Archivos para el tag ‘Abed’

Lecciones de parodia comunitarias

Hyde | 18 de febrero de 2011 a las 13:03

Parodiar películas e incluso otras series de la propia cadena o de las rivales es un clásico en las comedias televisivas. Pero ninguna ha llegado al nivel de maestría alcanzado en esta materia por ‘Community’. Sí, nuestro grupo de estudio favorito tiene muchos altibajos, es una serie de dientes de sierra. Pero merece la pena tragarse sus diez peores episodios cuando sabes que tienes uno antológico esperándote en algún momento.

En la temporada pasada parodiaron las pelis y series de mafiosos en ‘Contemporary American Poultry’ y también las de acción, desde ‘Matrix’ a ‘La Jungla de Cristal’, en la hilarante ‘Modern warfare’. Hace un par de semanas hicieron lo propio con la saga de ‘El señor de los anillos’, las pelis, libros y juegos de rol de fantasía. ‘Advanced Dungeons and Dragons’. No paré de reírme.

Luego, claro está, tenemos a Abed y sus imitaciones, desde Don Draper a Batman. Y qué decir de Senor Chang, uno de los mejores personajes secundarios que ha dado la tele en los últimos tiempos. A la NBC le perdono todos sus pecados anteriores, que son muchos, sólo por ‘Community’.

Se supone que las comedias televisivas son de usar y tirar, de un único consumo. Atesoro estos tres capítulos para volver a verlos. Y la risa surge de nuevo, pura, libre, como la primera vez.

Sonrisas y lágrimas

Hyde | 20 de enero de 2011 a las 9:31

abed

Por mucho globo de oro que se haya llevado, ‘Glee’ dejó de ser la mejor comedia de la parrilla hace bastante tiempo. Justo en el momento en que se hizo extraordinariamente popular y Ryan Murphy se vio obligado, cadena Fox mediante, a rebajar su tono y huir de lo políticamente incorrecto. Sí, hay capítulos estupendos, y los dedicados a cada artista pueden ser una gozada para los fans, como aquellos de Madonna o Lady Gaga, pero ‘Glee’ no provoca las carcajadas que sí causan sus rivales. El otro premiado por la asociación de periodistas extranjeros en Hollywood, Jim Parsons, tampoco pasa por sus mejores horas. Los ‘geeks’ de ‘The Big Bang Theory’ garantizan un buen rato, pero han perdido la frescura de sus primeras temporadas y resulta preocupante el abuso de las risas enlatadas, un recurso que cada vez funciona peor.

No tiene falsas risas ‘Modern family’, aunque esta sitcom familiar a tres bandas experimenta demasiados altibajos en su segundo año. También tiene sus picos de montaña rusa, pero cuando ofrece un capítulo genial, nada está a la altura de ‘Community’, la comedia sobre ese grupo de estudio de perdedores en una universidad pública con la que la NBC se ha redimido un poco de sus muchas pifias. Abed ha conquistado con todos los méritos el título de mejor personaje cómico que hasta hace poco ostentaban Barney Stinson y Sheldon Cooper. Va siendo hora de que le caiga algún premio al actor de origen indio-polaco Danny Pudi, capaz lo mismo de imitar a Don Draper, al Morfeo de ‘Matrix’ a Batman o a cualquiera de los mafiosos de Robert de Niro en algunos de los mejores episodios de comedia que se han emitido en los últimos meses. Por cierto que el maléfico Senior Chang tampoco se queda atrás.

No es exactamente una comedia, porque a veces ofrece momentos absolutamente dramáticos -como el final de la tercera temporada-, pero uno también puede reírse de lo lindo con las aventuras y sinvergonzonerías de Hank Moody, el escritor descarriado y autodestructivo que protagoniza ‘Californication’. En su cuarta temporada sigue siendo un vehículo para que David Duchovny exhiba su narcisismo, pero lo cierto es que el personaje tiene encanto y atractivo.

Pero si este año hay una comedia que está atreviéndose a indagar en territorios no demasiado explorados es precisamente una de las más veteranas. ‘Cómo conocí a vuestra madre’, ‘HIMYM’ para los amigos, ha deparado episodios geniales, de gran originalidad pese a que la serie de la CBS había dado muestras de agotamiento el año pasado. Nos equivocamos al darla por muerta. En la sexta temporada sus guionistas, que quieren darle mayor complejidad a los personajes y tramas, se han atrevido a romper una regla no escrita: no hagas llorar a un público con las defensas bajas que sólo aguarda risas. En los dos últimos capítulos emitidos nadie diría que ‘HIMYM’ es una comedia. Pero son geniales y valientes. Eso esperamos de la buena televisión.