuntamiento como nosotros nos habríamos ahorrado tanto dinero como molestias.

Los comentarios están cerrados.