Archivos para el tag ‘CBS’

El mejor banquillo

Hyde | 10 de mayo de 2012 a las 13:27

Los ascensores son esos sitios apretados, casi tensos, en los que el silencio obliga muchas veces a decir tonterías, a hablar del tiempo, a mirar nerviosamente el reloj, el techo, hasta llegar a la planta de destino. Si encima se trata de un rascacielos, uno se pasa cierto tiempo en ellos. Dan mucho juego en los anuncios y en dos de las mejores series de televisión del momento y de todos los tiempos, como son ‘Mad Men’ y ‘The Good Wife’. Esta última despedía hace una semana su tercera temporada prácticamente saliendo del ascensor. En una secuencia cómica que refleja su grandeza y su insuperable casting.

La serie de la CBS, la cadena en abierto líder en Estados Unidos, nunca será una obra de masas y grandes audiencias, pero es la que le otorga más prestigio a la emisora, garantizando premios y buenas críticas. De ahí su renovación para una cuarta entrega. La creación del matrimonio King es mucho más que un vehículo para el lucimiento de la extraordinaria Julianna Margulies. En estos tres años ha demostrado una profundidad de banquillo esplendorosa, con personajes perfectamente concebidos que ‘clavan’ sus intérpretes. Y no se trata ya solo de su larga lista de secundarios de lujo. Kalinda, Diane, Will, Cary, Eli Gold, Peter Florrick, la abuela, los niños, David Lee forman un equipo titular que se va pasando el balón el uno al otro a la perfección. Pero es que luego llegan una tercera traca de fuegos artificiales con las estrellas invitadas, sea un juez loco, abogados rivales como los que encarnan Michael J. Fox y Martha Plimpton, o incluso clientes insoportables como el que interpreta Dylan Baker. También el ‘enemigo’ de este año del fiscal Florrick en su camino a la política es formidable: Matthew Perry demuestra que además de talento para la comedia, puede resultar un perfecto y cínico hijo de puta.

 

Puede que esta haya sido la menos buena de las tres temporadas de ‘La Buena Esposa’. Lo cual no constituye una crítica, sino un elogio a lo fantásticas que fueron las dos primeras. Ha habido más altibajos y la trama ha ido buscando su rumbo, como es natural cuando encima se filman 22 episodios de gran calidad media, un alarde creativo y de guión. Si el primer año nos encontrábamos un ama de casa relativamente insegura en su regreso al duro mundo de la abogacía tras el escándalo de su marido, y en el segundo empezaban a cambiar las tornas, ya no está claro ni que la buena esposa sea tan buena ni que la serie vaya exclusivamente sobre ella.

 

Series que no molestan

Hyde | 26 de mayo de 2011 a las 12:47

Hay series que se estiran como el chicle, y aunque hayan perdido gran parte del sabor original, las sigues masticando. De vez en cuando te sorprenden con una alegría, cual pompa, y te alegras de aguantar algunos capítulos repetitivos, de ser fiel a unos personajes que después de cinco o seis años, forman parte del paisaje de tu hogar, como ese viejo sofá que te niegas a cambiar. Otras series, sin embargo, te pegan fuerte de salida, pero llega un momento en el que la traición al espectador es tan absoluta que sólo quieres enviar a guionistas y creadores al infierno. Algunas de ellas las acompañas hasta el final, a regañadientes, y otras las mandas a paseo.

Ahora que se ha cumplido un año del final de ‘Perdidos’, con la perspectiva del tiempo parece más que claro que le sobró al menos año y medio, que el final, por hermosamente grabado que estuviera, por muy amorosamente que tratara a los personajes, fue una estafa total. ¿Seis años para esto? El guionista jefe de cualquier nueva serie debería firmar un contrato de buenas intenciones, ante notario, en el que garantice que habrá una mínima coherencia de principio a fin. O avisar de lo contrario. En caso de llegar hasta el último episodio con la solución ‘Los Serrano’ (ya saben, todo ha sido un sueño) habría que prever una serie de castigos que pasarían por la inhabilitación de los productores y el cierre temporal de la cadena.

La clave, como siempre, está en las cuentas. Hay series que pese a repetirse como el ajo les salen bastante rentables a las televisiones. Es el caso de ‘Como conocía vuestra madre’, una comedia que nos dio grandes ratos y que la CBS ha renovado sine die pese a que empecemos a estar hasta las narices de no tener ni idea de quién es su puñetera madre. Incluso empieza a ocurrirle al tercer año a la otra sitcom estrella de la misma cadena, ‘The Big Bang Theory’, también con continuidad más que garantizada.

En el campo de las series de acción, la sexta temporada de ‘Supernatural’ ha recibido numerosas críticas con una línea común: la CW tenía que haber finiquitado con dignidad las aventuras de los hermanos Winchester en la quinta. Pero ha habido al menos cuatro o cinco episodios tan fantásticos, (como el excepcional ‘The French Mistake’) que a servidor no le molesta seguir viendo las peripecias de estos cazadores de monstruos. Sam, Dean, Bobby, Cas e incluso Crowley ya son como de la familia…

Abogados absueltos

Hyde | 10 de junio de 2010 a las 10:31

The Good WifeCon la venia, señoría, tengo que refutar todos esos argumentos en contra de mi cliente. Sí, es una serie de abogados. Pero su pertenencia a ese subgénero no debe ser argumento para la discriminación. Sí, se trata de una serie de una cadena generalista, bajo la dictadura semanal de las audiencias, y no de un atrevido cable de pago, cuyos ejecutivos siempre están dispuestos a dar más libertad creativa a los guionistas. Pero en este caso la CBS se ha disfrazado de HBO, aunque sin enseñarnos carnes, señoría, porque todo tiene un límite. Hay muchos prejuicios contra mi cliente, señoría. Prejuicios basados en el desconocimiento. Porque a lo largo de las siguientes líneas, señoría, demostraremos que ‘The good wife (La buena esposa), no sólo no es una serie de picapleitos más, sino que es una obra redonda que merece mucho la pena. Aunque el jurado esté hasta las narices de ver togas intentaremos convencerlo.

Esta serie de la CBS es diferente, juega con la amplia escala de grises que caracteriza a las buenas tramas, cuenta con un casting de lujo y los juicios, si el fiscal me permite decirlo, no son lo principal.

Hace un par de semanas terminó la primera temporada de una de las series revelación de este año, protagonizada por la excelente actriz Julianna Margulies, pero rodeada de un elenco inmejorable de buenos actores y mejores personajes. Desde la ambigua y exótica Kalinda (Archie Panjabi), hasta Peter Florrick (Chris Noth). Del inquietante Eli Gold de Alan Cummings al tenebroso pero divertido Colin Sweeney de Dylan Baker. Hasta los jueces invitados para apenas diez minutos de pantalla son interpretados por secundarios de primer orden.

Seguramente ‘La buena esposa’ sea lo mejor que hayan hecho en los últimos diez años los cada vez más comerciales y perdidos hermanos Scott, aunque sólo sea en su faceta de productores. Vale, no tienen mucho más mérito que reconocer el talento de Michelle y Robert King y poner la pasta, pero alguna redención se han ganado por tanto bodrio reciente.

Sin entrar en espoilers, podemos decir que el final de la temporada cierra un círculo pero deja abiertos muchos interrogantes. Comenzamos con una Alicia hundida y humillada, con su marido en la cárcel por usar su cargo de fiscal del Estado de Illinois para favorecer ciertos intereses y además verse envuelto en una fea trama de prostitutas. Así que desempolva su título de abogada, se quita el delantal de ama de casa, vende obligada su mansión y se va a un apartamento de alquiler con sus dos hijos adolescentes. Y a los cuarentaytantos entra casi de becaria en un bufete de Chicago. La señora Florrick tiene mucho talento, es una madre cornuda que lucha contra viento y marea para sacar a su familia del pozo, a la que sólo vemos unas lagrimitas cuando su trabajo está en riesgo.

No queremos dar pena a este jurado. Aunque lo parezca, mi clienta no es ninguna santa. Y ni falta que le hace, señoría. Así que pedimos su absolución y que este tribunal elimine todos los prejuicios injustos que sufre esta buena esposa.