Dios bendiga a la HBO

Hyde | 18 de diciembre de 2008 a las 13:25

Ya no es un desprestigio para los grandes actores mudarse temporalmente a la TV. ¡¡¡Y quien me diga que Paul Giamatti no es un intérprete colosal lo ensarto con la bayoneta!!!

La miniserie ‘John Adams’ es un buen ejemplo. Retrato biográfico de uno de los padres fundadores de EEUU, quizás el más desconocido pese a su papel crucial, se trata de una de esas pequeñas joyas con las que nos maleduca de vez en cuando la HBO, cadena de nuestros amores. Cuando acaba uno de sus siete capítulos y uno se zapea por la televisión española, con sus Mira quién baila y sus chorradas varias, dan gansa de tirarse por la terraza para acabar con el sufrimiento. Qué desperdicio de dinero público cuando tenemos historia y televisiones (si sumamos todas las latinoamericanas) para hacer dos mil series como ésa.

 

Ahora que el próximo mes Obama toma posesión como nuevo presidente americano, me viene a la cabeza la escena de Adams llegando y saliendo tristemente de la Casa Blanca, cuando estaba aún en construcción en medio de un páramo, con obreros y criados negros, esclavos. Tras el largo esfuerzo de la guerra y la diplomacia en Europa, el sueño y la euforia de Adams por haber conquistado la presidencia se vienen abajo en esa desoladora y emocionante escena. Aún quedaba mucho, mucho por hacer. Y cuando vea allí a Obama se me saltarán las lágrimas al acordarme de la serie, como seguro que a miles de espectadores.

Que nadie espere grandes batallas por la independencia, al estilo ‘Norte y Sur’, porque no las hay. Ni violencia ni un relato lineal hiperdetallado de la creación de EEUU. Pero hay muchas secuencias sublimes, como la discusión entre Adams, Franklin y Jefferson sobre la Declaración de Independencia, que el último escribió. No recuerdo una escena tan realista ni concreta sobre ese momento estelar de la Humanidad, que diría Zweig. 

 ‘John Adams’ es genial desde los vestuarios hasta la emocionante música de sus créditos de la que ya hablamos en otro post, es una novela televisiva sobre el nacimiento y forja de un país, de un sueño y sobre la lucha pacífica de un ciudadano, repito un CIUDADANO, comprometido con la libertad pero víctima de sus contradicciones, su ambición, su enorme vanidad y su moderado puritanismo. Y es una enorme historia de amor. Al lado de John Adams siempre está su mujer Abigail, tan protagonista como él. Laura Linney hace un papel magistral, es el pilar del protagonista, su faro, su protectora y quien lo pone en su sitio cuando se le suben los humos entre tanta Declaración de Independencia, Constitución y guerras. El resto de personajes también demuestran la importancia de un buen casting. Vemos a George Washington con un David Morse muy bien caracterizado; los sueños revolucionarios y románticos de Thomas Jefferson, un gran Stephen Dillane; el ‘bon vivant’ de Benjamin Franklin que interpreta el siempre estupendo Tom Wilkinson…

Dios bendiga a la HBO. Una vez más.

  • Agustín Rivera

    Hyde, ¿está disponible la serie John Adams en DVD?

  • Su

    Y lo odiosas que son las comparaciones con los discursos y las chorradas que salen hoy de las bocas de nuestros políticos… Vale! Es un guión pensado y meditado! Pero los documentos históricos, las declaraciones, los escritos de aquellos tiempos son reales, están ahí, y por desgracia parece que el político involuciona por momentos. La serie desde luego eleva el alma y el espíritu sin llegar a caer en la ingenuidad, pero refuerza la fe en las personas. Hoy eso es muy difícil.

  • Hyde

    Me temo que por ahora sólo en Amazon