Archivos para el tag ‘Globos de Oro’

Sólo para freakies absolutos de Dexter

Hyde | 16 de diciembre de 2009 a las 12:15

Mañana sale el artículo en las páginas de televisión del grupo Joly, pero no puedo esperar tanto tiempo para compartir esto con los fans de Dexter. OJO, sólo deben verlo los que hayan sido tan freakies como servidor y ya hayan visto el episodio final de la cuarta temporada, emitido el pasado domingo por Showtime. Abstenerse los que no lo hayan hecho, porque el spoiler es tremendo, como el episodio. Llevo obsesionado desde anoche, cazando más detalles cada vez que lo vuelvo a ver. Qué serie más genial, qué narices tienen sus guionistas. Qué grande es Michael C. Hall y qué fantástico ha sido Lithgow como su némesis, aunque al principio no nos convenciera. REPITO: Si sois de los que se esperan al doblaje de la serie (muy mal hecho, por cierto) y a su emisión en España, ni se os ocurra ver la entrevista de Hall y Lithgow, porque os revela gran parte del argumento. Es más, ni pulséis el botón de play porque nada más hacerlo se os jode el final. Sé que es tentador, pero advertidos quedáis.

http://www.youtube.com/watch?v=lOBBL45nb8o http://www.youtube.com/watch?v=WxyaHaC9rNc&feature=related

Pedrea, pedrea

Hyde | 12 de enero de 2009 a las 14:22

http://es.youtube.com/watch?v=0FxrdW33uMwSeis aciertos y medio. Supongo que eso me daría una pedrea en la quiniela. Pero el chasco gordo de los globos de oro fue el premio de mejor actriz para Anna Paquin. Anteriormente ya hemos hablado de las emociones contrapuestas que nos produce True Blood. Es una serie original, del maestro Alan Ball, que engancha a pesar de que no sabemos si es buena o si no vale un duro. Pero lo peorcito de la misma son las caritas que pone la ganadora del oscar por ‘El Piano’, aunque cierto es que no tenía una gran competencia. Por otra parte, ‘John Adams’, como era fácil prever, ha arrasado. Incluso el gran Tom Wilkinson se ha llevado el premio de secundario.

Póngase el traje

Hyde | 11 de enero de 2009 a las 14:25

http://es.youtube.com/watch?v=zHK5oxHu5QY&feature=related Por petición popular (bueno, en realidad sólo lo ha pedido un internauta despistado, pero seguro que hay miles clamando por lo mismo…), ahí va la siguiente quiniela de los Globos de oro que se entregan esta noche. Más que una quiniela es una lista de preferencias, porque seguro que fallaremos más que una escopeta de feria.

Mejor serie:

Dexter, aunque ganará Mad Men. Nuestro querido psicópata merece un premio y los publicistas fumadores y acosadores de secretarias no me acaban de entrar, la verdad (¿será porque también han calificado a esta serie como la “sucesora” de Los Soprano?)

Mejor comedia o musical de TV:

De las nominadas, me quedo con Entourage (El séquito), Ya expuse anteriormente mis reticencias a 30 rock, la gran favorita (pero prometo tragármela entera, Matías).

Mejor actor en una serie dramática:

Michael C. Hall. Por lo mismo de antes. Pero no se descartan Gabriel Byrne y, por supuesto, Jon Hamm. Echamos mucho de menos entre los nominados a Bryan Cranston, de la magnífica Breaking Bad, y ganador del Emmy en la misma categoría.

Mejor actriz en serie dramática:

Mientras no se lo den a Anna Paquin o a Sally Field nos sentiremos satisfechos, aunque no tenemos muchas esperanzas.

Mejor actor y actriz de comedia:

Es inevitable que se lo den a Alec Baldwin y Tina Fey. Aunque sienta debilidad por Kevin Connolly y Steve Carell.

Mejor miniserie:

Sinceramente, no he visto las demás. Pero si no gana John Adams será un escándalo. :)

Mejor actor y actriz de miniserie:

Por la misma e inaceptable subjetividad ignorante anterior, todo lo que no sea la victoria de Paul Giamatti y Laura Linney me irritará bastante.

Mejor actor secundario en serie:

Aunque Jeremy Piven/Ari Gold es nuestro héroe y dan ganas de emularlo en la redacción, Neil Patrick Harris se merece el premio. Sería LEGENDARIO que se lo dieran por su irresistible Barney, lo más gracioso que hemos visto en años, como su serie, How I met your mother, que deja a Friends a la altura del betún…

Mejor actriz secundaria:

Ni la más remota idea.