El cine ha muerto » Archivo » Galactica

Galactica

Hyde | 4 de junio de 2009 a las 23:59

Se acerca el final -bueno, en EEUU llegó hace semanas- de Battlestar Galactica. Atrás quedan miles de años luz recorridos, cientos de escaramuzas con los Cylon, y uno de los mejores pilotos que se han hecho jamás para televisión. Cierto, dura casi tres horas. ¡Pero qué tres horas! El piloto de la revisión del siglo XXI de esta serie que a muchos nos marcó de niños, en esa nebulosa que son los finales de los setenta y principios de los ochenta, es mejor que la gran mayoría de películas de ciencia ficción que se hacen hoy día.

Los creadores de la nueva Galactica decidieron dar un montón de vueltas de tuerca al original. El más atrevido, sin duda, que Starbuck fuera una mujer. Aguerrida pero guapa, masculina, pero muy femenina. Pero hay otros muchos, que acaban convirtiendo una serie sobre buenos y malos, humanos y androides, en una versión televisiva de Blade Runner. De hecho, diría que los guionistas se pasan al final y la gran Galactica se convierte en una serie menor, en una especie de culebrón, con tanta metafísica de Cylon queriendo ser humano, de sentimientos a través de los chips. Sin embargo, nunca iré tan lejos como el Starbuck original, el actor Dirk Benedict (el Phoenix del Equipo A), que en su blog puso a caer de un burro la nueva versión de su serie. “Starbuck perdido en la castración”, tituló un post lleno de rencor -y con razón- hacia los ejecutivos que cancelaron la original después de recortar presupuesto en una segunda temporada infame. Pero a Benedict se le va la mano y se le ve la vena machista y ahora carca que tan bien reflejó en la pantalla.

En la nueva Galactica sí aparece Richard Hatch, el anterior Apolo. Hatch escribió unas cuantas novelas sobre el universo de la serie y en 1999 rodó un episodio que convenció a las productoras para volver a lanzar el show, lo que no ocurriría hasta 2003. Un año y poco después del 11-S, de la lógica paranoia en EEUU ante los ataques inesperados, ante las brechas en la seguridad, ante los infiltrados. Todo el mundo es vulnerable, y Cáprica parece Nueva York.

Para el papel fundamental, o por lo menos él lo convierte en el principal, escogieron a Edward James Olmos, actor siempre encasillado en papeles latinos y quien, por cierto, tiene un personaje destacado en Blade Runner. Es el almirante Adama que interpretó anteriormente Lorne Greene, el padre de Bonanza. Y la presidenta es otra actriz de cierto prestigio, Mary Mcdonnell, la protagonista junto con Kevin Costner de ‘Bailando con Lobos’, y que en los 90 tuvo su momento en el cine.

En Galactica hay sexo (de humanos con humanos, de humanos con cylons, de cylons con cylons…), acción, suspense. Incluso miedo a la desaparición de la raza humana. Y ahora que la serie ha acabado después de cuatro temporadas y algunos webisodios, me apena que el éxodo llegue a su fin. Por muy pesada que se me hiciera la tercera temporada, por muy liosos que acabaran los guiones. Por eso atesoro los últimos capítulos en el disco duro de mi ordenador como si fueran las claves de navegación para llegar a la Tierra.

  • Fernando

    La piratería es delito, y no debería atesorar nada en su disco duro, sino comprarse los dvd´s.

  • hyde

    Querido, le invito a ver mi colección de DVDs de Galactica de las tres primeras temporadas. La cuarta acaba de emitirse en EEUU, por lo que resulta del todo imposible comprarla. Y a menos que me den una tarjeta verde, no hay otra forma de verla. Porque si tenemos que esperar a que alguna televisión española la compre, antes harán una tercera versión. Y sí, los discos duros están para atesorar cosas.

  • Fernando

    Cariño, acepto su invitación. Pero sigue siendo piratería: espere a que la cuarta temporada salga en dvd en España y entonces cómprela.

  • St. James

    Estimado Doc:

    Flipado quedo con el artículo de Mr. Benedict, al que imagino fumándose un puro en un club para fumadores de Venice Beach, mientras soba el culo de una playmate rubia de bote, que le solaza de tanto liberal dañino. No le juzgue mal: él vivió a tope la Era Reagan y no concibe otro mundo que el de la testosterona al servicio de la Madre Patria, donde los hombres portan cigarros y las madres portan futuros soldaditos que aún devoran potitos.

    De “Galáctica” sólo puedo decirle que la trasegué en cuestión de mes y medio, pero mi desinterés tras ver los últimos capítulos de la 4/1 y los primeros de la 4/2 ha crecido hasta el punto de que me da auténtico canguelo ver la conclusión de la serie. Ahora que lo pienso, tengo cada vez más afianzada la impresión de que la aparición en la serie de la Sra. de Raimi, no tanto por ella misma sino por su personaje, ha tenido mucho que ver en el despropósito argumental.

    Alguien debería decirle a estos señores que “Galáctica” nunca fue Twin Peaks ni debió pretender serlo. No molesta tanto que lo que al principio era ciencia ficción hard haya ido derivando en un laberinto místico de dobleces interraciales y delirio mesiánico, sino la escasa inteligencia que demuestran sus guionistas intentando gobernar un velero tan cargado como el Irish Rover, que amenazaba con volcar desde hacía tiempo.

    Con todo, su recordatorio probablemente me lleve a terminar de una vez con lo que empecé, aunque mi reciente visionado de las 4 temporadas de la resurrección del Dr. Who han satisfecho mi apetito de sci fi, en este caso desinhibida y delirante. Al día de hoy prefiero el flequillo de David Tennant al parche de Tigh, y el culito de Freema Agyeman a las espaldas natatorias de Starbuck.

    Es lo que pasa con el fantastique cuando alguien se lo toma tan en serio como para desbarrar como en “Galáctica”. Al final, la sana irreverencia es la que se lleva el gato al agua. O igual es cosa de la edad, porque le confieso que en los últimos años, en la gran pantalla, también me satisface más el espíritu gamberro de De Palma que el chaqueterismo autoral de Scorsese.

    Y deje usted de bajarse cosas, que luego llora el niño Jesús. O tal vez su primo, el Bautista.

    Un abrazo
    St. James

  • RaveN

    Me temo que, si algo no está licenciado en España, se puede fanzinear de forma libre (hasta que se licencie).

    En este caso, aunque no sea un fanzine, sí es una copia para fans hasta que llegue aquí lo que tiene que llegar.

  • Hyde

    St. James, gustosamente le cedo este blog. Da gusto leerle, demonios. Podríamos escribirlo al alimón…
    Siga con su casting de Song of Ice and fire, me interesan mucho sus opiniones. Y se le esperan nuevas recomendaciones, que los sons of anarchy nos han dejado sedientos…

  • St. James

    Estimado Doc:

    Agradezco sinceramente su elogio y su oferta, pero mi compromiso con este blog tendría que limitarse a encargos puntuales, dado que últimamente me encuentro involucrado en un proyecto, precisamente televisivo, que roba gran parte de mi tiempo libre y mi inventiva.

    Eso sí, no dude de que cumpliré gustosamente con esa posibilidad puntual que le ofrezco, y que podríamos enfocar a aquellas series que usted no ha visto aún (The Big Bang Theory, por ejemplo) o a ciertos productos clásicos que he tenido la oportunidad de trasegarme o revisitar en los últimos meses (The Outer Limits, The Twilight Zone, One Step Beyond, The Prisoner, The Black Adder, Robin of Sherwood…) Dejo ese guante a la espera de que usted lo recoja.

    Del casting de Song of Fire and Ice podremos dar pronto noticias oficiales, aunque de momento ya sabe usted que a mi entusiasmo por la elección definitiva de Peter Dinklage como Tyrion se une la absoluta decepción por haberse otorgado el papel de Catelyn Stark a una señorita de cuya capacidad interpretativa no dudo, pero sí de su carisma para un rol con tanta necesidad de fuerza. No me imagino la “Boda Roja” con esta niña, no…

    Y me despido recomendándole (al margen de que me otorgue la responsabilidad de encargarme yo de su análisis) que se obsequie este verano con unas carcajadas made in The Big Bang Theory. Por cierto, ¿es usted fan de Curb your enthusiasm, titulada en España como “El Show de Larry David”? Este Cassavetes de la comedia merece su visionado, se lo aseguro.

    Un abrazo,
    St. James

  • St. James

    Estimado Doc:

    Si lo considera oportuno, me apetece estrenarme con un post sobre “Curb your enthusiasm”, titulada dentro de nuestras fronteras como “El Show de Larry David”. No me cabe duda de que en cuanto conozca usted a este cabronías calvo le hará un sitio entre sus “caritas”.

    Por cierto, me acaba de llegar la noticia de que el papel estelar de la adaptación televisiva de “Los Pilares de la Tierra” ha recaído en nuestro apreciado Ian McShane. Lo curioso es que, según apuntan, el encargado de dar vida al hijo de éste será Rufus Sewell, que no sólo es un actor solvente y con carácter, sino que presenta un increíble parecido físico con McShane. Uno llega incluso a sospechar que el segundo es el resultado de una inconfesa canita al aire del primero.

    Y si no, juzguen ustedes:

    http://www.imdb.com/name/nm0574534/

    http://www.imdb.com/name/nm0001722/