Una sorpresa, una recomendación y una pronta decepción

Hyde | 24 de agosto de 2009 a las 16:11

Con cierto retraso, terminada ya ‘In treatment’ y mientras uno aguarda a que llegue cada domingo para zamparse lo último de ‘Entourage’, ‘True Blood’ y ‘Hung’, estamos salvando los últimos calores de este verano con la ayuda de Californication. Le tenía cierta manía a este serie por el exagerado narcisismo de David Duchovny (y, lo confieso, porque mi novia estaba enamorada de Mulder). Y he tardado en ver la segunda porque me resultaba increíble que se le pudiera seguir dando cuerda al argumento. Pero al quedarme sin otros materiales he descubierto que me equivocaba. Esta edición (y a finales de septiembre arranca la tercera) es mucho más divertida y desvergonzada que la primera. Hay capítulos, como el de la cena en casa de Hank, antológicos. Y todo en parte por la incorporación de ese personaje autodestructivo que interpreta el cylon Callum Keith Rennie.

Tampoco está nada mal (aunque no pasará a la historia) ‘Nurse Jackie’. El primero de los muchos que me la recomendaron fue el siempre fiel y siempre demente St. James, que se ha empeñado últimamente en que la empresa cierre este blog. Pero aún así, mantenemos la oferta para que escriba algo más que sus atinados comentarios. Sí, Edie Falco está soberbia, pero no podemos evitar que se nos encoja el corazón al recordar a Carmela Soprano y estamos un poco hastiados de series hospitalarias como para poner ésta en lo más alto de nuestras preferencias, por mucho que  sea tan irreverente y distinta.

Para terminar, una decepción de primer capítulo. ‘Lie to me’, protagonizada por el encasillado Tim Roth (el eterno malo malísimo de cualquier film), no aporta gran cosa. Al menos su primer capítulo. Y muy desesperado y aburrido tendré que estar para darle una oportunidad al segundo.

  • St. James

    Estimado St. James:

    Siento decirle que se equivoca: no fuí yo uno de los valedores de “Nurse Jackie”. Me temo que se confunde con “Sons of Anarchy”, de la que sí me consta que le hice una alentadora mención antes de que usted mismo se aficionara.

    Por lo demás, agradezco su oferta, prometiendo enmendarme (sólo un poco) para que mi demencia no afecte a la buena marcha de su web. Le propongo la creación de un espacio mensual dedicado a las series clásicas, que son las que más atraen mi atención últimamente, y que inaugurarían un terreno donde no habría el más mínimo peligro de pisarnos.

    Le anticipo un pequeño apunte de los productos que podría tratar:

    – Monty Python´s Flying Circus
    – The Outer Limits
    – Twilight Zone
    – Los Siete de Blake
    – A Bit of Fry and Laurie
    – Robin de Sherwood (ITV-1984)
    – Caída y Auge de Reginald Perrin
    – This is not nine o´clock news
    – La Víbora Negra
    – Survivors (1975)
    – One Step Beyond
    – Hammer House of Horrors
    – Sherlock Holmes (Granada TV)
    – Poldark

    Como comprobará, mi faceta demente sólo es comparable a mi “viejunismo” televisivo y a mi anglofilia. Quedo a la espera de su luz verde, que se añadirá a las luminarias de muchos colores que me acompañan constantemente. Creo que la ingesta de yogures caducados, acompañando al visionado nocturno del interminable spot “Ultimate Rock Ballads” me ha dado la puntilla.

    Un saludo,
    St. James

  • Hyde

    Querido St. James.

    Tiene usted luz verde, amarilla y azul, del color que quiera. Esperamos su primer post con ansiedad para esa nueva sección, un tanto carrocilla y bastante melancólica, de este blog. Mande sus textos, hombre, aunque algún otro lector me regañe por subcontratador.

  • St. James

    Estimado Doc:

    Recojo sus luces de colorines y las añado a las ya insidiosas que me siguen. Si le parece bien la periodicidad mensual, le propongo el siguiente programa, hasta final de año:

    -Septiembre: La Víbora Negra
    -Octubre: The Outer Limits
    -Noviembre: Survivors
    -Diciembre: Robin of Sherwood o Sherlock Holmes (a su criterio)

    Si mi trabajo y labores de escritura (y los celadores del frenopático, y mis vástagos alienígenas, y los dragones…) me lo permiten, intentaré obsequiarle con algún extra fuera de programa.

    Un saludo,
    St. James

    PD: Renuncio a los 2.500 euros mensuales en chuches, pero exijo un beanie con hélice para Reyes.